La octava prueba del segundo portaaviones de China podría dar lugar a la puesta en servicio.

El segundo portaaviones de China, el primero de fabricación nacional, parece haberse embarcado en su octava prueba de mar ayer martes, a juzgar por las fotos del buque y el anuncio de un ejercicio militar.

Los expertos militares pronostican que el buque probablemente entrará en el servicio militar este año, a pesar de una fase de prueba más larga en comparación con el primer portaaviones del país, el Liaoning.

El portaaviones Tipo 001A partió ayer por la mañana desde el astillero Dalian en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, según múltiples fotos que aparecieron en las redes sociales chinas.

Un aviso de restricción de la navegación publicado por la Administración de Seguridad Marítima de China el sábado dijo que una misión militar estaba programada desde el lunes por la noche hasta el 22 de octubre en el Mar de Bohai, lo que también llevó a los observadores militares a creer que el portaaviones está siendo sometido nuevamente a pruebas, de acuerdo con avisos similares publicados en pruebas anteriores.

De ser cierto, esta sería la octava prueba de mar para el Tipo 001A. Se cree que su séptima edición tuvo lugar a principios de agosto.

Li Jie, un experto naval, dijo al Global Times el martes que el probable octavo ensayo en el mar podría examinar finalmente si el buque de guerra está listo para su entrega y si se han eliminado los problemas encontrados en ensayos anteriores.

La fase de prueba del Tipo 001A ha durado más tiempo de lo que algunos observadores militares habían esperado. Varios analistas habían pronosticado que se entregaría antes.

El portaaviones partió para su primera prueba de mar en mayo de 2018, hace unos 17 meses. En comparación, el primer portaaviones de China, el Liaoning, se sometió a 10 pruebas en el mar en 13 meses antes de su puesta en servicio.

A diferencia del Liaoning, el Tipo 001A es de desarrollo nacional, por lo que es probable que se hayan tomado precauciones adicionales durante su desarrollo. Li señaló que “es mejor resolver todos los problemas antes de unirse al servicio militar”.

Los entusiastas del ejército chino esperan que la actual prueba sea la última del portaaviones y que pronto se revele su nombre oficial.

Los expertos han pronosticado que es probable que el buque sea entregado a la Armada del Ejército Popular de Liberación (PLA) este mismo año.

Global Times

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com