La F-105 Cristóbal Colón hace escala en la India para apoyar la industria de defensa española.

La fragata española Cristóbal Colón, la más moderna de las Fuerzas Armadas, inició ayer una escala de cinco días en la ciudad de Bombay (oeste) en su travesía hacia Australia con el objetivo de fomentar la industria de Defensa de España en la India y avivar las relaciones militares entre los dos países.

La Cristóbal Colón, que partió el pasado 9 de enero de Ferrol fue recibida en el puerto de Bombay por el cónsul general español en esa ciudad, Andrés Collado, y representantes de la agregaduría de Defensa española.

El capitán de Navío Carlos Maté, agregado de Defensa destinado en Nueva Delhi, explicó a Efe que esta escala se debe a que en su travesía a Australia la fragata hace paradas en países como la India, “donde puede haber ciertos intereses actuales o futuros”, apuntó.

“Esto responde al intento de establecer una mayor relación entre las Fuerzas Armadas de los dos países y por otro lado apoyar también a la industria de defensa nacional, que es Navantia, para que muestre aquí lo que es capaz de hacer, su tecnología”, aseguró Maté.

Con motivo de fomentar el encargo por parte de las Fuerzas Armadas indias a la industria española de fragatas como la Cristóbal Colón, durante los próximos días se llevarán a cabo diferentes actividades en sus instalaciones o la realización de ejercicios conjuntos.

Después la fragata, que realizó previamente otra escala en Arabia Saudí, continuará su travesía hacia Australia con una parada más en Singapur.

Según detalló el agregado de Defensa, la Colón permanecerá en Australia desde febrero hasta junio “adiestrando a dotaciones australianas, que han adquirido unos destructores con sistemas muy parecidos”.

“Además (las Fuerzas Armadas australianas) están en la fase final para decidir si adjudican a Navantia ocho fragatas (…) Así que ahí va al auxilio la Armada española”, sentenció Maté.

El pasado mayo Navantia ya rubricó un contrato en Australia para la construcción de dos barcos, con la posibilidad de un tercero, y también un contrato de mantenimiento para los primeros cinco años después de la entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *