La Infantería de Marina quiere proteger sus Hornets de interferencias de GPS.

El Cuerpo de Marines está buscando instalar antenas en sus F/A-18 C/D Hornets para ayudar a la aeronave a superar las interferencias de GPS.

En una solicitud de información (RFI) publicada a principios de junio por el Comando de Sistemas Aéreos Navales (Naval Air Systems Command, o NAVAIR), el Cuerpo de Ingenieros del Ejército quiere instalar las antenas anti ataques conocidas como el Programa de Guerra de Navegación Aérea, o NAVWAR, en 120 de los Hornets en servicio.

La antena anti-interferencia “proporciona protección del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para las plataformas aéreas navales al permitir el acceso continuo al GPS mediante el uso de sistemas de antenas anti-ataques (AJ) diseñados para contrarrestar las amenazas de guerra electrónica del GPS por interferencia intencional  e involuntaria. Dijo Michael Land, portavoz de NAVAIR, a Marine Corps Times en un comunicado enviado por correo electrónico ayer martes.

El desarrollo se produce cuando los aviones de Estados Unidos se enfrentan a un creciente ataque de guerra electrónica contra aviones en Siria.

El general del ejército Tony Thomas, comandante del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos, dijo a los miembros de la audiencia en una conferencia en el mes de abril que los adversarios estaban tratando de derribar los cañoneros AC-130 en Siria usando guerra electrónica, o EW.

En este momento en Siria, estamos en el entorno EW más agresivo del planeta, por parte de nuestros adversarios”, dijo Thomas. “Nos están probando todos los días, cortando nuestras comunicaciones, desactivando nuestros AC-130, etcétera”.

El Cuerpo de Marines se encuentra en medio de una revisión de sus fuerzas aéreas y equipos para prepararse para una potencial contienda con adversarios cercanos como Rusia y China.

Ambos países cuentan con una impresionante variedad de capacidades de guerra electrónica. Rusia ha estado utilizando el campo de batalla sirio para perfeccionar sus habilidades de EW.

El alto mando de la Marina ha repetido a menudo las amenazas planteadas a los sistemas de GPS por los adversarios en aumento y dice que el Cuerpo debe estar preparado para luchar en entornos con GPS bloqueado.

El F/A-18 es el avión puente de los Marines mientras se traslada al nuevo F-35 de alta tecnología. A medida que se hace la transición, los antiguos Hornets se someten a una extensión de vida útil, lo que significa que los aviones se están actualizando para actuar en el campo de batalla moderno.

“La instalación en los F/A-18 A-D ayuda a garantizar la continuidad de la capacidad de la misión a medida que se prolonga la vida útil de la aeronave y facilita la compatibilidad mediante el uso de equipos más comunes”, añadió Land.

La Marina y la Infantería de Marina ya utilizan la antena GPS anti ataques en una serie de fuselajes, según Land.

“Las instalaciones típicas reemplazan la antena de GPS existente de una plataforma por una antena NAVWAR y una electrónica de antena independiente, mientras mantienen el receptor GPS de la plataforma en su lugar”.

El Cuerpo de Marines espera que el F/A-18 se mantenga en servicio hasta el 2030.

A medida que se efectúe la transición al F-35 y se vayan eliminando sus veteranos Hornets, los cazas más antiguos se concentrarán en la costa oeste a partir de finales de 2018 con la excepción del VMFA (AW) -242, que se mantendrá en la estación aérea del Cuerpo en Iwakuni, Japón hasta que haga la transición al F-35 en 2028, de acuerdo con el plan previsto del Cuerpo.

Shawn Snow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com