La USAF planea probar el próximo año un arma de fuego láser montada en un avión artillado AC-130.

El jefe del Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea informó que la USAF planea probar un tipo experimental de láser destinado a un avión cañonero el próximo año.

“Sigo siendo un entusiasta partidario de hacer esta demostración”, dijo el teniente general Marshall “Brad” Webb, jefe del Comando de Operaciones Especiales el martes durante una sesión informativa con los periodistas en la conferencia anual de la Asociación de la Fuerza Aérea en Washington DC

“Si se hace un cuestionario a los científicos que participan en los láseres, se descubre que cerca de la mitad de ellos son escépticos, mientras que la otra mitad son fanáticos”.

“Así que creo que vale la pena lo que la Fuerza Aérea y el SOCOM planean hacer – ¿podemos tomar la tecnología láser en su estado actual – fibra, estado sólido – y disparar del aire a tierra? ¿Podemos controlar el rayo, y podemos superar la sacudida aerodinámica,  aeromecánica, etc? “.  “Estoy muy entusiasmado con eso”.

Una ilustración muestra el Sistema de Defensa de Área Láser Líquido de Alta Energía de DARPA, o Hellads. Ilustración de DARPA

El predecesor de Webb, el entonces Teniente General Bradley Heithold, reveló el “disparo de la luna” del programa de láser en 2015 y presionó por alcanzar un láser de alta potencia de entre 60 kW o 120 kW para una demostración inicial – dependiendo de la preparación tecnológica  – para desactivar  vehículos estacionarios, aviones y nodos de comunicaciones fijas como torres de telefonía móvil.

El Pentágono lleva mucho tiempo interesado en desarrollar armas de energía directa.

La Fuerza Aérea y el brazo de investigación del Pentágono probaron un láser eléctrico de 150 kilovatios construido por General Atomics contra cohetes, morteros, vehículos y misiles de superficie a aire sustitutivos en la zona de tiro de misiles White Sands en Nuevo México.

El proyecto, conocido como el Sistema de Armas Láser de Demostración o DLWS, se basa en el Sistema de Defensa de Área de Láser Líquido de Alta Energía de DARPA, o Hellads.

En un programa de adquisición anterior llamado Airborne Láser, se instaló y probó con éxito un láser de oxigeno químico de yodo de clase megavatio en un avión Boeing 747-400, pero el sistema ocupó toda la aeronave y el esfuerzo de adquisición se canceló en 2009 en medio de preguntas sobre su costo y viabilidad.

Otros medios de las fuerzas armadas también han experimentado con la tecnología.

La Marina en 2014 probó un láser de 20 kilovatios a bordo del buque anfibio de transporte USS Ponce. El Ejército este año probó un láser de 5 kilovatios  un vehículo de combate Stryker y planea probar un láser antiaéreo de 50 kilovatios el año que viene.

La Fuerza Aérea de EEUU está actualmente pensando métodos para montar una vaina de arma láser en un F-15 Eagle.

El Teniente General Webb dijo que las dificultades presupuestarias complican los esfuerzos de investigación.

“Hay una serie de pasos que estamos siguiendo y que establecen un marco temporal que nos lleva al año 2020”, dijo. “Es un pequeño reto con respecto a la financiación, desde el punto de vista de las prioridades”. 

 

Atención: Esta información podrá volver a leerla mañana en la web pirata de un sinvergüenza y caradura que tiene como misión aprovecharse del trabajo de los demás mediante el sistema de copiar y pegar.  Trabaja un poco parásito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *