La fuerza aérea rusa no logra dominar los cielos de Ucrania.

La intensa defensa antiaérea con misiles suministrada por las potencias occidentales ha frenado los intentos de Moscú de ganar la guerra aérea.

La plena modernización de la fuerza aérea rusa parecía haberse completado después de que bombardeara Siria con cierta precisión al tiempo que mejoraba sus capacidades de ataque con 300 modernos aviones de primera línea.

En el período previo a la invasión de Ucrania, respetados pensadores militares sugirieron que los números abrumadores y la tecnología superior de la armada aérea de Moscú les daría el dominio de los cielos.

Los acontecimientos han demostrado que estaban equivocados. Por primera vez en las cinco décadas transcurridas desde la guerra de Vietnam, el poder aéreo ha sido neutralizado por la defensa antiaérea, hasta el punto de que todo lo que los rusos pueden conseguir ahora es disparar misiles de crucero desde bombarderos dentro de su propio territorio.

La inesperada ineficacia de su fuerza aérea, conocida como VVS, llevó al Ministerio de Defensa británico a cuestionar la capacidad de Rusia para influir en la guerra.

“En los últimos meses, el número de salidas realizadas por aviones de combate tácticos rusos sobre Ucrania se ha reducido significativamente”, tuiteó.

“Los aviones rusos ahora probablemente realizan decenas de misiones por día, en comparación con un máximo de hasta 300 por día en marzo de 2022”.

Las pérdidas de Moscú han sido elevadas, con al menos 67 aviones derribados durante la guerra, entre ellos un cazabombardero Su-24 y un avión de ataque terrestre Su-25 la semana pasada.

“Cuando se utiliza bien, el poder aéreo tiene un efecto devastador”, afirma Justin Crump, director ejecutivo de Sibylline, una consultora de inteligencia.

“Pero el uso del poder aéreo por parte de Rusia ha estado muy por debajo de las expectativas y su incapacidad para superar las defensas aéreas ucranianas al principio de la campaña ha significado que los ataques cerca de la línea del frente han sido limitados.

“No ha habido ningún ataque profundo detrás del campo de batalla. La falta de voluntad para asumir riesgos ha limitado el impacto del poder aéreo en la campaña y, a pesar de ello, los rusos han sufrido numerosas pérdidas, incluso con la cautela mostrada.”

El analista militar y escritor Tim Ripley cree que los misiles modernos han frustrado a la fuerza aérea.

“El poder aéreo tradicional no ha sido decisivo ni para Rusia ni para Ucrania, ya que se ha visto neutralizado por el grosor y la eficacia de las defensas aéreas de ambos bandos”, afirma.

“Esto no es tanto un fracaso del poder aéreo como una dramática revelación del poder de las defensas aéreas modernas”.

Ataque de supresión

Una doctrina crítica para el enfoque estadounidense de la guerra aérea es Sead – supresión de la defensa aérea enemiga. Antes que cualquier otra cosa, hay que neutralizar los radares, las baterías de misiles tierra-aire y los aeródromos del enemigo.

Esta táctica se utilizó con eficacia en las guerras del Golfo de 1991 y 2003, así como en las campañas de Kosovo, Serbia y Libia.

Aunque no figura en su doctrina, la campaña del Sead ruso ha sido poco entusiasta e ineficaz. Cuando invadió el país en febrero, las bombas cayeron fuera de su objetivo, los aviones fueron derribados y, lo que es más importante, los ucranianos utilizaron el engaño para trasladar sus misiles de defensa antiaérea a lugares secretos.

Además, recibieron cientos de misiles antiaéreos de corto alcance Stinger, fabricados en Estados Unidos, que convirtieron los vuelos a baja altura en una tarea con muchas bajas.

Un soldado ucraniano lleva un misil Stinger suministrado por Estados Unidos en la región oriental de Donetsk

Al parecer, el VVS nunca se recuperó. También sufrió el exceso de confianza y la corrupción que han minado a otras fuerzas rusas, en las que equipos aparentemente excelentes sólo han estado disponibles en cantidades limitadas.

Se ha informado de que los pilotos rusos se han visto obligados a pegar dispositivos GPS comerciales en sus cabinas para la navegación. La precisión de sus bombardeos apenas alcanza el 40% de éxito en comparación con la precisión milimétrica de la que han hecho gala las fuerzas de la coalición occidental durante las campañas en Siria e Irak.

“En general, la VVS ha destacado por su relativa ausencia en la invasión y no ha logrado someter a las defensas aéreas ucranianas ni a la Fuerza Aérea Ucraniana”, escribe Justin Bronk, del think tank Royal United Services Institute de Londres.

