La Fuerza Aérea de EE.UU. realiza por primera vez ataques aéreos con el F-35A.

La US Air Force ha lanzado por primera vez su avión F-35 en combate, utilizando dos de los modernos aviones para destruir una red de túneles de ISIS y un alijo de armas en Irak el 30 de abril.

Los ataques aéreos del martes, la primera utilización por parte de la Fuerza Aérea del modelo F-35A, siguen a los realizados por las Fuerzas de Defensa de Israel en mayo de 2018 y a los F-35B del Cuerpo de Marines en septiembre de 2018.

Según el Comando Central de las Fuerzas Aéreas, el ataque aéreo se produjo en Wadi Ashai, en el noreste de Irak. Un comunicado de prensa informó que los combatientes de ISIS “han estado intentando trasladar municiones, equipos y personal” a Wadi Ashai para “establecer las condiciones para su resurgimiento”, lo que ha provocado una contraofensiva por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes apoyadas por la Fuerza de Tarea Combinada.

“Los F-35A llevaron a cabo el ataque aéreo utilizando  munición especial para atacar la red de túneles de Daesh y un gran depósito de armas en las montañas de Hamrin, un lugar capaz de amenazar a las fuerzas de Irak”, señala el comunicado de AFCENT.

La Fuerza Aérea ha estado desplegando en las últimas semanas los F-35A en la base aérea de Al Dhafra en los Emiratos Árabes Unidos. Fuentes oficiales no han especificado cuántos F-35 están operando actualmente en  Oriente Medio, pero si se conoce que todos los aviones pertenecen a las Alas de caza 388 y 419 de la Base Aérea de Hill en el estado de Utah.

El F-35, fabricado por Lockheed Martin, es el avión de combate más nuevo del ejército estadounidense. El programa se ha visto afectado por el exceso de costes y programas desde su inicio hace unos 20 años.

Los operadores del F-35 desplegados en Al Dhafra elogiaron la utilidad de la suite de sensores y computadoras de alta gama de la aeronave en un entorno de combate.

“Tenemos la capacidad de recopilar, fusionar y transmitir tanta información, que hacemos que cada avión sea más letal en todas sus acciones”, declaró el teniente coronel Yosef Morris, comandante del Cuarto Escuadrón de Combate y piloto de F-35. “Eso, combinado con tecnología de baja observabilidad, nos permite complementar cualquier grupo de fuerzas combinadas y pasar la información recabada a otros aviones de cuarta generación”.

Valerie Insinna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com