La OTAN recibirá dos aviones teledirigidos Global Hawk de gran altitud de Northrop Grumman.

La agencia de noticias Reuters ha informado que miembros del gobierno alemán han confirmado que la OTAN recibirá el primero de los cinco aviones no tripulados de gran altitud de Northrop Grumman en el tercer trimestre de 2019 después de años de retrasos, dando a la alianza sus propios aviones no tripulados espías por primera vez en su historia.

La OTAN tiene previsto utilizar este derivado del dron Global Hawk de Northrop para llevar a cabo misiones que van desde la protección de las tropas terrestres hasta el control de fronteras y la lucha contra el terrorismo. Estos drones operativos en todo tipo de condiciones meteorológicas tienen la capacidad de permanecer en el aire hasta 30 horas seguidas mientras proporcionan datos de vigilancia casi en tiempo real.

Según Thomas Silberhorn, secretario de estado del Ministerio de Defensa alemán, aseguró que el avión no tripulado de Vigilancia Terrestre de la Alianza de la OTAN (AGS) se entregaría en la base aérea en Sigonella, Italia, seguido de cuatro sistemas adicionales, incluidos aviones no tripulados y estaciones terrestres construidas por Airbus a finales de año.

Alemania ha enviado 76 soldados a Sigonella para operar el sistema de vigilancia y analizar sus resultados, añadió Silberhorn. También señaló que un total de 132 soldados alemanes serían finalmente asignados al AGS, de los cuales 122 estarían estacionados en Sigonella.

Mientras que los funcionarios de la OTAN no tuvieron comentarios que hacer sobre el estado del programa o si Northrop se enfrentaba a sanciones por la demora en la entrega, Silberhorn dijo a los medios de comunicación que Northrop ganó el contrato para el sistema AGS de la OTAN en mayo de 2012, con la entrega de la primera aeronave programada para 52 meses más tarde, sin embargo, los problemas técnicos y los retrasos en las pruebas de vuelo han retrasado el programa.

Las 29 naciones de la alianza deberán participar en su apoyo económico a largo plazo, sin embargo, debido a las dificultades presupuestarias de algunos de los países de la alianza, sólo quince países de la OTAN, liderados por Estados Unidos, pagarán por el sistema AGS.

Alemania que está financiando alrededor de un tercio del sistema,  ha decidido abandonar sus planes de comprar sus propios drones Global Hawk en medio de los altos costes y los problemas de certificación, y ahora, está negociando con Northrop comprar varios de sus nuevos modelos de drones de vigilancia Triton.

Andrej Hunko, miembro del partido de la oposición radical de izquierda, pidió en el Parlamento que Alemania elimine su participación en el programa diciendo que: “Los aviones no tripulados están estrechamente relacionados con una nueva forma de guerra y representan una carrera armamentística en la que los sistemas de vigilancia y espionaje existentes serán sustituidos por nuevas plataformas”.

En 2007 cuando la OTAN autorizó la compra de los sistemas se limitó el coste del programa  a 1.470 millones de dólares, cantidad que ha sido varias veces sobrepasada.

Phillip Smith

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com