La Fuerza Aérea de la India necesita permiso de Rusia para armar sus aviones Su-30MKI con misiles Derby de Israel.

En medio de informes que apuntan a que la India planea armar su flota de aviones de combate multiusos Su-30MKI con misiles Derby israelíes, medios de Moscú han advertido que el Ministerio de Defensa de la India necesitará el permiso de Rusia para realizar cualquier cambio en el caza de la Fuerza Aérea India (IAF) fabricado conjuntamente por las empresas Sukhoi Corporation de Rusia e Hindustan Corporatión Aeronautics de la India.

Según han confirmado fuentes de la defensa de Nueva Delhi, las condiciones del acuerdo entre ambas empresas implica en la “documentación técnica de la licencia”, que cualquier modificación para integrar armamento de terceros países necesitará el permiso del fabricante del equipo original.

El mes pasado, varios informes señalaban que la IAF tenía previsto integrar el misil israelí Derby de Rafael en el caza Su-30MKI para el 2022, en vista del alcance limitado del misil R-77 BVR que actualmente se encuentra operativo en el caza.

Mientras tanto, el fabricante ruso de misiles Vympel, que forma parte de la consolidada JSC Tactical Missiles Corporation (KTRV), ha ofrecido a la India los misiles RVV-MD de corto alcance, el RVV-SD de alcance medio y el misil RVV-BD de largo alcance.

El otro misil BVR (Beyond Visual Range) en el inventario de la IAF, es el MBDA Mica, instalado en el caza de fabricación francesa Mirage 2000, pero que no puede integrarse en el Su-30MKI debido a las restricciones del gobierno de Paris.

El misil aire-aire de largo alcance Derby (BVRAAM) está considerado como un arma altamente capaz para combates de medio y corto alcance, y está equipado con un buscador de radar definido por software y un motor de cohete sólido de doble impulso para proporcionar al misil una capacidad de ataque de “disparar y olvidar”, más allá del alcance visual y en todas las condiciones climáticas.

El misil tiene un alcance de 100 km con un peso de 118 kg, una longitud de 3,62 m y ha sido seleccionado para ser el misil principal aire-aire para armar el avión de combate ligero Tejas (LCA) de la IAF tras las exitosas pruebas de ensayos de lanzamiento en julio de 2018.

Actualmente, alrededor de 200 aviones de combate multiusos Su-30MKI están operativos en la IAF. La empresa estatal Hindustan Aeronautics Limited (HAL) ha estado produciendo y ensamblando las aeronaves bajo licencia de producción de Rusia. Además de un contrato anterior de suministro de 272 Su-30MKI a la IAF, la empresa con sede en Bangalore también ha ofrecido producir bajo licencia 40 Su-30MKI adicionales; sin embargo, hasta la fecha no se ha tomado ninguna decisión.

Russian Aviation

45 thoughts on “La Fuerza Aérea de la India necesita permiso de Rusia para armar sus aviones Su-30MKI con misiles Derby de Israel.

  • el 30 junio, 2020 a las 01:47
    Permalink

    Lo de India para mi es incomprensible, quiere jugar a ser superpotencia pero su ejército es un mosaico de material de todas las procedencias posibles e incompatibles, además tienen el extraño criterio de hacer grandes compras al aliado de su principal rival en Asia, lo que deja su defensa en manos de sus posibles enemigos futuros, en vez de nvertir desarrollar una potente ingustria tecnologica/militar prefieren gastar enormes sumas en mano facturas foráneas que no les servirán en caso de un conflicto real…. que alguien me lo explique

    Respuesta
  • el 27 febrero, 2021 a las 19:50
    Permalink

    Estimado Ocram, ya que nadie ha tenido la gentileza, intentaré responder tu pregunta. India no intenta jugar a ser superpotencia. Actualmente no se puede considerar a India una superpotencia económica, como EEUU o China, pero medido por PBI alcanza el 7mo lugar y por PPA (paridad por poder adquisitivo) en 3er lugar. De todas maneras es una economía con un nivel de desigualdad muy marcada en la distribución de los ingresos (un gran sector de su población es pobre o carenciada, con falta de servicios básicos), posee un muy bajo ingreso promedio y falta desarrollar su infraestructura, por lo que India debe ser colocado junto a los países “pobres”, con una economía en vías de desarrollo. Aún así, la consultora PwC (una de las más antiguas y prestigiosas firmas de auditoría, consultoría, asesoramiento legal e impositivo y servicios de tercerización para empresas focalizada en la industria, con presencia en más de 160 países y cerca de 230.000 colaboradores), pronostica que hacia 2050 será la 2da economía detrás de China, dejando a EEUU en 3de lugar.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 00:23
    Permalink

    India es el 2do país más poblado del mundo, detrás de China, pero a muy corta distancia (1390 contra 1440 M). Lo positivo de ello es que la proporción de población jóven respecto del total es muy alta, lo que da a India (y a China también) un dinamismo muy alto respecto a, por ejemplo, las naciones europeas, que tienen una alta proporción de gente que ha superado la etapa activa y muy baja natalidad. Además, India ha dedicado gran esfuerzo a la educación y es el país que mayor cantidad de estudiantes universitarios y de posgrado tiene en otros países, especialmente en EEUU y Europa. Asimismo, una importante proporción de sus científicos trabajan en el exterior para empresas extranjeras. Este es un capital humano que India ha creado y está empezando a obtener sus frutos, por ejemplo la ingente cantidad de patentes de productos (industriales, robótica, medicinales, farmacéuticos, electrónicos, etc.) de científicos indios, en otros países, pero también en India. La nación subcontinental esta intentando crear condiciones atractivas para ataer definitivamente esta marea de cerebros deplegados en todo el mundo.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 04:14
    Permalink

