La Marina de EE.UU. adjudica contrato para nueve submarinos de ataque adicionales.

La Marina de Estados Unidos adjudicó ayer lunes el contrato de construcción naval más caro de su historia  por valor de más de 22.200 millones de dólares para los submarinos más avanzados del mundo.

El contrato masivo para nueve submarinos de ataque nuclear de la clase Virginia se produce solo unos meses después de que el jefe de la Marina en el Pacífico advirtiera de un aumento importante de la armada china y de sus problemas para conseguir suficientes submarinos para contrarrestarla.

El acuerdo “marca la última respuesta de la Marina estadounidense al creciente poderío militar de China y a las acciones agresivas en el Pacífico occidental”, dijo Carl Schuster, ex director de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de Estados Unidos.

“El PLAN (Armada China) está mejorando y creciendo, por lo que la Armada tiene que responder”, añadió. “No convierte a China en un enemigo, pero las acciones de China merecen ser observadas”.

Los submarinos de clase Virginia son la plataforma submarina clave de misiones múltiples de la Marina estadounidense. Son capaces de luchar contra otros submarinos, buques de superficie y objetivos terrestres, así como de realizar operaciones especiales que incluyen la recopilación de inteligencia y el reconocimiento.

Dieciocho de los submarinos ya están en su flota y otros 10 se encuentran en diversas etapas de construcción.

Pero los nueve nuevos submarinos representarán una mejora sustancial con respecto a sus predecesores en la clase. La Marina también tiene una opción para un décimo submarino en el contrato, lo que elevaría su valor a 24.000  millones de dólares.

Un salto generacional en la capacidad

El contralmirante David Goggins, el oficial ejecutivo del programa para submarinos, los calificó de “un salto generacional en la capacidad de submarinos para la Marina” en una declaración publicada el lunes en la web de la US Navy.

Serán más grandes, desplazando 10.200 toneladas en comparación con las 7.800 de los submarinos actuales; serán más largos, 140 m en comparación con los 115 m; y tendrán mucha más potencia de fuego, con la capacidad de lanzar ataques con 40 misiles de crucero Tomahawk, en comparación con solo 12 en los barcos actuales.

Los submarinos, que pueden generar su propia agua y oxígeno, pueden permanecer sumergidos durante meses.

“Nuestra fuerza submarina es fundamental para el poder y el alcance de nuestra fuerza naval integrada”, declaró el Secretario en funciones de la Armada Thomas B. Modly. “El anuncio de hoy afirma nuestro compromiso con la fortaleza futura de nuestra nación, bajo el mar y alrededor del mundo”.

Los submarinos serán construidos por el contratista principal General Dynamics Electric Boat, con sede en Groton, Connecticut, con el subcontratista Huntington Ingallls Industries. Modly dijo que el contrato garantizaría una carga de trabajo estable para los 4.000 trabajadores en el astillero de Electric Boat en Rhode Island en los años venideros.

Aunque los nueve nuevos submarinos serán añadidos a la flota, el primero de la clase Virginia fue entregado en 2004, serán necesarios para reemplazar algunos de los antiguos submarinos de ataque clase Los Ángeles, que se incorporaron por primera vez a la flota en el 1970.

Los nuevos submarinos están programados para su entrega entre 2025 y 2029, dijo la Marina.

El equilibrio naval en el Pacífico

Los expertos dicen que Estados Unidos se enfrenta a una presión sin precedentes en el Pacífico, en gran parte debido a una armada china que ha estado dando grandes saltos en el número y la calidad de su flota de submarinos.

El informe sobre el Poder Militar de China de mayo de 2019 del Departamento de Defensa de Estados Unidos señala que la Armada del Ejército Popular de Liberación desplegará entre 65 y 70 submarinos para 2020.

Se espera que la fuerza de Pekín crezca a partir de ahí, y se espera que en los próximos cinco años China comience a producir submarinos de ataque nuclear avanzados similares a los de la clase estadounidense Virginia.

Un informe de agosto de analistas en Australia cuestionaba la capacidad de Estados Unidos para seguir el ritmo con los avances de China y advertía que Washington se enfrenta a una crisis de “insolvencia estratégica”.

El almirante Philip Davidson, jefe del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos en Hawai, informó al Congreso a principios de este año que la actividad submarina de los tres adversarios estadounidenses en el Pacífico, China, Rusia y Corea del Norte, se había triplicado desde 2008.

“Vamos a perder nuestra ventaja cuantitativa en el plazo de 2025. Creo que eso va a ser un desafío para nuestras acciones en la región”, afirmó.

Brad Lendon

4 comentarios en “La Marina de EE.UU. adjudica contrato para nueve submarinos de ataque adicionales.

  • el 3 diciembre, 2019 a las 13:47
    Permalink

    Insolvencia estrategica. Se ponen muy nerviosos USA cuando ven acortarse la brecha tecnologica. China y el PLAN dan pasos agigantados para cerrar esa brecha. Es un esfuerzo que hay que reconocer. Pero lo que todavia no ha demostrado China es su capacidad para hacer grandes innovaciones en el campo militar. Ahi sufrira un frenazo su industria militar. Y ahi esta la clave (siempre lo ha sido) de la superioridad militar. La capacidad de innovar.

    Respuesta
    • el 3 diciembre, 2019 a las 16:15
      Permalink

      Ahora resulta que mantenerse en la cima es “ponerse nerviosos”. No encuentran que inventar estos putinlovers.

      Respuesta
  • el 4 diciembre, 2019 a las 03:20
    Permalink

    China continua con su espionaje a las potencias occidentales, como lo hace el otro estado paria : Rusia, sin embargo la diferencia no solo es grande entre estos dos y USA sino se esta acrecentando, las investigaciones espaciales, la utilizacion de tecnologias laser y robotica hacen de los esfuerzos chinos vanos, claro que, para el publico hay que insunuar que tanto China como Rusia son una amenaza! sino no se podria conseguir fondos para los avances armamentisticos americanos. Genios!

    Respuesta
  • el 5 diciembre, 2019 a las 06:35
    Permalink

    No, no es un putinlover. Es de tu mismo bando.

    Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com