La Marina de Estados Unidos podría no comprar más portaaviones de la clase Ford.

Los portaaviones de clase Gerald R. Fordde la Marina de Estados Unidos- podría terminar quedándose en sólo cuatro buques de los diez que estaban previstos para reemplazar algunos de los actuales de la clase Nimitz, según el Secretario de la Marina en funciones Thomas Modly.

“No sé si vamos a comprar más de ese tipo de buques,” dijo Modly  citado por el Departamento de defensa a principios de este mes. Añadiendo: “Ciertamente estamos pensando en otras posibles clases. Tenemos algo de tiempo ahora, tenemos hasta 2026, o 2027 antes de que tengamos que tomar una decisión realmente firme sobre cómo será el próximo portaaviones”.

En lugar de buques adicionales de la clase Ford, la Marina puede optar por plataformas planas más pequeñas y más baratas. Este cambio se debe en parte a la preocupación por los elevados costes de los superportaaviones y su mayor vulnerabilidad a los ataques de precisión de largo alcance desde el aire, la tierra y el mar. La doctrina de los portaaviones estadounidenses podría sufrir una adaptación como consecuencia de ello.

Para estudiar el futuro del portaaviones y de la aviación naval, Modly ha encargado un amplio estudio a los especialistas, anunció ayer la Marina.

“Los desafíos a largo plazo que enfrenta nuestra nación y el mundo exigen evaluaciones claras y decisiones difíciles”, dijo Modly en el comunicado de prensa. “Debido a que tenemos cuatro nuevos buques de la clase Ford bajo contrato, tenemos algo de tiempo para imaginar lo que viene después. Cualquier evaluación que hagamos debe tener en cuenta el coste, la capacidad de supervivencia y el requisito nacional fundamental de  mantener una base industrial que pueda producir los buques que necesitamos, barcos que contribuyan a una fuerza naval superior e integrada para la década de 2030 y más allá ”

 

En particular, el Secretario de Defensa está llevando a cabo una evaluación separada del futuro de las grandes plataformas planas y de la aviación naval.

El USS  Gerald R. Ford  (CVN-78), de primera clase, comisionado en julio de 2017, es el buque de guerra más caro de la historia de la Marina estadounidense con un coste total de adquisición que asciende a unos 13.000 millones de dólares.

El  sucesor del Ford, el futuro USS  John F. Kennedy  (CVN-79) fue bautizado a finales de 2019. La fecha de puesta en servicio de la plataforma fue originalmente programada para 2018, pero posteriormente fue revisada hasta 2020 por el entonces Secretario de Defensa, Robert Gates. El barco está programado para ser entregado a la Marina en 2024 con una fecha de despliegue inicial establecida para el 2026.

Se  espera que el tercer portaaviones de la clase, el futuro USS  Enterprise (CVN-80), se una a la flota para 2027, mientras que el cuarto buque, el Doris Miller (CVN-81), entrará en servicio con la Marina para el 2032.

La  clase Ford incorpora 23 nuevas tecnologías. Un nuevo informe del gobierno reveló problemas con tres sistemas de combate del USS Gerald R. Ford: el sistema de guerra electrónica SLQ ‑ 32 (V) 6, el radar multifunción SPY-3 (MFR) y la capacidad de compromiso cooperativo (CEC).

“Estas deficiencias y limitaciones reducen la capacidad general de autodefensa de la nave”, dijo la Oficina del Director de Prueba y Evaluación Operativa (DOT & E).

El estudio también señala que el portaaviones “es poco probable que alcance con el requisito de la tasa de generación de salidas (SGR) [el número de salidas de aeronaves por día]”.

La clase Ford fue diseñada para aumentar el SGR entre un 25 y un 30 por ciento en comparación con su predecesor inmediato, la clase Nimitz.

Franz-Stefan Gady

8 thoughts on “La Marina de Estados Unidos podría no comprar más portaaviones de la clase Ford.

  • el 12 marzo, 2020 a las 23:02
    Permalink

    Pues parece que no sólo hay fallos entre nuestros submarinos

    Respuesta
  • el 16 marzo, 2020 a las 23:04
    Permalink

    Salvando el primero, me gusta los nombres que han escogido para los 3 siguientes portaviones de esta clase

    Respuesta
  • el 17 marzo, 2020 a las 11:55
    Permalink

    Si EEUU decide suspender el encargo de nuevos super portaaviones no se debe porque sus nuevas tecnologías aplicadas hayan fallado, pues en la medida que vayan entrando en servicio los buques éstas pueden ir alcanzando el estatus de capacidad operativa final. Quizá pueda deberse a que los portaaviones, a pesar de incorporar nuevas tecnologías defensivas, ya no fuesen capaces de responder a un ataque masivo de misiles o armas espaciales; o que el costo del desarrollo de nuevas tecnologías defensivas supere la relación costo-beneficio; o bien que los portaaviones actuales ya no respondan a las necesidades operativas futuras. No nos imaginamos a un portaaviones en el centro de la escena de una batalla naval del futuro. Sin embargo, los aviones son determinantes aún hoy, y lo seguirán siendo, para lograr el dominio del mar, tanto en su superficie, como bajo ella, así como el aire. Es decir, que la necesidad actual y futura de mantener buques portadores de aeronaves en alta mar se mantiene vigente.

    Respuesta
  • el 17 marzo, 2020 a las 23:06
    Permalink

    De todas maneras encontramos que existe gran incertidumbre en el seno de los responsables de planificar los buques de batalla del futuro respecto del diseño de los buques portaaviones. Concretamente no está claro actualmente cómo serán los aviones embarcados del futuro. Evidentemente la incorporación del F-35B en las filas del USMC abordo de los buques anfibios clase América ha demostrado que puede realizar el mismo trabajo que el F-35C (salvando el hecho que el despegue CATO posibilita operar con una superior relación carga/alcance con respecto al despegue V/STO) pero a un costo infinitamente inferior respecto del buque portante. Esta experiencia quizá esté influyendo en los diseños de los portaaviones del mañana respecto de los aviones embarcados del futuro.

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2020 a las 04:38
    Permalink

    En cuanto a los aviones embarcados del futuro probablemente se trate de vehículos aéreos capaces de ser manejados con tripulación o sin ella. La especialización se encuentra en curso de extinción; por ello las aeronaves futuras serán altamente generalizadas y con capacidad de realizar distintas funciones en una misma misión y su facultad de interconexión será absoluta. La capacidad furtiva se intensificará aún más y quizá incorporen sistemas activos, no solo pasivos, todo lo cual implicará un incremento muy importante en los costos. Los drones quizá tengan una mayor incidencia operativa y reemplacen los aviones en una multiplicidad de funciones; una necesidad adicional de los aviones de combate embacados seguramente consistirá en el control de un grupo de UAV en cada misión operativa. Ello representa que la nave portante posea enormes capacidades C3.

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2020 a las 05:01
    Permalink

    Probablemente los portaaviones de mediados de siglo no tengan desplazamientos y dimensiones tan grandes como los actuales. Quizá la tendencia sea disminuir el tamaño sin afectar su eficacia. Esto podría conseguirse reduciendo el aparato motor y disminuyendo la capacidad embarcada. Es probable que por razones de costos y seguridad la opción nuclear como sistema propulsivo vaya siendo paulatinamente abandonada. Los costes disminuirán exponencialmente y la seguridad del buque crecerá en la misma proporción, si el aparato motor no fuese nuclear. Quizá la tendencia fuese sistemas IFEP, tal como ejemplifica el HMS Queen Elízabeth británico. La autonomía se verá afectada, así como su eficacia como nave estratégica; pero actualmente los grupos de batalla estructurados alrededor de un portaaviones nuclear necesitan los buques de reavituallamiento, en especial los petroleros, pues los buques de escolta, excepto los submarinos, no poseen propulsión nuclear. Un sistema propulsivo IFEP poderoso aseguraría a un buque de menor desplazamiento velocidades cercanas a las que actualmente detentan los portaaviones nucleares.

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2020 a las 05:22
    Permalink

    Un grupo aeronáutico compuesto de unos 20-24 aviones de combate altamente polivalentes como los descriptos, complementados por unos 30-36 drones, más helicópteros de apoyo quizá pudieran operar en buques portaaviones de menores dimensiones con seguridad y otorgarles capacidades bélicas similares a las actuales con menores costos. El tema de los costos es un tema muy importante para todas las marinas y en especial para la USN, cuyas tecnologías aplicadas se han demostrado exageradamente onerosas sin, aparentemente, otorgar ventajas decisivas con respecto a las tecnologías que reemplazan o complementan. Reduciendo los costos de adquisición y operación de los portaaviones, quizá fuese posible mantener una cantidad de alrededor de 10 a 12 unidades, complementados por una cantidad similar o superior de buques anfibios con capacidad aeronáutica STOVL (LHA), otorgaría a la USN la posibilidad de seguir detectando la superioridad en la superficie del mar y la misma capacidad de despliegue estratégico de hoy, pero a un costo posible para los presupuestos del futuro.

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2020 a las 00:31
    Permalink

    Los norteamericanos han terminado reconociendo la vulnerabilidad de los portaaviones ante naves adversarias mas pequeñas y numerosas, armadas con misiles hipersonicos y tal vez con cabezas nucleares.
    Es mejor gastar el dinero de igual forma o incluso mejorando esa tendencia, por ejemplo: barcos guiados por inteligencia artificial o teleoperados, cargados de misiles y drones.

    Tambien hay que ir reemplazando los cazas tripulados por drones de ataque, mas pequeños y baratos, y sobre todo, hay que adquirir muchos señuelos de calidad, que simulen aviones y misiles, para sobrepasar los sistemas a2ad.

    En un enfrentamiento moderno con adversarios armados segun el estado del arte, los aviones tripulados y los grandes barcos son armas de retaguardia.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com