La Marina de Estados Unidos se une a la frenética búsqueda del submarino indonesio desaparecido.

La Marina estadounidense ha desplegado un avión P-8 Poseidon para ayudar a buscar el submarino indonesio desaparecido KRI Nanggala 402 y podría enviar otros activos más para unirse a la búsqueda.

“A petición del gobierno indonesio, estamos enviando medios aéreos que incluyen un avión de patrulla marítima P-8 Poseidon de la Armada para ayudar en la búsqueda del submarino desaparecido”, dijo el portavoz del Pentágono John Kirby a los periodistas el viernes.

El Secretario de Defensa, Lloyd Austin III, habló con el Ministro de Defensa indonesio, Prabowo Subianto, el viernes por la mañana, para asegurarse de que Subianto “supiera que esa aeronave iba a llegar y para hacer una oferta de cualquier otro apoyo o asistencia adicional que el gobierno indonesio pudiera tener”, dijo Kirby.

Una lectura de la llamada dijo que la asistencia adicional podría incluir activos de búsqueda submarina.

Un barco de rescate zarpa el viernes para unirse a la búsqueda del submarino indonesio KRI Nanggala.

La marina indonesia recorrió el viernes las aguas de Bali, reforzada por la llegada de un buque de guerra australiano equipado con un sonar y un helicóptero, en una búsqueda cada vez más frenética del submarino desaparecido al que sólo le quedan horas de oxígeno para sus 53 tripulantes.

El KRI Nanggala 402 desapareció durante su última inmersión el miércoles frente a la isla turística, y aumenta la preocupación de que pueda haberse hundido a demasiada profundidad como para alcanzarlo o recuperarlo a tiempo. El jefe de la marina dijo que se esperaba que el submarino se quedara sin oxígeno a primera hora del sábado.

“Maximizaremos el esfuerzo hoy, hasta la hora límite de mañana a las 3 de la madrugada”, dijo a los periodistas el portavoz militar, general de división Achmad Riad.

No ha habido señales de vida del submarino, pero los familiares mantienen la esperanza de que el esfuerzo masivo de búsqueda encuentre la nave a tiempo.

Veinticuatro barcos indonesios y un avión de patrulla fueron movilizados para la búsqueda el viernes, centrándose en la zona donde se encontró una mancha de petróleo después de que el submarino desapareciera durante un ejercicio. Los rescatistas realizaron búsquedas masivas similares en los dos días anteriores.

Dos buques australianos “ayudarán a ampliar la zona de búsqueda y a prolongar la duración del esfuerzo de búsqueda”, declaró el contralmirante de la Marina australiana Mark Hammond.

El submarino de la Armada de Indonesia KRI Alugoro zarpa el jueves durante la búsqueda de KRI Nanggala, otro submarino, que desapareció mientras participaba en un ejercicio de entrenamiento el día anterior.

El presidente indonesio, Joko Widodo, canceló una visita al puerto de Banyuwangi, de donde partieron antes algunos barcos de rescate, para preparar una cumbre regional el fin de semana en Yakarta, dijeron las autoridades. Pidió a los indonesios que rezaran por el regreso sano y salvo de la tripulación, al tiempo que ordenó todos los esfuerzos para localizar el submarino.

“Nuestra principal prioridad es la seguridad de los 53 miembros de la tripulación”, dijo Widodo en un discurso televisado el jueves. “A la familia de los miembros de la tripulación, puedo entender sus sentimientos y estamos haciendo todo lo posible para salvar a todos los miembros de la tripulación a bordo”.

No ha habido pruebas concluyentes de que la mancha de aceite fuera del submarino. El jefe del Estado Mayor de la Marina, el almirante Yudo Margono, dijo que el petróleo podría haberse derramado por una grieta en el tanque de combustible del submarino o que la tripulación podría haber liberado combustible y fluidos para reducir el peso de la nave y poder salir a la superficie.

Margono dijo que se localizó un objeto no identificado que mostraba un elevado magnetismo a una profundidad de entre 165 y 330 pies y que las autoridades mantienen la esperanza de que sea el submarino.

Sin embargo, la Armada cree que el submarino se hundió a una profundidad de entre 2.000 y 2.300 pies (609,6 – 701 m) mucho mayor que la profundidad de inmersión, en la que la presión del agua sería superior a la que podría soportar el casco. La profundidad de hundimiento del buque fue estimada en 655 pies (200 m) por una empresa surcoreana que lo reacondicionó entre 2009 y 2012.

La causa de la desaparición sigue siendo incierta. La marina ha dicho que un fallo eléctrico podría haber dejado al submarino incapaz de ejecutar los procedimientos de emergencia para salir a la superficie.

El Nanggala, de construcción alemana y propulsión diésel, está en servicio en Indonesia desde 1981 y en él viajaban 49 tripulantes y tres artilleros, además de su comandante, según el Ministerio de Defensa indonesio.

Edna Tarigan and Niniek Karmini

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.