    Este esquema poblacional es el que proyectado generará esa inmensa actividad económica hacia mediados de siglo. India debe aún solucionar problemas de fondo como la corrupción y la distribución de ingresos, pero tiene grandes posibilidades de convertirse realmente en una superpotencia económica hacia mediados de siglo. Tampoco es una superpotencia militar, pero sus FFAA están en 4to lugar detrás de EEUU, Rusia y China, los “tres grandes”. Su gasto en defensa llegó a U$ 71,100M en 2020, alcanzando el tercer lugar luego de EEUU (740,500M) y China (261,000M), desplazando a Rusia y Arabia Saudí. India, país no firmante del TNPN, es potencia nuclear desde 1974 (aunque sus autoridades adujeron entonces que fue una prueba “pacífica”; su primera prueba “militar” fue hecha solamente en 1998) y está enfrentada con dos potencias nucleares: China (desde 1964) y Pakistán (desde 1998, aunque su desarrollo nuclear ya estaba maduro hacia finales de los ’70; sólo dio a conocer su capacidad en 1998, a pocos días de la prueba de India), lo que convierte a la región en la zona más “caliente” del globo.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 04:38
    Permalink

    India se enfrentó militarmente con Pakistán en cuatro guerras (1947, 1965, 1971 y 1999) y con China en dos oportunidades (una guerra en 1962 y el reciente conflicto “tibio” en 2020, ambas en la montañosa zona fronteriza de Ladakh). China, India y Pakistán no sólo poseen bombas nucleares, sino también misiles balísticos capaces de alcanzar los territorios de sus respectivos enemigos, y en el caso de China e India, SLBM armados también con misiles balísticos, mientras que Pakistán ha desarrollado misiles de crucero capaces de ser lanzados por los tlt de los submarinos, todos pasibles de ser armados con cabezas nucleares. Los tres países poseen satélites militares dedicados de distintos tipos (observación, comunicación, etc.) y tanto India como China han demostrado la capacidad de destruir satélites en órbitas bajas. Es decir, India tiene enormes responsabilidades defensivas en un país subcontinental, rodeado de dos enormes mares (golfo Pérsico y de Bengala) y adyacente al océano Pacífico y al mar de Andamán, ademas del estrecho de Malaca, lugares por donde pasan más de un tercio del comercio marítimo del mundo y gran parte del petróleo.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 05:00
    Permalink

    Estas responsabilidades generan la necesidad de unas FFAA muy grandes, acordes al nivel de la escala de protección necesaria. Es por ello que el ejército y la fuerza aérea indias son las cuartas en tamaño a nivel mundial y la armada es la sexta. Respecto de la armada india, es la única nación además de los países que integran el Consejo de Seguridad Permanente de la ONU (EEUU, Federación Rusa, China, Gran Bretaña y Francia) que posee SLBM (1 en servicio, 1 en pruebas de aceptación y 2 en construcción) y SSN (1 clase Akula II, en alquiler a Rusia). Ahora bien, el Sr. Ocram mencionaba el hecho de la disparidad de procedencias de sus armamentos, complicando enormemente el aspecto logístico y por ende, aunque no lo expresa tácitamente, su eficacia. Es una apreciación realista, pero tiene una explicación. India es el arquetipo de país no alineado (PNA), expresión surgida durante la guerra fría para calificar aquellos países que no deseaban seguir los lineamientos de las superpotencias. Por ello, sus armamentos tienen las más dispares procedencias: Rusia, EEUU, Gran Bretaña, Francia, Israel, etc.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 19:44
    Permalink

    La preponderancia de armamentos de origen ruso-soviético, especialmente en el ejército y la fuerza aérea, es porque a finales de la década del ’50 el PM Nehru intentaba crear las bases de una industria de avanzada en India; además, en 1960 Pakistán habia recibido algunos cazas F-104, desequilibrando la balanza de poder regional, ya que India no tenía nada en su inventario capaz de oponerse a la capacidad mach2 del avión estadounidense. Respecto de la industria aeroespacial India, demás de contratar ingenieros como Kurt Tank, creador del caza HAL HF-24 Maruth (que voló por vez primera en 1961), pretendía emprender la fabricación bajo licencia de cazas avanzados, pero exigía como condición la transferencia de conocimientos tecnológicos, no solo instalaciones de ensamblaje. Increíblemente, la IAF sentía preferencia por el F-104, pero las relaciones con EEUU se enfriaron como consecuencia de la sospecha de que India apoyaba a la URSS, a pesar de la declaración del país de la no alineación en la conferencia de Bandung (1955) y la creación del movimiento tercermundista.

    Respuesta
    • el 28 febrero, 2021 a las 21:35
      Permalink

      Fer65, ¡excelente, como siempre! Has explicado muy bien la situación actual de la india, su enorme potencia y los motivos históricos de la diversidad de su material bélico (casi tan diverso como su propia cultura).

      Solamente añadiría que, incluso teniendo en cuenta las razones, me parece que se debe en buena parte a una falta de planificación y de buen criterio. En este sentido se parece a Grecia (también por su situación de conflicto permanente, en este caso con Turquía), pero, en mi opinión, es un ejemplo de lo que no se debe hacer (lo cual no quiere decir que no estén haciendo cosas bien también, pero, eso sí, malgastando en otras).

      Respuesta
  • el 1 marzo, 2021 a las 00:43
    Permalink

    Gracias Víctor! Siempre haciendo aportes excelentes. También por los ánimos que me das. Es bueno saber que nuestros aportes no caen en el vacío. De todas maneras el tiempo que tengo es escaso y muy cortado y no puedo tener la continuidad necesaria. Intentaré completar la respuesta al Sr. Ocram.

    Respuesta
  • el 1 marzo, 2021 a las 19:48
    Permalink

    Irónicamente, el único país que decidió apoyar a India fue la URSS, con evidente intención de empujarla hacia su esfera de influencia. Aunque esto último no ocurrió, esta decisión resultó fundamental para que India decidiera en el futuro incorporar progresivamente cantidades crecientes de armamento de soviético y tras la desaparición de la URSS, de la Federación Rusa. Con respecto a los aviones de combate, proporcionó algunos MiG-21F-13 en 1963-64 equilibrando la balanza de poder con Pakistán y entregando la licencia de producción de un caza específicamente creado para la fabricación en India, el MiG-21FL Trishul (Tridente), un derivado degradado del MiG-21PF, del que se fabricaron 205 unidades en las instalaciones de HAL en Nasik (células) y Koraput (motores) a partir de 1966. Denominado HAL Type 77 (Izdeliye 77), las primeras 54 unidades fueron kits entregados por Mikoyan y ensamblados en India, pero luego fueron progresivamente incorporando piezas fabricadas en el propio país; a partir de 1970 todos los MiG indios eran completamente indígenas, incluyendo motores.

