La fragata alemana Baden-Württemberg regresa de las pruebas de agua caliente.

Durante varias semanas, la fragata Tipo 125 Baden-Württemberg (F222) ha estado probando sus sistemas técnicos en condiciones climáticas extremas y en situaciones de combate realistas. Zarpó para Brasil el 7 de febrero para probar los sistemas de a bordo cerca de la línea del ecuador y regresó a su base el 16 de abril.

Una gran número de sistemas técnicos a bordo de una nave necesitan refrigeración, ya sea por aire o por agua. En un buque de guerra, esto incluye no solo los sistemas de propulsión y ventilación, sino también sensores como los radares. A medida que aumentan las temperaturas en el entorno del barco, los sistemas de refrigeración de estos sistemas también están sujetos a una mayor demanda. Para saber si un nuevo buque de guerra puede soportar las exigencias de las condiciones de funcionamiento en caliente en condiciones reales, los sistemas de refrigeración también deben someterse a varios programas de prueba complejos antes de la primera operación real.

Sólo la propia marina puede probar en condiciones de combate.

Para poder probar un barco naval de manera significativa, se necesitan programas complejos a largo plazo, que reproduzcan lo más fielmente posible un escenario operativo de despliegue. Esto solo es posible después de que la nave haya sido puesta en servicio. Mientras que la industria, junto con la Bundeswehr, asegura la verificación funcional puramente técnica de un barco antes de esta fecha, la Bundeswehr lleva a cabo pruebas significativamente amplias que también incluyen las condiciones operacionales.

Los resultados actuales de las zonas marítimas frente a la costa brasileña han confirmado que los sistemas de la “Baden-Württemberg” son capaces de soportar condiciones extremas. Las fragatas de la clase 125 están diseñadas para temperaturas exteriores de entre menos 15 y más 45 grados centígrados y para temperaturas del agua que oscilan entre poco menos de cero a más de 30 grados. La contraparte de la prueba de agua caliente es la prueba de agua fría, que la fragata había completado previamente.

En general, las pruebas de agua fría y caliente forman parte de varias etapas de las pruebas de la nave. En consecuencia, los expertos del Centro de Pruebas de Operaciones Navales de “Baden-Württemberg” también estuvieron en el viaje al ecuador.


No hay restricciones del programa de pruebas debido a la situación del coronavirus.

Cuando la fragata salió de su puerto de origen, Wilhelmshaven, a principios de febrero, la vida pública en Alemania y de gran parte del mundo no estaba aún restringida por la pandemia del corovirus. Sin embargo, desde el 10 de marzo, no se permitió a nadie abandonar el barco ni subir a bordo para proteger a la tripulación. Un permiso para bajar a tierra previsto de varios días en el puerto brasileño de Salvador de Bahía fue cancelado. La nueva situación no tuvo ningún efecto en las pruebas del barco.

En su viaje de ida y vuelta a Brasil, la fragata Baden-Württemberg recorrió un total de unas 13.500 millas náuticas (25.000 kilómetros). Además de Salvador de Bahía, también hizo escala en otros puertos para abastecerse de combustible, pero nuevamente sin que nadie de la tripulación pudiese desembarcar.

Deutsche Marine

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.