La planta india que fabrica los aviones de combate Su-30MKI puede cerrar por falta de pedidos.

La factoría india que fabrica los cazas de combate Sukhoi Su-30MKI podría cerrar en marzo de 2020, lo que provocaría un efecto dominó que podría hacer que 400 proveedores locales cerrasen sus empresas por falta de pedidos de componentes, según funcionarios de la compañía y analistas de la industria.

Un ejecutivo de la empresa estatal india Hindustan Aeronautics Limited (HAL), declaró que la compañía, propietaria de la instalación, completará la producción de los ocho cazas restantes Su-30MKI en marzo del próximo año. Más tarde, la planta de producción de Nasik, en el centro de la India, podría cerrar si no recibe nuevos pedidos, advirtió el ejecutivo.

Un directivo del grupo de presión de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India, indicó que 400 proveedores locales que construyen alrededor de 6.000 componentes por valor de 12,5 millones de dólares por cada caza Su-30MKI también podrían cerrar si no se realizan nuevos pedidos a Hindustan Aeronáutics Limited.

HAL produce alrededor de 12 cazas multiusos Su-30MKI cada año. Se espera que la compañía complete la entrega de 272 cazas Su-30MKI para marzo de 2020.

Cada Su-30MKI es construido por HAL por 70.3 millones de dólares bajo licencia de la United Aircraft Corporation de Rusia.

Un responsable de la empresa aeronáutica india ha dicho que se ha enviado una solicitud formal a la Fuerza Aérea de la India y al Ministerio de Defensa para que aprueben un pedido adicional de 72 aviones de combate Su-30MKI de fabricación local por un valor de unos 5.000 millones de dólares, pero que el gobierno todavía no ha tomado una decisión.

La Fuerza Aérea se ha pronunciado de manera oficiosa indicando que el ejército solo podía ordenar 18 cazas como reposición a la cantidad de aviones Su-30MKI perdidos en accidentes en las últimas dos décadas.

La Fuerza Aérea no está dispuesta a hacer grandes pedidos de estos cazas debido al alto coste de los aviones fabricados localmente.

“Cada caza Su-30MKI construido por HAL cuesta alrededor de 70,3 millones de dólares, mientras que un caza suministrado por Rusia cuesta alrededor de 42,1 millones de dólares”, explicó el funcionario de la Fuerza Aérea.

Un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que el mes pasado Rusia trató de presionar al gobierno indio para que ordenara 72 cazas Su-30MKI adicionales con HAL, pero la Fuerza Aérea de la India se muestra reacia a hacer nuevos pedidos en un número tan grande.

“El caza Su-30MKI construido por HAL no está completamente hecho en la India, aproximadamente solo el 51 por ciento es casero, y el 49 por ciento restante de los suministros proviene de Rusia”, explicó  Bhim Sigh, un comandante de ala retirado de la Fuerza Aérea.

Singh señaló que la mayoría de las materias primas proceden de Rusia, incluidos los bloques de titanio, las piezas forjadas, las placas de aluminio y acero, así como artículos de baja tecnología como tuercas, pernos y tornillos.

HAL sigue dependiendo de Rusia como fabricante de equipos originales para componentes, materias primas, mantenimiento y revisión de los cazas.

Vivek Raghuvanshi

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com