La Fuerza Aérea de Estados Unidos detiene el entrenamiento de los pilotos turcos del F-35.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha retirado a 26 militares turcos de su programa de entrenamiento de aviones de combate F-35 debido a las preocupaciones de “seguridad” derivadas de la actual disputa sobre la presión de Turquía para comprar tanto aviones estadounidenses como un sistema de defensa antimisiles ruso, ha declarado un funcionario de defensa que está directamente familiarizado con el asunto.

Específicamente, a los oficiales de la Fuerza Aérea les preocupaba la decisión pendiente de poner fin a la participación de Turquía en el programa F-35 este verano si se avanza con un plan para comprar el sistema de defensa aérea ruso S-400 que podría afectar el objetivo de los pilotos turcos, comentó el funcionario.

El general de brigada Todd Canterbury, comandante del ala en la base Luke de la Fuerza Aérea, tomó por su cuenta la decisión el viernes, a pesar de que no hay pruebas de que los turcos representen una amenaza para la aeronave  o el personal de los EE.UU. o de que no puedan concentrarse en volar.

La preocupación por la seguridad se está explicando como el mismo procedimiento que se utiliza para inmovilizar temporalmente a los pilotos militares estadounidenses si se enfrentan  a un “acontecimiento importante en su vida”, como un divorcio o la muerte de un familiar, que podría ser motivo de distracción durante las operaciones de vuelo, explicó el funcionario a CNN.

El teniente coronel Mike Andrews, portavoz del Departamento de Defensa, confirmó que los pilotos ya no están entrenando.

“El departamento es consciente de que los pilotos turcos de la base Luke no están volando. Sin un cambio en la política turca, continuaremos trabajando estrechamente con nuestro aliado turco para reducir su participación en el programa F-35”, añadió.

El Pentágono anunció el viernes que Turquía tiene hasta el 31 de julio para llegar a un acuerdo con Estados Unidos sobre la compra del misil de defensa ruso S-400, de lo contrario, Estados Unidos bloqueará a Turquía para que no compre el avión de combate F-35 y deje de entrenar a sus pilotos.

En una carta dirigida al ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, el secretario de Defensa en funciones Patrick Shanahan escribió: “La adquisición del S-400 por parte de Turquía obstaculizará la capacidad de su nación para mejorar o mantener la cooperación con Estados Unidos y dentro de la OTAN”.

Shanahan advirtió que la compra del S-400 “conducirá a una excesiva dependencia estratégica y económica de Turquía respecto a Rusia”.

Ceremonia de presentación del primer F-35A de Turquía.

Pero mientras Shanahan sugirió que el entrenamiento no se suspendería en las próximas semanas mientras los dos gobiernos intentan encontrar una solución, la decisión de Canterbury acelerará el proceso para los 26 miembros del ejército turco, incluido seis pilotos y 20 miembros del personal de mantenimiento, a quienes se les ha revocado el acceso a la línea de vuelo de la base aérea Luke.

Si se les está permitiendo la permanencia en la base y tener pleno acceso a otras áreas, dijo el funcionario. Además, en la base aérea de Eglin continúa la formación presencial para el resto del personal turco.

El oficial de la defensa dijo a CNN que la decisión estaba basada completamente en preocupaciones de seguridad y que no tenía la intención de contradecir la declaración de Shanahan.

Funcionarios estadounidenses han advertido desde hace tiempo a Turquía que no se le permitiría adquirir el avión furtivo F-35 si sigue adelante con la compra del sistema de misiles.

Estados Unidos cree que el sistema ruso es incompatible con el avión F-35, diciendo que Moscú podría usarlo para reunir información de inteligencia de la aeronave. Pero Rusia siempre ha sostenido que tiene la intención de seguir adelante con su acuerdo para vender el S-400 a Turquía a pesar de las protestas de Estados Unidos.

Shanahan dijo el martes que planea abordar el problema durante una llamada telefónica con su homólogo turco el miércoles.

“Hemos suspendido algunas de las actividades en términos de formación. No hemos suspendido ninguna de actividad de mantenimiento. Y espero que mañana podamos intercambiar puntos de vista y recibir información actualizada sobre el tipo de progreso que hemos logrado” dijo.

El asistente del Kremlin, Yury Ushakov, afirmó el martes que el acuerdo para suministrar a Turquía el sistema de defensa aérea continuaría a pesar de las objeciones de Estados Unidos, dijo la agencia de noticias estatal rusa RIA-Novosti.

“Los acuerdos alcanzados y los acuerdos entre Rusia y Turquía en este contexto se están cumpliendo a tiempo”, declaró Ushakov a los periodistas cuando se le preguntó sobre la posibilidad de suministrar el S-400 a Turquía en el mes de julio, informó RIA-Novosti.

La entrega debía seguir “según lo planeado”, precisó Ushakov.

CNN Politics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com