La corbeta rusa “Smerch” de la clase Nanuchka III ha sido mejorada con nuevos misiles y cañones.

Una fotografía aérea de la corbeta de la Armada rusa ‘Smerch’ muestra el barco con los nuevos misiles antibuque 3M24 Uran (SS-N-25 ‘Switchblade’).

La corbeta clase Nanuchka (nombre dado por la OTAN para una serie de corbetas o pequeños barcos construidos para la Armada rusa (designación soviética Proyecto 1234 Ovod)  ha sido la primera de los pequeños barcos de misiles del Proyecto 12341 de la Flota del Pacífico en incorporan importantes mejoras en su casco.

Los 16 nuevos misiles antibuque J-35 Uran en cuatro estructuras de cuatro misiles cada una, han sustituido a los 6 misiles P-120 Malakhit (SS-N-9 Sirena) más antiguos que incorporaba desde su puesta en servicio.

La imagen fue tomada desde un avión de patrulla marítima Lockheed P-3C Orion (MPA) de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón (JMSDF) el 15 de julio de 2019 durante un tránsito de la corbeta desde su base de Kamchatka hacia Vladivostok.

La corbeta Smerch antes de la modernización.

La nave ha sido sometida a una profunda revisión y modernización a todos los niveles del buque incluyendo una nueva planta propulsora más eficiente y económica, un nuevo sistema de control de tiro y un nuevo equipo de misiles que le permitirá enfrentarse no solo a blancos navales sino también terrestres, en el Centro de Reparación del Noreste de JSC (anteriormente conocido como la 49ª planta de reparación de buques y  ahora parte de United Shipbuilding Corporation) en Vilyuchinsk (Territorio de Kamchatka) de 2017 a junio de 2019, convirtiéndose en la primera corbeta de la clase Nanuchka de la Armada rusa, en ser re-equipada con el avanzado sistema de misiles Uran.

Además, también se anunció a principios de agosto que el Centro Dalzavod de Reparación de Barcos (en Vladivostok) completó la instalación de un nuevo sistema de cañones navales AK-176MA de 76 mm a bordo de la corbeta.

El cañón AK-176MA montado en el barco durante las pruebas.

El AK-176MA está equipado con un sistema de control digital y un nuevo sensor electroóptico, que permite detectar y atacar objetivos en cualquier condición climática a larga distancia.

Se espera que la corbeta Smerch regrese a las fuerzas de preparación permanentes de la Flota del Pacífico a finales de año, tras las pruebas de los nuevos sistemas de armas.

Xavier Vavasseur

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com