    Respuesta
  • el 2 marzo, 2021 a las 03:41
    Permalink

    Este fue el nacimiento de una larga y prolífica relación de India con el MiG-21 (cuya fabricación bajo licencia se extiende hasta el MiG-21Bis, incluso sus motores RD-25), produciendo en total más de 650 unidades hasta 1984. A partir de mediados de los años ’60 las armas rusas van ganando en preponderancia, instalándose en todos los servicios armados indios, hasta alcanzar una enorme proporción de 70% en algunos casos. La colaboración con la URSS y luego Rusia no se detuvo en la compra de armas, sino que se extendió a la investigación de tecnología militar, asesoramiento en propulsión nuclear para submarinos, creación de sociedades conjuntas para el desarrollo y fabricación de armamentos, etc. En este último campo, el misil de crucero BrahMos (derivado del P-800 Ónix) es un ejemplo de cooperación ruso-india; sin embargo India se retiró (al menos momentáneamente) del desarrollo conjunto del avión avanzado FGFA (derivado del Su-57) en el que India había depositado grandes esperanzas, para concentrarse en el desarrollo local AMCA, lo que demuestra que ésta relación tiene sus límites y no está carente de diferencias.

    Respuesta
  • el 2 marzo, 2021 a las 14:30
    Permalink

    En el caso de FGFA hubo incompatibilidades importantes en la transferencia tecnológica en aspectos tan sensibles como técnicas y materiales furtivos, motores y radares (que India pretendía fuesen desarrollos conjuntos y Rusia productos rusos terminados), la arquitectura del sistema de control (que permite la adaptación de armas), en la propiedad intelectual (y derechos) de patentes derivadas, entre otras, además que los requerimientos operativos que exigía la IAF estaban alejados de las capacidades que ofrecía el diseño presentado por Sukhoi. De todas maneras es tan importante el volumen de compras a Rusia, que India tiene un organismo que se dedica exclusivamente a tratar con Rosoboronexport, el organismo estatal ruso que se encarga de realizar las ventas exteriores de armas.

    Respuesta
  • el 2 marzo, 2021 a las 15:36
    Permalink

    Actualmente son muchos y variados los proyectos de compras de armas rusas por parte de India: 5 baterías SAM S-400 Triumf, 1000 MBT T-90 Bishima (producidos totalmente en India con ToT), 100+ helicópteros Ka-226T (negociaciones en curso), 4 fragatas furtivas Proyecto 11356 (2 de ellas se fabricarán en India con ToT), 750000 fusiles de asalto AK-203 (por medio de una empresa conjunta indo-rusa, a fabricarse en India en instalaciones totalmente nuevas creadas específicamente en Korwa), alquiler por 10 años un SSN clase Akula II (a partir de 2025, con sistemas de comunicación y acústicos de origen indio), por nombrar los más importantes. Pero India, como nación no alineada, también tiene numerosos sistemas adquiridos a terceras naciones: Francia, entre sus proveedores tradicionales (aviones Rafale), y dos nuevos proveedores que paulatinamente se han impuesto durante la década de 2010 en adelante: Israel y EEUU.

    Respuesta
  • el 2 marzo, 2021 a las 23:19
    Permalink

    India ha creado con Israel una importante sinergia interempresarial a partir de la política “Make in India”, que ha permitido desarrollar numerosos proyectos tecnológicos, especialmente sistemas electrónicos (por ejemplo para el avión HAL Tejas, del que el radar, el casco integral con presentador visual, el sistema de adquisición de blancos y la suite integrada EW) y misiles antiaéreos y aire-aire, entre ellos el BVR Derby, motivo de esta nota periodística. Con respecto a EEUU, su política de acercamiento a India, asimismo a partir de la década anterior, es coincidente con su alejamiento de su aliado regional tradicional (Pakistán) y la intensidad de su rivalidad global con China, lo que se ha traducido en que el congreso (estimulado por el DE) autorice la venta a India de sistemas de armas avanzados, en general para reemplazar material obsoleto de la era soviética (aviones de patrulla marítima P-8, helicópteros ASW MH-60T, de transporte CH-47F, de ataque AH-64F, transportes tácticos C-130J y estratégicos C-117, obuses remolcados M777, etc.); actualmente está tramitando la conpra de un sistema AA denominado IAWS, que comprende misiles Nasams II y FIM-92L Stinger.

    Respuesta
  • el 3 marzo, 2021 a las 00:19
    Permalink

    Esta marea de material estadounidense, de probada eficacia, no ha alcanzado a los aviones de combate, pues a pesar de las distintas ofertas por parte de Lockheed-Martin (F-21 Viper) y Boeing (F-18E/F/F y F-15EX), no carentes de beneficios económicos en forma de retornos industriales, instalaciones y ToT, la India es consciente del peligro inherente que implicaría para la nación subcontinental la utilización de material estadounidense en este rubro, que EEUU utilizaría en su favor para presionar a India a entrar en su órbita y convertirla en aliado permanente, lo que iría en contra del principio de no alineación que ha sido su característica histórica; asimismo, presionaría para que abandone su alianza estratégica con Rusia, pieza fundamental para sostener la neutralidad e independencia. Pero India a su vez, necesita la alianza con EEUU para contraponerse al gigante chino, en un delicado y peligroso juego geopolítico.

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2021 a las 03:58
    Permalink

    Amigo Ocram, he intentado responder la causa de por qué India hace grandes compras de armas ruso-soviéticas, pero en su ponencia se pregunta por qué India compra armas a Rusia, que es aliado de su principal rival (China). Este, supuesto no es exactamente así. Es cierto que cuando triunfa la revolución comunista en China en 1949, es la culminación de un proceso que se remonta a los primeros años posteriores a la PGM y que fue una conquista muy importante para la ideología comunista, que en esos años amenzaba tragarse Asia completa. Pero el comunismo chino, liderado por Mao Zedong,
    si bien basado en la doctrina marxista-leninista difería fundamentalmente de la de Moscú, ya que consideraba al movimiento campesino como factor fundamental del cambio social, mientras que en la URSS este factor era atribuido a los trabajadores. Es que el movimiento comunista en la Rusia zarista nació en las ciudades, como Moscú, Leningrado o Sebastopol y fue conducido por líderes surgidos de las fábricas y talleres, en donde se formaron los primeros “Soviets”, básicamente compuestos por obreros y soldados. El papel del campesinado era considerado secundario en el comunismo soviético.

