La Fuerza Aérea de Taiwán recibe el segundo avión de entrenamiento avanzado Brave Eagle.

El segundo entrenador a reacción avanzado (AJT) autóctono “Brave Eagle” de Taiwán llegó el miércoles (29 de diciembre) a una base de la Fuerza Aérea en el condado de Taitung, listo para entrar en servicio.

Durante la mañana, tres aviones volaron desde la Base de la Fuerza Aérea de Qingchuangang, en la ciudad de Taichung, donde la Corporación de Desarrollo Industrial Aeroespacial (AIDC) los había fabricado, hasta la Base de la Fuerza Aérea de Zhihang, informó CNA.

Un total de 66 aviones de entrenamiento “Brave Eagle” deberían entrar en servicio como muy tarde en 2026, sustituyendo a los F-5 construidos en Estados Unidos, que han servido a Taiwán durante al menos 35 años y han estado plagados de accidentes mortales.

En el acto del miércoles se presentó el primer AJT producido en serie, que entró en servicio en noviembre, junto con el segundo y uno de los aviones originales desarrollados con fines de investigación.

Con China intensificando su intimidación a Taiwán enviando sus aviones militares a la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) del país casi a diario, Taipéi ha hecho hincapié en la producción local de una amplia variedad de sistemas de armas, desde submarinos hasta misiles.

El Ministerio de Defensa Nacional dijo el miércoles que, desde principios de 2021, había contabilizado 940 intrusiones de aviones militares chinos.

 Matthew Strong

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.