La Fuerza aérea afgana lanza por primera vez una bomba láser en combate.

El avión de ataque ligero de la Fuerza Aérea Afgana utilizó una bomba guiada por láser para destruir un complejo talibán en el sudoeste de Afganistán.

La Fuerza Aérea Afgana (AAF) utilizó por primera vez bombas guiadas por láser durante una misión de apoyo aéreo en la provincia de Farah, en el suroeste de Afganistán, el día 22, según una declaración del 27 de marzo de la misión de Apoyo Resoluto liderada por la OTAN.

Un escuadrón de aviones de ataque ligero AAF Embraer / Sierra Nevada Corporation A-29 Súper Tucano lanzó una bomba guiada por láser GBU-58 sobre un complejo talibán para apoyar las operaciones terrestres del ejército afgano. “La caída resultó en un impacto directo a lo largo de la ruta de una importante operación de limpieza del Ejército Nacional Afgano, marcando la primera vez que las AAF lanzaron una bomba guiada por láser en combate”, dice la declaración de la OTAN.

Los pilotos de la AAF supuestamente optaron por emplear la GBU-58 sobre otra bomba no guiada para evitar daños colaterales. No está claro si hubo civiles heridos en el ataque. El A-29 Super Tucano puede transportar hasta dos bombas de caída libre convencionales o inteligentes de 500 libras (226 kilogramos), además de misiles aire-aire de corto alcance, ametralladoras y cohetes. El avión constituye el pilar de la potencia aérea afgana.

El A-29 Super Tucano es un avión turbohélice diseñado específicamente para operaciones de contrainsurgencia y puede equiparse con una amplia gama de bombas (incluidas municiones guiadas de precisión) y ametralladoras .El avión es bastante barato para operar con una hora de vuelo que cuesta alrededor de  1.000 dólares”.

La Fuerza aérea afgana lanza por primera vez una bomba láser en combate. Texto
Un grupo de armeros prepara una bomba GBU-58 en un A-29.

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos gastó 427 millones de dólares en el marco de su llamado Programa de Apoyo Aéreo Ligero/A29 en Afganistán para suministrar a las AAF 20 aviones A-29 a finales de este año. Las AAF actualmente operan 12 aviones en su país y siete A-29 adicionales estacionados en la Base de la Fuerza Aérea en Moody, Georgia, para el entrenamiento de pilotos. (Un A-29 se estrelló durante un vuelo de prueba y aún necesita ser reemplazado). Los siete A-29 serán transferidos a Afganistán en las próximas semanas.

Cada A-29 cuesta alrededor de18 millones de dólares. En octubre de 2017, el Pentágono  ordenó  seis A-29 adicionales para la AAF. “La producción de estos seis nuevos aviones comenzará de inmediato en Jacksonville, Florida, y elevará a 26 el número total de aviones proporcionados al Programa”, anunció en un comunicado el fabricante brasileño de aviones Embraer Defense & Security.

La AAF utilizó por primera vez bombas guiadas por láser GBU-58 / B en un campo de entrenamiento en Afganistán en diciembre de 2017. El ataque del 22 de marzo “se produce apenas tres meses después de que la AAF completara su entrenamiento para emplear una bomba guiada por láser”, según la declaración de la OTAN del 27 de marzo. “El personal de armas de la AAF y los jefes de mecánicos cargaron, armaron y lanzaron el avión con una mínima aportación de asesores”.

La AAF cuenta actualmente con unos 8.000 miembros y 129 aviones en total.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com