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2021 a las 04:13
    Permalink

    (Sigue): A esta diferencia ideológica de base se sumaba el hecho que Moscú y en especial Stalin, pensaban que China debía ser un satélite supeditado a las decisiones soviéticas (acerca del modo en cómo debía realizarse la “revolución comunista” en el mundo y cómo debía ser conducida), tales como los países del este de Europa que quedaron bajo dominio ruso luego de la SGM. China,por su parte, pretendía ser tratada en igualdad de condiciones y con el mismo peso que la URSS y no estaba dispuesta a seguir las órdenes moscovitas. China (Mao) consideraba que su revolución, lucha y victoria había sido llevada a cabo sin ayuda de la URSS y que por ello tenía una jerarquía similar a la que había obtenido Rusia anteriormente. Con la muerte de Stalin (1953) y la ascensión de Kruschev, el enfrentamiento ideológico entró en una fase terminal, ya que el relajamiento de la actitud de la URSS frente a Occidente (hecho conocido como “Coexistencia Pacífica”) fue tomado por China como un revisionismo profundo de la doctrina revolucionaria y acusó a la URSS de traición a la causa socialista. Esta ruptura produjo una separación (en 1960) que aún hoy, luego de 60 años aún no ha terminado de cerrar

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2021 a las 11:53
    Permalink

    (Sigue): Esta ruptura ideológica tuvo varias consecuencias. La primera es una exacerbación de los nacionalismos por ambas partes; la segunda es una desconfianza mutua que se ha mantenido a pesar del paso del tiempo y los profundos cambios que han tenido ambos países (desaparición del comunismo en Rusia y apertura a Occidente en China). El nacionalismo chino frente a Rusia está fundamentado por la apropiación rusa de grandes porciones de territorio chino, como los referendos protegidos de Stalin a los Mongoles en la década del ’20; además de conflictos armados por cuestiones limítrofes en 1962 y 1969. Durante este periodo, documentos abiertos recientemente revelan que la URSS estuvo considerando atacar con armas nucleares a China hasta principios de la década del ’70. De todas maneras, en especial a partir de la muerte de Stalin hasta 1959, la URSS proporcionó a China ayuda económica y financiera a gran escala, en el supuesto que su retraso industrial y tecnológico le daría a la URSS una excelente oportunidad para asentar definitivamente su influencia. Esta podría haber sido mayor si no hubiera existido la ruptura.

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2021 a las 18:22
    Permalink

    (Sigue): De hecho, la industrialización y modernización de China no hubiera podido llevarse a cabo sin esta asistencia rusa que alcanzó niveles importantísimos, proporcionando la URSS varios miles de asesores técnicos, industriales, militares y administrativos. De hecho, a partir de la firma del “Tratado de Amistad, Alianza y Asistencia Mutua” chino-soviética (1950), la industria militar china se basó exclusivamente en la reproducción de material soviético, desechándose las armas de cualquier otro origen. Luego de la ruptura (1960), muchas armas de las que se habían adquirido las licencias de producción, como los aviones de caza MiG-17 y MiG-19, bombarderos Ilyushin Il-28 y Tupolev Tu-16 o tanques T-54A, entre muchas otras, constituyeron la base de sus propias versiones; otras, como el MiG-21, del que no se obtuvieron más que algunos aviones de las primeras series y algunos manuales incompletos, tuvieron que producirse a partir de la reversión industrial, de la que los chinos se han convertido en expertos.

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2021 a las 23:25
    Permalink

    (Sigue): Las relaciones chino-rusas no han sido fáciles a partir de la ruptura. Luego del derrocamiento de Kruschev (1963) Mao Zedong intentó un nuevo acercamiento con la URSS, pero el nuevo secretario general del Comité Central del PCUS (L. Brezhnev, ucraniano como Kruschev), prefirió mantener la frialdad en las relaciones con el PCC, incluso luego de la muerte de Mao (1976). Sus sucesores (Y. Andrópov y K. Chernenko) también mantuvieron distancias con China; sólo M. Gorbachov, con la URSS al borde de la desintegración intentó un nuevo acercamiento. Además de diferencias ideológicas, ambos gigantes comunistas arrastraban diferencias geopolíticas, que, como decíamos llegaron al enfrentamiento armado localizado. A partir de la división, ambas naciones se consideraron adversarios políticos acérrimos, si bien coincidieron, por ejemplo, en el apoyo a la revolución vietnamita. De todas maneras, el Vietnam de posguerra, alineado con Moscú, se convirtió en adversario de China, con quien tuvieron una guerra (1979) a causa de la invasión vietnamita a Campuchea, el único aliado de China en el SE asiático, derrocando al régimen Khmer Rojo.

    Respuesta
    • el 6 marzo, 2021 a las 04:26
      Permalink

      Las tensiones con Vietnam, que habían disminuido partir de la década del ’90, han resurgido a causa de la actitud expansionista de China en el mar de China Meridional, ocupando algunos arrecifes de las islas Paracel, cuya soberanía a reclamada por Vietnam, China y Taiwán. Rusia, aliada de Vietnam, ha vendido a la marina vietnamita 6 submarinos diesel-eléctricos clase Kilo mejorado, capaces de disparar misiles Kalibr y un buque de escape de submarinos; a cambio, ha arrendado la Bahía de Cam Rahn como base para su marina. Esto es, obviamente, una clara afrenta de Rusia para con China, dotando a su principal adversario y vecino en esa zona marítima-insular de un arma de importantísimo valor militar, ya que hasta ese entonces, carecía de ella. Volviendo al hilo temporal, a pesar de los esfuerzos de Gorbachov, las tensiones con China sólo cesaron con la desaparición de la URSS: hasta fines de los ’80, ésta mantuvo 44 divisiones en su larga frontera de más de 6000 km con China, 13 más que las desplegadas para enfrentar a la OTAN en el frente central en Europa.

