La Marina de EE.UU. compra tres MQ-4 Triton y mejora los sistemas del avión EA-18G Growler

La Armada ha adjudicado a Northrop Grumman una modificación del contrato de 251.6 millones de dólares para construir tres aviones de reconocimiento MQ-4 Triton de producción inicial a bajo coste. El avión, uno de los más grandes de los vehículos aéreos no tripulados, tiene una envergadura de 130.9 pies (39,9 m) y una longitud de 47.6 pies (14,5 m), según una hoja informativa del Comando de Sistemas Aéreos Navales.

La Marina tiene planeado que el Tritón alcance su capacidad operativa inicial en 2021, de acuerdo con una presentación realizada por funcionarios de NAVAIR durante la Exposición del Espacio Aéreo Marino 2018. El primer escuadrón de Tritones estará desplegado totalmente operativo en la isla de Guam  a mediados del 2020.

El Northrop Grumman MQ-4C Triton es un vehículo aéreo no tripulado (UAV) desarrollado para la Armada de los Estados Unidos como avión de reconocimiento. Está diseñado para proporcionar vigilancia marítima continua a la Marina y para complementar el avión de patrulla marítima Boeing P-8 Poseidon proporcionando inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) en tiempo real sobre vastas regiones oceánicas y costeras.

Paralelamente la Armada también ha otorgado a Northrop Grumman 35.2 millones de dólares para desarrollar mejoras en las capacidades de interferencias tácticas en los aviones EA-18G Growler.

“El receptor de interferencia táctica AN/ALQ-218 está diseñado para proporcionar una alta probabilidad de intercepción en operaciones de “mirar a través”, una combinación de interferencia y escucha”, según su fabricante Northrop Grumman.

Northrop Grumman está desarrollando una actualización del sistema AN/ALQ-218 para que pueda soportar la interferencia del radar enemigo y permitir la localización de la dirección y la geolocalización, la medición de parámetros y la detección de modulación en el pulso, según Northrop Grumman.

“La conectividad mejorada y las pantallas enlazadas son las principales características de diseño implementadas para reducir la carga de trabajo del operador”, según una lista de especificaciones de la oficina del Director de Prueba y Evaluación Operativa, DOT&E.

Northrop Grumman espera terminar de instalar el equipo actualizado para mayo de 2022.

Northrop Grumman ya está en medio del desarrollo del Jammer de próxima generación – Low Band o NGJ-LB para reemplazar el sistema de interferencia táctica ALQ-99 en el Growler. El antiguo equipo ALQ-99 en los aviones Growlers se remonta a la aeronave EA-6B Prowler.

Este proceso costará probablemente alrededor de 1.000 millones de dólares cuando esté terminado.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com