En comparación con los pilotos de la OTAN, que tienen al menos 200 horas de entrenamiento al año, los pilotos rusos tenían la mitad de eso, dice Bronk. También faltan unidades Sead especializadas, añade.

Pero Crump subraya que la doctrina rusa en materia de defensa aérea consistía en “negar el cielo a la OTAN, en lugar de intentar hacerse con la supremacía aérea”. Esa doctrina tendría que cambiar para tener éxito sobre Ucrania.

“Unas operaciones VVS más sostenidas, audaces y eficaces al principio podrían haber marcado una gran diferencia”, añade.

Dominio de los SAM

De las 20.000 salidas estimadas de la VVS, sólo 3.000 se han producido en el espacio aéreo de Ucrania, principalmente debido a las fuertes defensas.

Sin su eficaz defensa antimisiles, es muy posible que Kiev hubiera tenido dificultades para contener la invasión rusa y probablemente habría sufrido la destrucción de la industria, las infraestructuras y las fuerzas armadas.

“Gracias a su incapacidad para destruir los sistemas SAM móviles de Ucrania, Rusia sigue sin poder emplear eficazmente la potencia de fuego aéreo potencialmente pesada y eficiente de sus flotas de bombarderos de ala fija y cazas polivalentes para bombardear objetivos estratégicos ucranianos y posiciones de primera línea desde altitud media, como hizo en Siria”, concluye un reciente estudio del Rusi.

Un tanque de armas antiaéreas Gepard disparando a objetivos aéreos durante el entrenamiento militar en Todendorf, en el norte de Alemania.

Ucrania también dirigió sus SAM S-300 de medio alcance, asegurándose de que se utilizaban eficazmente para negar a Rusia la superioridad aérea.

A niveles inferiores, creó un escenario mortífero con sus baterías de artillería antiaérea junto a los sistemas de misiles móviles Buk, alineados con muchas defensas aéreas portátiles, incluidos los Stingers, pero también sus propios sistemas Strela e Igla.

Estos sistemas se han visto reforzados por los NASAMS suministrados por Estados Unidos, los sistemas Starstreak británicos y los tanques antiaéreos alemanes Gepard, cuyos cañones gemelos de 35 mm han destrozado drones, misiles y aviones.

Imágenes en línea procedentes de Ucrania mostraban el martes a un tanque Gepard, que cuenta con su propio sistema de seguimiento por radar integrado, derribando un misil o un dron armado con dos ráfagas de un segundo.

La protección aérea sofisticada se basa en la “defensa en capas” y Ucrania, si se mantiene abastecida, parece tenerla implementada a un nivel sofisticado.

Bombardeos más allá de las fronteras

La eficaz defensa aérea ucraniana ha obligado a la VVS a bombardear el país con misiles de crucero lanzados desde sus bombarderos dentro del espacio aéreo ruso.

Los ataques han resultado eficaces contra las centrales eléctricas ucranianas para cortar el suministro eléctrico, desmoralizar a la población y perjudicar a la industria.

El último ataque se produjo el lunes, pero de nuevo las defensas aéreas consiguieron derribar 60 de los 70 misiles lanzados.

También parece que Ucrania ha lanzado su propia forma única de operaciones Sead, atacando dos bases de bombarderos a más de 500 kilómetros dentro de Rusia, convirtiendo viejos drones Tu-141 en bombas volantes probablemente dirigidas a objetivos por fuerzas especiales.

Al menos tres bombarderos resultaron dañados en las incursiones, pero mayor fue el golpe al prestigio de la VVS y a las defensas aéreas rusas que no lograron disuadir los ataques, que incluían una base con su arsenal nuclear.

Funcionarios occidentales dijeron que esto obligaría a Moscú a dispersar su fuerza de bombarderos más profundamente en Rusia y traer más tropas para protegerlos.

Cazas de la OTAN

La fuerza aérea ucraniana, relativamente pequeña, se las ha arreglado para seguir luchando, utilizando sus propios cazas MiG-29 y Su-27 de diseño ruso para mantener la línea.

Pero sus capacidades podrían cambiar drásticamente si se le suministra un avión de la “generación 4.5” de la OTAN, como el Eurofighter, el Rafale o el Gripen.

Los aviones de combate Su-27 vuelan sobre una base militar en la región de Zhytomyr en Ucrania.

“La Fuerza Aérea Ucraniana necesita cazas y misiles modernos y occidentales para contrarrestar de forma sostenible a la VVS”, afirma el informe de Rusi.

“Los pilotos rusos se han mostrado cautelosos durante toda la guerra, por lo que incluso un pequeño número de cazas occidentales podría tener un importante efecto disuasorio”.

