La Fuerza Aérea de EE.UU. deja en tierra la flota de bombarderos B-1 por motivos de seguridad.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ordenó ayer la inspección inmediata de toda su flota de bombarderos B-1 por motivos de seguridad relacionados con su “sistema de canalización de caída”, que se utiliza para enderezar el asiento de expulsión del avión antes de que se despliegue el paracaídas principal del asiento.

Aunque no se permite volar a ninguno de los aviones, la orden no es técnicamente una inmovilización oficial a tierra de toda la flota, ya que cada avión podrá regresar inmediatamente a las operaciones de vuelo después de la inspección.

“La parada de seguridad proporcionará a los técnicos de mantenimiento y equipos de vuelo de la tripulación el tiempo necesario para inspeccionar minuciosamente cada aeronave”, declara el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea en un comunicado.

“A medida que se completen estas inspecciones y se resuelvan los problemas, la aeronave regresará al vuelo”, agrega la declaración.

El Comando de Ataque Global no precisa cuánto tiempo durarán las inspecciones.

Oficiales de la Fuerza Aérea han señalado que el problema de la rampa de descarga que llevó a una parada de seguridad similar el año pasado, no está relacionado con el actual problema del asiento de expulsión de la aeronave.

Los 61 bombarderos B-1 con los que cuenta la Fuerza Aérea están actualmente estacionados en bases dentro de Estados Unidos, por lo que la orden no afectará las operaciones en el exterior.

El Rockwel B-1 Lancer es un bombardero convencional cuatrimotor de largo alcance con ala de geometría variable y fue utilizado para realizar ataques aéreos contra objetivos militares sirios en 2018 tras el uso de armas químicas por parte del régimen.

Apodado “The Bone” (el hueso), el B-1B Lancer presta servicio a la Fuerza Aérea desde 1985 con el Mando Aéreo Estratégico de la USAF como bombardero nuclear.

Ryan Browne

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com