      Respuesta
  • el 6 marzo, 2021 a las 11:59
    Permalink

    (Sigue): De todas maneras, con la desaparición de la URSS (y la política de apertura a Occidente por parte de Deng Xiaoping, sucesor de Mao Zedong, desde finales de los ’70), las relaciones sino-rusas han mejorado enormemente, al punto de que en 2014 China y Rusia firmaron un acuerdo por el cual Rusia se compromete a entregar a China gas siberiano en grandes cantidades, en forma continua durante 30 años, por un valor de U$ 400.000M. La cooperación entre ambos países se ha extendido a ámbitos sensibles antes inimaginables, como el sistema SAM/ABM/ASAT S-400 Triumf, desarrollado en Rusia y financiado por China, del que a su vez es primer cliente extranjero (4 baterías). En retribución, V. Putin ha revelado en 2019 que Rusia está ayudando a China a desarrollar un sistema de alerta para ataque de misiles, integrado con el HQ-19, el propio misil chino derivado del S-400. Estos ejemplos parecieran anticipar un rudimento de alianza militar. Esta sensación cooperativa podría verse reforzada si tenemos en cuenta que la primera salida al exterior del presidente chino Xi Jinping luego de su nombramiento (2013) fue precisamente a Rusia.

    Respuesta
  • el 6 marzo, 2021 a las 19:58
    Permalink

    (Sigue): Insistentemente se hace alusión a que la hostilidad manifiesta de Occidente, en especial por parte de EEUU a ambos, concretamente sanciones (ley CAATSA contra Rusia, económicas contra China), presión militar (EEUU ha desplegado el 60% de sus fuerzas en la zona Asia-Pacífico y presiona a Europa para que intensifique sus compromisos en materia defensiva con la OTAN, además de incrementar los ejercicios militares y despliegue rápido de sus propias FFAA en Europa), injerencias desestabilizadores y alianzas con países hostiles para apretar el cerco alrededor de cada una de los dos: la OTAN y el grupo GUAM (Georgia, Ucrania, Azerbaiyán y Moldavia, creado en 1997) contra Rusia y el Quad: Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (Australia, India, Japón y EEUU) contra China, están empujando a Rusia y China a una alianza prácticamente inevitable. El analista diplomático indio M. K. Bhadrakuma opina que esta hostlidad manifiesta está incidiendo para que la entente Rusia-China haya progresivamente transformado sus relaciones bilaterales en coordinación de su política exterior.

    Respuesta
  • el 6 marzo, 2021 a las 21:35
    Permalink

    (Sigue): Pero este acercamiento diplomático, no necesariamente implica que decantará en una alianza entre ambas potencias. Las razones son muchas. En primer lugar, existen razones geopolíticas que tienen profundo fundamento histórico: durante la expansión rusa hacia Oriente durante los S.XVII y XVIII, los rusos, aprovechándose de la debilitada china imperial, se apropiaron de enormes extensiones que les pertenecía, como por ejemplo el territorio que hoy se conoce como “Extremo Oriente ruso”, desde el este del lago Baikal hasta el océano Pacífico, situación legitimada mediante el acuerdo de Aigún, uno de los tantos tratados desiguales e injustos que China se vio obligada a firmar con los “demonios extranjeros” en los siglos XIX y principios del XX, de los que Rusia fue uno más, sino el peor. La URSS stalinista fue el principal artífice de la República Popular de Mongolia (1924), una escisión de Manchuria, 1,5 millones de km2 que China consideraba suyos. Asimismo, los intentos chinos de discutir algunas cuestiones limítrofes con la URSS no sólo encontraron oidos sordos, sino que se llegó al enfrentamiento directo (1969).

    Respuesta
  • el 7 marzo, 2021 a las 19:40
    Permalink

    (Sigue): Además de desconfianza mutua, existe un modelo de “identidad cambiada” que condiciona la actual relación sino-rusa, afectando la lógica de bloques, a la que Rusia es muy afecta por su experiencia de liderazgo durante las décadas de la guerra fría, al contrario de China, que actuó solitariamente. Este antagonismo de base actúa negativamente por la visión de identidad que cada nación tiene de la otra. El acuerdo gasífero de 2014 pone de manifiesto la dependencia económica cada vez mayor de Rusia hacia los energéticos. Además, si bien China sigue siendo tecnológicamente dependiente de Rusia, su abrumadora superioridad económica es la que marca el cambio de paradigma. Ideológicamente la identidad de Rusia sigue siendo la de una superpotencia y no desea ser “el hermano menor” de China, ya que históricamente fue el “hermano mayor”. China prefiere ver a Rusia como proveedor de energéticos y tecnología militar factible de ser reproducida.

    Respuesta
  • el 8 marzo, 2021 a las 04:51
    Permalink

    (Sigue): Esta cuestión ha generado grandes suspicacias y sospechas por parte de Rusia, que a pesar de la colaboración en rubros como sistemas ABM/SAM, entre otros, es reticente en entregar patentes de produccion sistemas militares y prefiere entregar productos terminados. La capacidad china para reproducir sus aviones Su-27 (J-11/J-16) y Su-33 (J-15) sin licencia, además de numerosos otros sistemas ha convencido a Rusia que la colaboración con China tiene sus límites y debe manejarse bajo estrictos parámetros de control. Este juego de identidades invertidas y suspicacias dista mucho de ser los ingredientes ideales para lograr una estabilidad duradera en cualquier alianza formal. Menos aún en una alianza militar.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 00:20
    Permalink

    (Sigue): Pero es la economía el mayor obstáculo para concretar una alianza militar sino-rusa. La economía china es unas 8,5 veces más grande que la rusa, no para de crecer (aunque ha habido retrocesos que han hecho disminuir los porcentajes de crecimiento de décadas anteriores) y es esperable que hacia mediados de este siglo haya consolidado su primer puesto mundial, desplazando a EEUU al tercer lugar (el segundo sería ocupado por India). Esta enorme diferencia China la haría valer en cualquier alianza, y Rusia no está dispuesta a soportar ningún tipo de servidumbre en favor de la pujante nación asiática. Además, China tiene sus propios planes expansionistas, y se ha acostumbrado a tratar a sus subordinados con carácter de vasallos. Es esta conducta china la que mayores frenos están poniendo a la velocidad de su expansión. China ha puesto su mayor atención al ASEAN, un grupo de 10 naciones de Asia meridional que concentran una población de casi 650M de habitantes y poseen un PBI conjunto de casi U$ 4000M, de los que U$ 1000M se generan en el comercio con China.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 05:06
    Permalink

