La Fuerza Aérea de EEUU espera recibir de Boeing su primer KC-46 en la primavera del 2018.

Aunque Boeing sostiene que puede entregar el primer KC-46 a finales de este mismo año, la Fuerza Aérea tiene muchas dudas de que esto sea una realidad y en su planificación de nuevos aviones no prevé recibir éste cisterna hasta finales de la primavera de 2018. 

De cualquier manera, la primera entrega – originalmente prevista para septiembre – se retrasará por lo menos un par de meses.

“Las principales cuestiones que frenan las entregas, son el logro de las certificaciones de aeronavegabilidad de la FAA y la finalización del programa de pruebas en vuelo”, dijo la Fuerza Aérea en un comunicado emitido días después de la conclusión de la evaluación del riesgo anual. “Una vez que Boeing recibe las aprobaciones de diseño restantes de la FAA, las pruebas continuarán a un ritmo más rápido”. 

La FAA, o Administración Federal de Aviación, es una agencia reguladora aeroespacial del gobierno de los Estados Unidos con poderes para regular todos los aspectos de la aviación civil en el que se incluye la certificación de aeronaves.

En este momento, la Fuerza Aérea no ha alterado su expectativa de que Boeing podrá cumplir con la fecha límite de octubre de 2018 que exige que la compañía entregue 18 cisternas y nueve cápsulas de reabastecimiento. Sin embargo, la USAF tendrá una mayor confianza de estas previsiones cuando Boeing obtenga las aprobaciones de diseño final de la FAA. 

El anuncio del retraso no ha sido una sorpresa. El miércoles, el teniente general Arnold Bunch dijo que la Fuerza Aérea estaba informando a los legisladores de las demoras y anunciando que la previsión más probable, sería en septiembre de 2017.

“Boeing todavía está haciendo un gran esfuerzo para hacerlo más rápido y poder alcanzar las fechas de finales de año pero pensamos que es muy difícil que lo puedan conseguir “, dijo. “Todos estamos a favor de eso. Les proporcionaremos los recursos que podamos para que eso suceda”. 

En una declaración por correo electrónico, el portavoz de Boeing, Charles Ramey, reconoce el riesgo en el calendario de pruebas KC-46. Sin embargo, afirmó que la compañía todavía puede entregar el primer avión a finales de 2017.

“Esperamos ser mucho más eficientes durante la segunda mitad de las pruebas, ahora que el diseño se ha estabilizado. La mayoría de los ensayos de desarrollo se han completado, lo que reduce el retraso a la certificación y a la verificación. Además, recientemente agregamos un sexto avión (el segundo avión de baja producción inicial) al programa de pruebas en vuelo, lo que ayudará con la eficiencia de la demostración y mejorará nuestra capacidad de completar puntos de ensayos en tierra y en vuelo en el futuro “, dijo. “No estamos descubriendo ningún nuevo riesgo técnico.”

La previsión de la USAF es adquirir un total de 179 tanqueros hasta el año 2027. El KC-46 resultó elegido en febrero de 2011 como vencedor del programa KC-X, para la adquisición de un avión cisterna que sustituyese al Boeing KC-135 Stratotanker en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *