La Fuerza Aérea quiere un nuevo motor para el F-35A, si es asequible.

Las Fuerzas Aéreas preferirían poner nuevos motores de su Programa de Transición de Motores Adaptativos en el F-35A, pero la posibilidad de hacerlo de forma asequible puede depender de la participación de la Marina, dijo el secretario de las Fuerzas Aéreas, Frank Kendall, durante la Conferencia Aérea, Espacial y Cibernética de la AFA el 20 de septiembre.

“Nos gustaría mucho continuar con el programa que hace avanzar la tecnología de los motores”, comentó Kendall. “Hemos tenido bastante éxito en ese sentido”. Pero la Armada, que participa en la iniciativa, sigue sin decidirse. “No está claro que vayan a seguir adelante” afirmó Kendall, añadiendo que “ya está manteniendo conversaciones con el secretario de la Marina al respecto”.

El jefe de la Oficina del Programa Conjunto del F-35, el teniente general de las Fuerzas Aéreas Eric T. Fick, dijo a los periodistas la semana pasada que si el servicio quiere el motor AETP, tendrá que asumir todo el coste de su desarrollo e integración porque el motor no cabrá en el F-35B, y puede que tampoco en el modelo de aterrizaje en portaaviones F-35C de la Armada. Los socios del F-35 -el Cuerpo de Marines, la Armada, 11 países y los clientes de ventas militares extranjeras- han acordado que “hay que pagar por ser diferente” en el programa, que busca una gran homogeneidad como medida de ahorro, explicó Fick.

Si las Fuerzas Aéreas optan por un nuevo motor, los costes operativos aumentarán considerablemente, dijo Fick, ya que la empresa de mantenimiento de la flota tendría que mantener al menos dos motores, con diferentes piezas y equipos asociados.

El Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, en el texto de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para el año fiscal 2022, ordenó que el JPO desarrollara un plan para integrar los motores AETP en el F-35 a partir de 2027.

La tecnología AETP tiene un gran atractivo, dijo Kendall, por el “ahorro de combustible y el aumento de empuje que podemos obtener” de ella. Los contratistas han dicho que los motores podrían suponer un ahorro de combustible de hasta el 30%.

 

GE Aviation está desarrollando el motor XA100 y Pratt & Whitney está desarrollando el XA101, cada uno de los cuales tiene una tercera corriente de aire que permite un mayor empuje y una mejor eficiencia en crucero, así como una mayor capacidad de refrigeración y, potencialmente, un mejor sigilo por infrarrojos será un empuje más frío.

“Espero que podamos avanzar juntos”, dijo Kendall sobre la participación de la Marina. “Si tenemos que hacerlo, estudiaremos detenidamente la asequibilidad de seguir adelante” como un solo servicio, “al igual que hemos hecho con el resto del programa”. Pero esas ventajas son sustanciales. Y me gustaría poder seguirlas si es asequible”.

Kendall también se mostró escéptico de que los costes de mantenimiento del F-35 puedan bajar a “las cifras de las que hemos hablado”, que la Fuerza Aérea ha fijado en 25.000 dólares por hora de vuelo para 2025. Dijo que tiene previsto realizar una “inmersión profunda” en el programa en los próximos meses para ver qué tipo de costes operativos son realmente alcanzables.

La semana pasada, la JPO del F-35 adjudicó a Lockheed Martin un contrato de mantenimiento que podría sentar las bases para un acuerdo de Logística Basada en el Rendimiento a mediados de la década de 2020, si la empresa muestra un progreso significativo en la contención de los costes de mantenimiento del F-35. 

John A. Tirpak

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.