La Ministra de Defensa subraya el papel y el compromiso de España en la Coalición contra el DAESH.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha destacado hoy en Roma, en la reunión que ha mantenido con los principales países que participan en la Coalición Internacional contra el DAESH, el gran ejemplo de colaboración que supone esta organización por parte de naciones guiadas por las mismas convicciones democráticas y de libertad  y en contra de la amenaza que supone el terrorismo internacional.

La ministra de Defensa ha resaltado el trabajo que realizan las tropas españolas desplegadas en Irak y ha agradecido su implicación en el entrenamiento de las fuerzas locales. También ha subrayado cómo, tras las labores de formación, los efectivos locales trabajan por liberar a su país a un ritmo que ha sorprendido a todos los participantes de las misiones.

Finalmente, ha señalado que España, como socio del grupo restringido y principal de la Coalición y como nación que ha participado desde el principio en esta organización, está firmemente convencida en mantener sus compromisos con el resto de sus aliados, ya que la lucha contra el terrorismo en las naciones de origen es una prioridad en materia de seguridad y defensa.

OBJETIVOS DE LA COALICIÓN

La Coalición internacional contra el grupo terrorista Daesh surgió en la cumbre de la OTAN celebrada en Gales en septiembre de 2014. Está amparada por dos resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y cuenta con el apoyo expreso de la Unión Europea.

Está integrada por 60 países y liderada por Estados Unidos y trata de frenar el avance del grupo terrorista Daesh en Siria e Irak. Su plan de acción abarca cinco ámbitos de actuación: operación militar, prevención de los flujos de combatientes extranjeros, corte de las fuentes de financiación, ayuda humanitaria y deslegitimación de la ideología yihadista del Daesh.

Soldados españoles junto a un interprete de Irak.

PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA

La actual contribución española a la coalición internacional está cifrada en 480 militares, cuyo grueso se encuentra desplegado en el centro de adiestramiento liderado por España en Besmayah (Irak) para mejorar la formación de los soldados locales en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, tareas de desminado, operaciones especiales y asistencia sanitaria. En total, los instructores de la coalición han adiestrado a casi 39.000 iraquíes desde el inicio de la operación.

De este contingente español, 20 efectivos se encuentran destinados en los cuarteles generales  que la Coalición tiene en  Bagdad y Kuwait City y, otros 72 se encuentran desplegados con carácter temporal para la finalización de las obras de infraestructuras.

Además de lo anterior, 25 guardias civiles adiestran en tareas policiales a las fuerzas de seguridad iraquíes. España, después de Italia, es la segunda nación que más fuerzas policiales aporta a la coalición.

El pasado mes de octubre, España desplegó un avión no tripulado  en la Base Aérea de Al Asad que opera en apoyo de las fuerzas españolas, de la Coalición e iraquíes. Hasta la fecha, se han realizado 29 misiones operativas y 175 horas de vuelo.

Conviene destacar que, como refuerzo en la región del norte de África y Oriente Medio, España también contribuye a la seguridad y estabilidad mediante la participación en otras operaciones aliadas, tales como el apoyo a la defensa antimisil de Turquía, con el despliegue de la unidad ‘Patriot’, en el marco de la OTAN. Asimismo, las Fuerzas Armadas españolas participan en la misión de Naciones Unidas en Líbano para el cese de hostilidades entre Líbano e Israel y en las misiones que la Unión Europea lleva a cabo en el continente africano.

 

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com