La Fuerza Aérea de EE.UU. comienza a probar prototipos de refugios de protección para el B-21.

El programa B-21 Raider de la Fuerza Aérea ha comenzado a probar prototipos temporales del Refugio de Protección Ambiental en la Base de la Fuerza Aérea de Ellsworth, en Dakota del Sur, la ubicación preferida para la primera de las tres bases de operaciones principales del B-21 cuando entre en servicio.

La Fuerza Aérea completó un prototipo de Refugio de Protección Ambiental del B-21 Raider en Ellsworth el 26 de febrero, y está avanzando en la prueba de múltiples modelos para determinar las mejores y más rentables opciones que podrían ser utilizadas en las principales bases de operaciones junto con otros lugares. Los refugios complementarán los hangares de mantenimiento en cada una de las principales bases de operaciones, señaló la Fuerza Aérea.

“Los refugios de protección ambiental ayudan a prolongar la vida útil del avión y a reducir el mantenimiento necesario al limitar la exposición a los rayos ultravioleta, limitar la acumulación de nieve y el deshielo, y limitar las operaciones de formación de hielo/deshielo que experimentan los aviones con el paso del tiempo”, declaró el coronel Derek Oakley, director de la Oficina de Integración y Gestión de Sistemas del B-21 de la AFGSC, en un comunicado de prensa de la Fuerza Aérea.

Infografía B-21 Raider en refugio.

“Estos refugios también nos ayudan a generar salidas más rápidamente al eliminar la necesidad de tener que mover siempre los aviones dentro y fuera de los hangares”, dijo Oakley.

Se seleccionó Ellsworth como lugar de prueba de los refugios por encima de las otras posibles bases de operaciones principales, debido a las condiciones meteorológicas que permitían una mayor recogida de datos.

“Recogeremos algunos años de datos sobre estos refugios y luego incorporaremos esos datos al diseño final del Refugio de Protección Ambiental”, afirmó Oakley.

Ellsworth, junto con la Base de la Fuerza Aérea de Whiteman en Missouri y la Base de la Fuerza Aérea de Dyess en Texas, han sido seleccionadas como las ubicaciones preferidas para las bases operativas del B-21, aunque Ellsworth es la principal opción para la primera ubicación. Se espera que en verano se anuncie cuál será la primera ubicación, a la espera del proceso de la Ley Nacional de Protección del Medio Ambiente.

Una vez nombrada la primera ubicación, se iniciará la construcción en ella y se pondrá en marcha un segundo proceso de la Ley Nacional de Protección del Medio Ambiente antes de 2022 para determinar el orden de las siguientes bases operativas principales.

La Fuerza Aérea ya ha dado luz verde a la compra de al menos 100 B-21. Pero ese número podría llegar finalmente a más de 220, según los comentarios de funcionarios como el comandante del Mando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, el general Timothy Ray, sobre las futuras necesidades de bombarderos del servicio.

Mientras tanto, el director de la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea, Randall Walden, declaró a la revista Air Force Magazine que espera que el primer vuelo del B-21 tenga lugar a mediados de 2022.

Diana Stancy Correll

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.