Otra baza importante será la introducción de los aviones cisterna de reabastecimiento en vuelo que constituyen la base del poderío aéreo occidental, permitiendo a sus cazas permanecer en el aire el tiempo suficiente para atacar objetivos identificados en tierra.

“La mayor diferencia es que las Fuerzas Aéreas estadounidenses cuentan con 300 aviones cisterna, lo que les permite realizar patrullas aéreas continuas”, explica Ripley.

“Esto les da alcances de 3.220 km [2.000 millas], la capacidad de proyectar poder aéreo y dominar los cielos”.

Thomas Harding

18 thoughts on “La fuerza aérea rusa no logra dominar los cielos de Ucrania.

  • el 8 diciembre, 2022 a las 19:01
    Permalink

    El nivel de calidad de las Fuerzas Aéreas rusas es similar al de Tierra o la Marina, solo sirven para desfilar, bombardear ciudades o eliminar barbudos en algún desierto…

    Respuesta
    • el 8 diciembre, 2022 a las 22:21
      Permalink

      Imagina, si así esta la segunda mejor fuerza aérea del mundo, ¿Cómo estarán las demás?

      Respuesta
      • el 9 diciembre, 2022 a las 00:22
        Permalink

        Perseo, ERA el segundo mejor ejército del mundo (armas combinadas + nuclear), pero se ha demostrado q es el segundo ejército dentro de Ucrania. Si le quitas el armamento nuclear, es un dinosaurio que no sabe que ha caído un meteorito.

        De nada te vale una flota q se supone muy numerosa si la realidad es q están faltos de pilotos, de horas de vuelo, de fiabilidad de motores… x no decir de lo más importante: planificación y mando.

        Respuesta
      • el 9 diciembre, 2022 a las 02:07
        Permalink

        Es que Rusia era una gran potencia militar…sobre el papel, evidentemente la segunda potencia militar mundial es China; Rusia solo ha demostrado tener un ejército pobre, atrasado y primitivo, con armamento de los años 80…mira lo que pasa cuando es atacado por un ejército decidido armado con materiales modernos (y encima, si sabían que iban a invadir un país como Ucrania, lo mínimo es prepararse un poco, por lo menos) pero, como bien apuntas, cómo estarán los demás ejercitos que no tienen previsión de entrar en guerra con nadie…

        Respuesta
      • el 9 diciembre, 2022 a las 05:44
        Permalink

        Perseo. Bueno, es de dudarse que las fuerzas aéreas de Corea del Sur, el Japón, Israel y hasta la de Suecia, con sus F-35 no puedan destruir las defensas antiaéreas enemigas. Además, estas naciones tienen un gran arsenal de armas inteligentes y no requieren de volar menos de 3 mil metros de altura para dar en el blanco, lo pueden hacer desde una altura de 15 mil metros.

        Respuesta
  • el 8 diciembre, 2022 a las 20:07
    Permalink

    El articulista omite la contribucion mas importante a la neutralizacion de la fuerza aerea rusa:
    -los awacs de la otan.
    Desde el mar negro, polonia y rumania, controlan casi el 100% del espacio aereo ucraniano. Y transmiten esa informacion a los ucranianos, permitiendoles utilizar sus radares de tiro solo cuando lo necesitan, y prescendir de sus radares de busqueda, que al tener que estar encendidos todo el tiempo, son muy vulnerables
    Es imposible hacer seads contea una defensa aerea cuyos radares de busqueda son indestructibles porque: pertenecen a la otan y estan fuera del teatro de operaciones.
    Sin esa informacion, los radares de tiro de las baterias ucranianas no sabrian cuando activarse. Con ella, pueden coordinar hasta emboscadas con manpads contra helicopteros.

    Imaginemos el escenario inverso: los usa atacando un pais limitrofe con rusia, destruyendo su defensa antiaerea (los radares de busqueda, lo primero porque son faciles de detectar y localizar) para descubrir que no sirve de nada porque rusia transmite una imagen en tiempo real del espacio aereo invadido.

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 00:37
      Permalink

      Toda la razón, Ramón. Los AWACS/Satélites es un pilar actual de la defensa ucraniana.

      Pero Rusia no sale de sus bases a pecho descubierto…. ¿o si?….

      No dispone, el “segundo ejército del mundo”, de sistemas de contrainteligencia electrónica?, perturbadores radar?, apoyo satélite?…. es que ninguna potencia moderna puede operar o planear una invasión (perdón ‘operación especial’) sin tener esa cobertura para tus aviones. Que inhiben/enmascaran dichas señales.

