La marina italiana seguirá su propio camino con nuevos submarinos.

El diseño del Submarino del Futuro Cercano (NFS) de Italia será de naturaleza italiana. Actualmente, la columna vertebral de la fuerza submarina de la Marina italiana (Marina Militare) son cuatro submarinos Tipo 212A. Estos están equipados con célula de combustible independiente -Air Independent Power (AIP)-, lo que los convierte en uno de los submarinos más sigilosos del mundo. Pero el Type-212A es más conocido como un diseño alemán, no italiano. En muchos aspectos, el NFS es un regreso a la orgullosa tradición de la construcción de submarinos italianos ferozmente independientes.

El NFS será un desarrollo directo del Tipo-212A. Aunque la línea de base del Tipo-212A es en gran parte un diseño alemán, Italia fue un socio en el programa. En una colaboración de defensa consciente de los costes, típica de los años 90 posteriores a la Guerra Fría, Alemania construyó seis barcos e Italia cuatro. Los de Italia fueron construidos localmente por Fincantieri e incorporan algunos sistemas locales. En particular, están armados con el italiano Whitehead A184 Mod.3 y los nuevos torpedos de peso pesado Black Shark. Y llevan una serie de equipos únicos de fuerzas especiales.

El NFS contará con un ligero aumento en la longitud (eslora) total para acomodar un nuevo mástil de recolección de inteligencia. Esta mejora es un paralelo del segundo lote alemán de Tipo-212A, pero con un sistema italiano.

Más significativamente, incorporará baterías de iones de litio desarrolladas en Italia en lugar de plomo-ácido. Esto es significativo y es probable que sea el primer submarino occidental en ofrecer esta tecnología. Actualmente, solo Japón tiene submarinos con esta tecnología de baterías, aunque Corea del Sur, y posiblemente China, están muy cerca. Las baterías de iones de litio prometen una mayor capacidad que se traducirá en un mayor tiempo de funcionamiento bajo el agua. Combinado con el AIP, esto debería hacer que el NFS sea aún más sigiloso.

Aunque previamente se había sugerido que Italia se uniría a Alemania y Noruega en la versión de ‘Diseño común’ del Tipo-212, hay indicios de que Italia tiene la intención de crear sus propios barcos. La Armada italiana afirma que no habrá colaboración internacional. Esto se debe a que “el alto valor estratégico de los sistemas y sus contenidos tecnológicos, así como las capacidades industriales subyacentes, históricamente protegidas exclusivamente a nivel nacional”.

Será un pequeño paso en el retorno a una orgullosa tradición de diseño de submarinos. La Armada italiana fue uno de los primeros en la guerra submarina, poniendo en marcha su primer barco, Delfino, en 1895. Esto es anterior al famoso USS Holland, que fue el primer submarino moderno de la Marina de EE. UU. Y a diferencia de los primeros submarinos en muchos otros países, el Delfino era lo suficientemente bueno como para servir durante muchos años.

Durante el período de la Primera Guerra Mundial, Italia fue un exportador de submarinos, y continuó con una filosofía de diseño muy independiente en la Segunda Guerra Mundial. Hubo una pausa en la construcción de submarinos después de la Guerra, pero la producción se reanudó en la década de 1960. Así que fue un golpe adoptar un diseño liderado por Alemania en la década de 1990 cuando Italia se unió al proyecto alemán Tipo 212. Junto con un misterioso contrato de submarinos para construir submarinos sin  especificar para Qatar, el NFS podría allanar el camino hacia el resurgimiento de la construcción de submarinos italianos.

H I Sutton

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com