    (Sigue): La importancia del ASEAN para China es primordial, porque configura una parte esencial de su mega proyecto económico “La Nueva Ruta de la Seda” o “Iniciativa de la Franja y la Ruta” (BRI en sus siglas en inglés), lanzado en 2013, haciendo alusión a la antigua ruta de comercio que unía la China imperial con el imperio romano luego de recorrer casi toda Asia y gran parte de la costa oriental de África, así como sus mares y océanos ayacentes culminando en el Mediterráneo. No es lugar para explicar detalles de esta iniciativa económica y comercial china, simplemente hacer notar que no es sólo un proyecto comercial, sino que se extiende a ámbitos políticos y militares, con el fin último de extender la influencia internacional de China y ganar peso como potencia mundial. Rusia, por su parte, está perdiendo influencia internacional creciente. Por ejemplificar, en Eurasia ha perdido Ucrania; Moldavia está orientándose hacia Occidente; Turquía está jugando un papel cada vez más importante en la región de Transcaucasia, tal como demuestra su participación en el reciente conflicto de Nagorno-Karabaj entre Armenia y Azrbaiján.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 05:23
    Permalink

    (Sigue): Hasta en Bielorrusia ha empezado a erosionarse el antes sólido e indiscutido prestigio ruso, cuya influencia ha empezado a ser disputada por Polonia, integrada en la UE (y la OTAN), así como los estados bálticos, pequeños pero prósperos. En Asia central Rusia ha cedido pasos hasta aceptar un condominio de influencias con China. Es este estado de influencia decreciente de Rusia y crecimiento económico brutal de China, que socava la posibilidad de un acuerdo militar permanente entre ambas naciones. De llevarse a cabo, esta alianza no sería igualitaria, debido a la gran diferencia de potencia económica de China, que Rusia jamás podría aceptar, a pesar de toda su potencia militar y (aún) superioridad tecnológica.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 05:24
    Permalink

    (Sigue): Hasta en Bielorrusia ha empezado a erosionarse el antes sólido e indiscutido prestigio ruso, cuya influencia ha empezado a ser disputada por Polonia, integrada en la UE (y la OTAN), así como los estados bálticos, pequeños pero prósperos. En Asia central Rusia ha cedido pasos hasta aceptar un condominio de influencias con China. Es este estado de influencia decreciente de Rusia y crecimiento económico brutal de China, que socava la posibilidad de un acuerdo militar permanente entre ambas naciones. De llevarse a cabo, esta alianza no sería igualitaria, debido a la gran diferencia de potencia económica de China, que Rusia jamás podría aceptar, a pesar de toda su potencia militar y (momentáneamente ) superioridad tecnológica.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 13:32
    Permalink

    Por lo tanto, podemos concluir que a pesar de elementos aglutinantes, en especial la conducta hostil de EEUU para con ambas naciones, que podría estar acercándonos a una alianza permanente, el análisis más minucioso de los elementos que componen las relaciones sino-rusas, nos indican que existen fuerzas centrípetas mayores, que alejan esa posibilidad. Por lo tanto, para India no representa un verdadero obstáculo su relación con Rusia y en especial su relativa dependencia como proveedor de armamentos que, aunque aún importante, ha dejado de ser casi hegemónico. Esta relación es aún más importante para Rusia que para India, no sólo por el ingreso de divisas que implica la venta de armas, sino porque apoyar al coloso indio es asimismo una forma de contribuir a detener la vertiginosa expansión de China.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 16:57
    Permalink

    (Sigue): Es por ello que el reciente pedido indio por 21 MiG-29 y 12 Su-30 tendrán la máxima prioridad para Rusia (los Flanker serán fabricados bajo licencia, pero los Fulcrum serán entregados desarmados con los Kits de modernización UPG a las instalaciones de HAL en Nasik para instalarles motores y radares nuevos; el contrato, realizado en 2019 incluye la modernización del resto de la flota, consistente en alrededor de 59-62 unidades, según fuentes), así como las primeras baterías de S-400 Triumf, si es que el gobierno indio, que está estudiando el comportamiento de la nueva administración estadounidense (Biden) respecto de la aplicación de la ley CAATSA con Turquía, le pide a Rusia que acelere la entrega, programada para finales del corriente año, pero que podría retrasarse por problemas productivos relacionados con el Covid-19. Si así fuese, Rusia deberá entregar los sistemas en perjuicio de sus propias FFAA, ya que la apresurada entrega de S-400 a Turquía en 2020, estaban destinados asimismo a Rusia.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 22:41
    Permalink

    (Sigue): Además de estas cuestiones estratégicas, existe una razón mucho más simple y directa. El mercado indio implica para Rusia negociaciones ya definidas por un total de U$ 14,5MM (sin tener en cuenta otros pedidos aún pendientes de negociación, como 100 helicópteros Ka-226T o MiG-29K/KUB extras para la marina india), mientras que China sólo significa un negocio global por U$ 3MM, con escasas posibilidades de crecer demasiado en los próximos años. Rusia debería ser percibida como un elemento de gran importancia en el equilibrio de poder regional indo-chino. Por lo tanto, según los elementos analizados, no implicaría ningún riesgo para India comprar armamento ruso o crear empresas militares conjuntas, fabricar armas bajo licencia rusa, etc. La cuestión de la nota periodística, que India necesita permiso del fabricante (Sukhoi) para adaptar el misil israelí Derby en los cazas Su-30 MKI no es sino el respeto de las cláusulas contractuales de la licencia de fabricación; algo similar ocurriría si quisiera adaptar otras armas, como su propio misil Derby o como ha sucedido con el BrahMos AB.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 23:25
    Permalink

    La última cuestión que planteaba el Sr. Ocram es que India prefiere gastar un dineral en armas extranjeras en lugar de intentar desarrollar su propia industria de armas. Si bien a vuelo de pájaro es una opinión que no carece de sentido, en realidad un examen más profundo revela algunas cuestiones de fondo que han llevado a India a depender largo tiempo de la provisión externa de armas, y también el enorme esfuerzo que está realizando India para convertirse en una nación creadora de tecnologías y lograr la tan deseada autosuficiencia armamentística. Este es un gran desafío, porque sólo un puñado de naciones del mundo puede considerarse autosuficiente. India pretende alcanzar este estatus, pertenecer a esa élite de naciones privilegiadas. Algunos países, como Sudcorea o Turquía han emprendido el mismo camino, cada uno con sus particularidades y metodologías. Con respecto a estas intenciones, hay algunas cuestiones primarias. Los armamentos dependen del nivel tecnológico alcanzado, pero este último no puede solamente desarrollarse en el nivel armamentistico sin el desarrollo de todas las demás áreas industriales, así como la infraestructura.

