La Fuerza Aérea de EE.UU. publica finalmente nuevos detalles de su bombardero sigiloso B-21.

La Fuerza Aérea, junto con el fabricante del bombardero, Northrop Grumman, ha publicado tres nuevas fotografías que son en realidad tres versiones de la misma imagen del bombardero clasificado B-21 Raider de próxima generación, en la puerta de un hangar, mostrando nuevos detalles de las tomas de aire, el tren de aterrizaje y la forma del fuselaje en varios hangares de las bases en Estados Unidos.

En una de las fotografías se muestra un prototipo del B-21 escondido en un hangar de la Base de la Fuerza Aérea de Ellsworth, Dakota del Sur, que actualmente es una base de B-1B Lancer; el segundo muestra el avión en la Base de la Fuerza Aérea de Whiteman, Missouri, que actualmente alberga el B-2 Spirit ; y una última foto en la que se presenta el B-21 en la Base de la Fuerza Aérea de Dyess, Texas, que también es una base de B-1.

El año pasado, el servicio anunció que la primera base operativa del B-21 estaría en Ellsworth y que también albergaría la primera unidad de entrenamiento formal del bombardero. Se espera que Whiteman y Dyess reciban a los B-21 Raiders “a medida que estén disponibles”, dijo el servicio en ese momento.

El B-21 está todavía a años de distancia. Las autoridades han dicho que las primeras entregas deberían comenzar a mediados de la década de 2020, pero han tenido cuidado de no informar sobre demasiados detalles para proteger la tecnología del B-21.

Mientras que los entusiastas han comparado el perfil elegante del B-21 con el bombardero sigiloso B-2, también desarrollado por Northrop, un especialista en aviación militar del Servicio de Investigación del Congreso se apresuró a señalar una diferencia potencial.

Al alterar el contraste de la foto, “se hace evidente que lo que parece el ‘pico’ es el borde de ataque delantero. La nariz (como se muestra) no es tan afilada como la del B-2”, tuiteó el sábado “Jeremiah Gertler”.

La Fuerza Aérea planea comprar unos 100 bombarderos, pero podría terminar comprando más dependiendo de las necesidades del servicio.

Los funcionarios están transmitiendo los planes del programa y el calendario de eventos a los comités de defensa del Congreso, así como a los altos mandos del Pentágono. En agosto, el jefe de Estado Mayor el general Stephen Wilson dijo que estaba contando los días para el primer vuelo del bombardero en diciembre de 2021.

En 2016, la Fuerza Aérea anunció que nombraría a su próxima generación de bombarderos LRS-B, Raider, en honor a los legendarios Doolittle Raiders del servicio. El veterano de la Segunda Guerra Mundial Richard E. Cole, el último Doolittle Raider sobreviviente, hizo el anuncio ese año.

La Fuerza Aérea le otorgó a Northrop el contrato, inicialmente por valor de 21.400 millones de dólares, en 2015. Se espera que los costes totales superen los 55.000 millones de dólares durante la vida del programa.

La Fuerza Aérea no ofreció ningún comentario sobre el lanzamiento de las nuevas imágenes, o por qué fueron lanzadas en este momento en particular.

Military.com

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com