La OTAN gastará 1.000 millones de dólares en la modernización de la envejecida flota de AWACS.

El secretario general Jens Stoltenberg también ha informado que la OTAN recibirá pronto sus primeros drones Global Hawk.

La OTAN actualizará su anticuada flota de aviones de reconocimiento AWACS a un coste de 1.000 millones de dólares, anunció ayer miércoles la Alianza, sin que se haya acordado todavía ningún plan para reemplazar el sistema.

El avión Boeing, un ícono de la Guerra Fría con su distintivo domo de radar en forma de platillo montado en el fuselaje, comenzó a funcionar en la OTAN en 1982 y está previsto que se elimine gradualmente para 2035.

Pero la alianza aún no ha decidido qué aeronave sustituirá al AWACS, que ha estado al servicio de la OTAN durante la primera Guerra del Golfo, los conflictos de la década de 1990 en la ex Yugoslavia, Afganistán y, más recientemente, apoyando en la lucha contra el Estado Islámico.

“Puedo asegurar que firmaremos un contrato de modernización de la flota de AWACS”, dijo el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, a los periodistas en una reunión de ministros de Asuntos Exteriores en Bruselas.

“También estamos buscando cómo reemplazar la flota de AWACS en el futuro después de 2035”.

La flota de 14 aviones E-3 Sentry de alerta temprana y control (Boeing 707 convertidos con radares de largo alcance y sensores para dar alerta temprana de aviones, helicópteros y misiles) es el único equipo militar que posee la propia OTAN. Desde su creación, la OTAN ha gastado más de 6.800 millones de dólares en el programa AWACS.

Stoltenberg también dijo que la OTAN recibirá pronto sus primeros aviones teledirigidos de vigilancia de gran altitud Global Hawk, que ofrecerán a los comandantes sobre el terreno una mejor imagen de las situaciones de combate.

The Defense Post

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com