    Respuesta
  • el 10 marzo, 2021 a las 03:02
    Permalink

    (Sigue): Pero éstas no pueden consolidarse sin un mercado (interno y externo) que genere riqueza para poder re invertirla. No es fácil convertirse en un país industrializado como las grandes naciones del mundo. Es un proceso que necesita de muchos años y una planificación en sus objetivos estratégicos que deben cumplimentar metas alcanzables sin desviarse del rumbo, pero con la suficiente plasticidad para adaptarse a los cambios (a veces muy bruscos) de la realidad, nacional e internacional. Estas metas pueden coincidir con etapas de incorporación de tecnología en campos puntuales (como la aeroespacial, la informática, la robótica, la naval, optrónica, etc.), que vayan abarcando nuevas áreas económicas y potencializando los mercados y especialización del material humano, para que contribuyan a la economía general, tal como hizo Irlanda con la industria electrónica. Otro país ejemplo de planificación y crecimiento por metas es Sudcorea. Esto significa que se puede transformar la economía de un país dedicado a la producción primaria o servicios.

    Respuesta
  • el 10 marzo, 2021 a las 04:03
    Permalink

    (Sigue): Existen pocas maneras de lograr avances tecnológicos. Una manera es la emprendida por China, que consiste en tomar diseños y sistemas extranjeros y copiarlos. No es fácil realizar este camino, porque igual se necesita una gran infraestructura y capacidad industrial y personal especializado. Pero se obvia el proceso de diseño que necesita de inventiva y creatividad y por supuesto, los costos asociados de I+D. En todo caso, un arma o sistema ya inventado puede mejorarse y adaptarse a los métodos productivos y materiales locales e incluso producirse a costos menores que los del país de origen. Por ello, un mismo sistema y arma producida en China es muy similar a la del país de origen, pero más económica. Ahora bien, como las especificaciones y las tolerancias originales no se mantienen, es muy probable que el producto final, si bien similar al original, carezca de su misma calidad y durabilidad, así como sus prestaciones serán menores. Representa una forma de inicio industrial, a partir de la cual poder evolucionar.

    Respuesta
  • el 10 marzo, 2021 a las 14:15
    Permalink

    (Sigue): El problema con China es que en su afán por crecer rápidamente, ha adoptado la molesta costumbre de apropiarse de modelos externos, desarrollarlos con cambios menores y posicionarlos como propios; o bien robar desarrollos tecnológicos de terceros por medio del espionaje industrial, el robo cibernético, el soborno, etc.,faltando el respeto a los estándares internacionales y creando una imagen muy negativa como nación. La otra manera, es diametralmente opuesta y consiste asimismo en realizar copias de productos desarrollados externamente, pero realizadas bajo una total transparencia, bajo licencias legales concertadas con empresas o gobiernos, mediante contratos formales. En estos ellos queda plasmado el valor del acuerdo y como en todo contrato, los derechos y obligaciones de las partes. De esta manera, un país (o empresa) cede a otro país (o empresa) el derecho a producir copias de un producto o sistema del que es dueño de su propiedad intelectual.

    Respuesta
  • el 10 marzo, 2021 a las 18:46
    Permalink

    (Sigue): En esta contrato se pueden incluir las instalaciones y métodos productivos, así como distintos niveles de transformación de materiales, entrenamiento de personal técnico y obreros, diseño, logística asociada, etc. Es lo que se conoce como transferencia tecnológica (ToT). A partir de los niveles alcanzados por estos medios se puede continuar avanzando por medio de asignación de recursos para investigación y desarrollo (I+D) propios. Esta conducta es perfectamente legal y en absoluta concordancia con los estándares comerciales internacionales. Asimismo, se pueden concertar emprendimientos conjuntos (joint ventures) con otras naciones (o empresas) en los que el desarrollo de determinado producto bélico (de cualquier rama), se incluya también ToT. Este es el camino emprendido por India. Desde finales de los ’50 visionarios como el PM J. Nehru comprendieron la importancia de industrializar el país y crear las bases para una sólida industria militar Nacional. Cuestiones estructurales como la mala distribución del ingreso, la pobreza y la corrupción enquistada en todos los estratos de la economía y la política indias han sido grandes obstáculos para plasmar aquella visión.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2021 a las 04:46
    Permalink

    (Sigue): Poco a poco, con el transcurso de las décadas desde su independencia, India ha ido avanzando en aquella idea y creando las bases para su concreción. India no es que prefiera comprar armas en el exterior en lugar de desarrollar su propia industria. Lo que ocurre es que sus gigantescas necesidades han sido siempre superiores a las capacidades creadas, y por ello siempre debió realizar grandes adquisiciones de material militar foráneo. Además, la idea de autosuficiencia armamentística es más bien un ideal que una realidad plausible. Muy escasos países pueden lograrlo. Algunos, como India, por el momento sólo pueden aspirar a crecer en relación al total, para intentar cierto equilibrio y que la dependencia sea menor. En este sentido, India ha desarrollado varias políticas de promoción industrial y tecnológicas en relación con los armamentos. La principal es “Make in India” (hecho en India).

