La Marina de EE.UU envía el primer buque al Mar Negro desde la incautación de los barcos ucranianos por parte de Rusia.

El buque de desembarco anfibio USS Fort McHenry (LSD-43), transitó ayer domingo por el estrecho de los Dardanelos -que separa Europa y Asia- en ruta hacia el Mar Negro, convirtiéndose en el primer buque de la Armada de Estados Unidos en entrar en la tensa región desde que Rusia se apoderó de tres buques ucranianos en noviembre en el estrecho de Kerch.

Oficiales de la marina de guerra estadounidense señalan que el Fort McHenry está llevando a cabo una operación programada regularmente en el Mar Negro. Este es el primer buque de la Marina en entrar al Mar Negro desde agosto, cuando el USS Carney, un destructor de la clase Arleigh Burke, y el buque de transporte rápido USNS Carson City trabajaron en la zona en misiones separadas.

“Operamos de manera rutinaria en el Mar Negro de conformidad con el derecho internacional y la Convención de Montreux y seguiremos haciéndolo”, dijo el Comandante. Kyle Raines, portavoz de la Sexta Flota. “También continuamos nuestro llamamiento para que Ucrania y Rusia busquen una solución diplomática a su disputa”.

Funcionarios de la marina no respondieron a la pregunta sobre cuándo podría navegar otro barco en el Mar Negro, citando la política estándar de la Marina de no discutir futuras operaciones.

El USS Fort McHenry es un buque de transporte de la clase Whidbey Island, equipado con armamento defensivo como ametralladoras, cañones pequeños y sistemas antimisiles de corto alcance. Tiene poca capacidad ofensiva.

Rusia ha visto cualquier barco de la marina estadounidense en el Mar Negro como una intrusión desde que se apoderó de la Península de Crimea en 2014. Mantener las patrullas en el Mar Negro después del incidente del estrecho de Kerch es importante para demostrar el compromiso de proteger a los socios contra la agresión rusa, dijo Michael Petersen. Director del Instituto de Estudios Marítimos de Rusia de la Escuela de Guerra Naval.

“Estados Unidos se ha comprometido a defender el derecho internacional, que Rusia ha violado sistemáticamente en el Mar Negro”, escribió Petersen en un intercambio de correos electrónicos la semana pasada.

Los aliados de Estados Unidos y la OTAN han denunciado que Rusia abrió fuego contra tres embarcaciones ucranianas cerca del Mar de Azov y detuvo a 24 miembros de la tripulación, pero han mostrado poco interés en tomar medidas directas contra Rusia.

Ucrania no es miembro de la OTAN, por lo que las naciones aliadas no están obligadas a defenderla contra un agresor como Rusia, dijo Petersen. Esto hace que Ucrania sea más vulnerable a Rusia, añadió.

“Los riesgos de utilizar la fuerza militar contra la OTAN en Europa del Este son órdenes de magnitud mayores que en el caso de Ucrania”, dijo Petersen.

Stars and Stripes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com