La Marina de EE.UU. analiza la compra de dos portaaviones en un solo contrato.

La Marina de los Estados Unidos está analizando si puede lograr ahorros significativos en piezas y mano de obra si compra juntos sus dos próximos portaaviones en lugar de hacerlo individualmente, dijo el principal comprador de armas de la Armada.

La Marina tiene la intención de desplegar 12 portaaviones, en lugar de los 11 que tiene hoy, como parte clave de su plan de expansión planificada de los 355 barcos previstos. En una solicitud de propuestas el lunes, la Marina solicitó al constructor de barcos el astillero Huntington Ingalls Industries Inc. “que definiera con más detalle el ahorro de costes que se pueden lograr” si realiza una compra en bloque del tercer y cuarto portaaviones de la nueva clase Ford destinada a reemplazar a los más antiguos de la clase Nimitz.

Un compromiso de dos barcos proporcionaría un gran impulso en los ingresos para Huntington Ingalls y sus subcontratistas, incluyendo General Atomics, que hace el sistema de lanzamiento y recuperación de las aeronaves.

La propuesta es un voto de confianza en el programa del nuevo modelo de portaaviones a pesar de su historial de grandes aumentos de costes sobre las previsiones iniciales y las demoras que lleva el programa. El primer portaaviones de la clase Ford, el USS Gerald R. Ford, se ha convertido en el buque de guerra más costoso de todos los tiempos, con un presupuesto limitado por el Congreso no superior a 12.900 millones de dólares, y que se entregó 32 meses después de lo programado originalmente.

Por su parte, el astillero Huntington Ingalls también se quedó corto el año pasado en el compromiso adquirido con la Marina de reducir las horas de trabajo en el segundo barco en un 18 por ciento en comparación con el primero que no consiguió.

Deben demostrar ahorros

Para que la Marina se comprometa con dos portaaviones a la vez, los contratistas que trabajan con ella, deben demostrar ahorros significativos, como en horas de trabajo o reducciones en los costes de los proveedores, dijo James Geurts, el principal comprador de armas de la Armada a los periodistas.

Mike Petters, director ejecutivo de Huntington Ingalls, con sede en Newport News, Virginia, dijo en un correo electrónico que “creemos que la manera más efectiva de reducir el coste de los portaaviones es adoptar un enfoque de compra de varios buques y construirlos cada tres o cuatro años. Comprar dos barcos a la vez estabiliza la fuerza de trabajo de Newport News Shipbuilding y su base nacional de proveedores, y nos permite comprar materiales en cantidad y trabajar en fases más eficientemente”.

Los miembros del Congreso han respaldado el movimiento de la administración de mantener una flota de 12 portaaviones, a medida que se agregan nuevos buques y se retiran los más antiguos, pero todavía no se han resuelto los detalles sobre el calendario de financiación, construcción y entrega.

Más de 100 legisladores, encabezados por la delegación de Virginia, donde se construyen los portaaviones, escribieron en diciembre al Secretario de Defensa Jim Mattis pidiendo una adquisición de compra doble.

El presupuesto de la Marina para el año fiscal 2019 incluye una solicitud para financiar al tercer portaaviones de la clase Ford, el USS Eisenhower, y planea el año fiscal 2023 como el primer año de financiación total para lo que sería el cuarto, un barco aún sin nombre y que reemplazará al USS Carl Vinson cuando se retire. El Congreso debe aprobar la solicitud.

El USS Gerald R. Ford (CVN-78) da nombre a su clase compuesta en principio por tres portaaviones. El propio USS Gerald F. Ford (CVN-78), el USS John F. Kennedy (CVN-79), el USS Enterprise (CVN-80)  más un cuarto buque todavía sin nombre.

Bloomberg Politics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com