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2021 a las 15:56
    Permalink

    El programa “Mk in India” tiene su expresión en la industria armamentística, pero en realidad es una concepción más amplia, que el gobierno indio está promocionando a nivel global para atraer a las grandes empresas internacionales (y nacionales) para que realicen su producción en el país, principalmente tecnología, pero también manufacturas y servicios. India quiere ser la China del S.XXI y convertirse en un polo de atracción industrial. Para ello, el PM N. Modi impulsó este plan en 2014 a poco de asumir su cargo (luego seguido de otros, como la “ruta automática o “Digital India”, etc.), cuyo objetivo es modernizar el país mediante el desarrollo de la infraestructura, eliminar las trabas burocráticas y crear reglas de negocios claras y transparentes. En este sentido, Modi ha promovido numerosas medidas para aumentar el emprendimiento (nacional y extranjero), crear nuevas fuentes de trabajo y el fomento de diversas empresas productivas. La creación de reglas de juego transparentes, normalizarse con el mundo, pretenden comenzar a erradicar la corrupción, uno de los grandes impedimentos para el crecimiento sostenido de India.

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2021 a las 16:18
    Permalink

    (Sigue): La creación de puestos de trabajo y el fomento de actividades productivas intenta crear las condiciones favorables para corregir la mala distribución del ingresó y disminuir los niveles de pobreza. India, como decíamos al inicio, tiene la población más joven del mundo (una edad promedio de 26 años), unos 300M de individuos que el plan de Modi pretende convertirlos no en mano de obra barata, sino en emprendedores, dispuestos a adquirir conocimientos, para lo que el gobierno ha instrumentado un masivo plan educativo. El sector social que produce la mayor riqueza del país alcanza el 40%, pero Modi pretende incrementarla aún más en las próximas décadas. El plan “Mk in India” es fundamental en la búsqueda de crecimiento tecnológico y sustitución de material militar extranjero. Al margen de las compras externas, India pretende que la mayoría de los equipos que se incorporen se fabriquen en el país mediante la asociación de empresas proveedoras con empresas nacionales, para crear una nueva sociedad constructora y en la que en general la ToT es cuestión imprescindible.

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2021 a las 19:50
    Permalink

    (Sigue): Tal es el caso de la fabricación en India de los submarinos clase Scorpéne (Proyecto 75), los misiles con Israel, etc. Otro mecanismo es la creación de empresas conjuntas para la creación de productos nuevos, como el misil de crucero BrahMos, en conjunción con Rusis. Otro método es la licitación internacional para la cooperación en proyectos propios, como lo sucedido con el HAL Tejas en el que sucesivas cooperaciones internacionales (SNECMA en motores, Ericcson en radares, etc.), terminaron en la asociación con empresas estadounidenses e israelíes para alcanzar la IOC del Tejas MK 1; o BAE Systems para solucionar los problemas de estabilidad del entrenador HAL HJT-36 Sitara. El desarrollo de su nuevo caza de 5ta generación AMCA (y su variante naval TEDBF) será desarrollado completamente en India, pero también se requerirá la cooperación internacional en áreas en las que la tecnología autóctona aún no tiene plena competencia.

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2021 a las 20:30
    Permalink

    (Sigue): Estos mecanismos, asociados al plan “Mk in India” son aprovechados intensamente por una cantidad de organismos dependientes del Ministerio de defensa indio cuyo objetivo es el desarrollo de tecnologías autóctonas que tengan aplicación militar y que generen patentes de productos y sistemas locales que no necesiten de permisos o limitaciones extranjeras, tal y como sucede con la licencia de producción del Su-30 MKI, que para incorporar una nueva arma, en este caso el misil AA BVR de origen israelí Derby, deba requerir la autorización de la empresa constructora; o como pasó hace algunos años, que para poder modificar algunos parámetros del radar RDM del caza Mirage 2000, a pesar de no estar en producción ni tener pedidos adicionales de otras naciones, India tuvo que pagar U$ 800M a Dassault. India se cuidó muy bien de reservar esta condición estratégica en la adquisición de los Rafale. Uno de los motivos de su alto precio
    (U$ 219M) es la capacidad de poder intervenir en su sistema de misión, de arquitectura abierta, para poder modificar los parámetros (junto al radar) e incorporar futuros sistemas de armas, locales o de terceros, en el propio país sin requerir permisos.

    Respuesta
  • el 15 marzo, 2021 a las 02:49
    Permalink

    (Sigue): Entre los más importantes organismos de desarrollo tecnológico militar en India está DRDO (Defense Research & Development Organisation), dedicado al desarrollo de tecnologías de defensa en aeronáutica, electrónica, armamentos, misiles terrestres aéreos y navales, sistemas de combate terrestres, nuevos conceptos, materiales novedosos, sistemas navales (buques, motores, sistemas, armamentos, etc.), investigaciones biológicas, entre otras, y funciona en numerosos casos como asociado indio de muchos proyectos (como con los sistemas electrónicos del HAL Tejas, en conjunción con Elbit Systems de Israel), bien se encarga de desarrollos propios (como la celda AIP de los futuros submarinos P-75I, o el HAL AMCA junto a ADA). GTRE es el organismo encargado del desarrollo de motores avanzados (funciona como un departamento de DRDO) y ADA (Aeronautical Development Agency), asimismo dependiente del ministerio de defensa, que se ocupa del desarrollo de software de diseño (CAD), ingeniería (CAE) y fabricación (CAM) asistidas por computadoras, así como simulación de vuelo. Ha desarrollado HAL Tejas y está abocado al desarrollo de HAL AMCA y el UCAV Ghatak.

    Respuesta
  • el 15 marzo, 2021 a las 03:26
    Permalink

    FINAL: Hemos intentado responder las cuantiosas preguntas del Sr. Ocram. Seguramente faltan numerosos elementos de criterio en el análisis y pobablemente existan disidencias. Estamos abiertos a toda crítica y por supuesto valoraremos las contribuciones en caso de que existieren. Respecto de la opinión acerca de que India juega a ser superpotencia, afirmamos nuevamente que no lo es, pero tiene numerosos factores que podrían contribuir a que en las próximas décadas India realmente se convierta en una superpotencia económica. El gobierno indio está creando las condiciones necesarias para llevarlo a cabo. La incorporación de tecnología de punta por medios legales (licencias de fabricación, joint ventures, etc.), pueden ser canalizados a través de organismos gubernamentales (y empresas privadas) para desarrollar localmente proyectos de armamentos capaces de complementar y sustituir aquellos de origen foráneo. Su relación con Rusia es un aspecto histórico y debe conservarlo como elemento de resguardo estratégico frente a EEUU y moderador en su rivalidad con China.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.