      Pero mucho me temo que es ciencia ficción para uno de los bandos (el otro tampoco disponia de dicho sostén hasta el apoyo de los países occidentales). En fin… tienen los rusos ese hándicap, pues que pongan en ejecución sus sistema de guerra electrónica.

      O mejor, que se vuelvan por donde han venido, así no tienen que preocuparse de los AWACS. Tan fácil.

      Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 02:12
      Permalink

      Bueno, los rusos también usan esas tácticas…utilizan sus aviones para lanzar misiles de crucero desde el interior de Rusia…como casi no pueden entrar en Ucrania porque los derriban…es una pena usar los cazas “de quinta Gen” SU-57 de esa manera, claro que tampoco los van a mandar a Ucrania porque serían un trofeo muy valorado y exótico para los ucranianos…

      Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 05:47
      Permalink

      Si USA ataca a un país limítrofe ruso, tendrá graves problemas con tratar de localizar a los F-35, sus radares no pueden localizar los F-35 en un radio de 100 km.

      Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 14:57
      Permalink

      Tienes razón, sin embargo, no creo que los radares de los AWACS sean los que guían a los misiles. Eso se podría hacer si fuesen baterías NASAMS con Link16, pero creo que no es el caso. En este sentido, en principio, Rusia podría destruir los radares de las baterías aéreas. Pero, lógicamente, la ayuda de los AWACS y de otras plataformas de inteligencia de la OTAN es crucial.

      Respuesta
  • el 8 diciembre, 2022 a las 20:09
    Permalink

    Alguien se pregunta de dónde saca Ucrania los misiles S-300? Al ritmo que los usan debieron agotar hace tiempo su inventario. No se menciona los sistemas antiaéreos que ha recibido de Turquía, que son bastantes. En cuanto a aviones cisternas, iban a quedar dentro del alcance de los S-400 y sus bases poder ser atacadas por misiles crucero. El talón de Aquiles ruso es la falta de armas guiadas, lo que obliga a volar bajo y hace vulnerables a los aviones a los Stinger.

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 05:51
      Permalink

      Paco. Los S-300 provienen de Corea del Sur, los países que integraron el Pacto de Varsovia y hasta países islámicos. Los mejores de todos, son los que fabricó Samsung, han sido actualizados para que puedan operar con los sistemas de la OTAN.

      Respuesta
    • el 9 diciembre, 2022 a las 07:54
      Permalink

      Pues desconozco si Ucrania tiene capacidad para fabricarlos, aunque sea una versión pirata, o si desde hace tiempo los van gastando con cuentagotas en previsión de que esto dure más de lo esperado

      Respuesta
  • el 9 diciembre, 2022 a las 08:06
    Permalink

    Viendo esta noticia me planteo si a día de hoy es viable ejercer el rol de atacante con éxito únicamente con aviones de 4ªgeneración, ya que a pesar de existir aviones de guerra electrónica desde hace tiempo (si occidente tiene, Rusia también tendrá) e incluso pods para darle esta capacidad a cazas convencionales, Rusia es incapaz de hacer lo que se esperaba de ellos, y no creo que sea exclusivamente por su doctrina, puesto que en estos meses han podido adaptarse aunque sea por ensayo y error

    Respuesta
  • el 9 diciembre, 2022 a las 17:10
    Permalink

    Rusia no domina los cielos peros los unicos aviones que vuelan en ucrania son rusos los ucranianos avion que vuela avion que es derribado en aire aire por los rusos

    Respuesta
  • el 9 diciembre, 2022 a las 17:45
    Permalink

    Alguien dice que es imposible hacer seads contea una defensa aerea cuyos radares de busqueda son indestructibles porque pertenecen a la OTAN y están fuera del teatro de operaciones…., Es parcialmente cierto. Sin destruirlos deberían al menos poder inhabilitarlos mediante interferencias. Sencillamente los rusos han perdido los equipos y entrenamiento necesarios para hacerlo.

    Respuesta
  • el 10 diciembre, 2022 a las 00:26
    Permalink

    Un fallo garrafal ruso es en inteligencia. Ni con satélites, ni con humit, ni con aviones espía, ni con delatores ni con nada son capaces de ubicar la enorme cantidad de material (propio, donado o capturado) AAA del que disponen, que es mucho. No se puede destruir lo que no puedes ver, y así están,con los radares apagados.
    Se han informado que la AAA ucraniana recibe las actualizaciones de posiciones de aeronaves rusas mediante enlace de datos, sin ahondar mucho más en detalles.
    Ciertamente no sabría decir que arma rusa (fuerza aérea, marina, ejército) es la más decepcionante.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.