La Royal Navy envía al patrullero HMS Mersey para vigilar al grupo de trabajo ruso de espionaje naval.

La Marina Real ha enviado a su patrullero HMS Mersey (P283) y un helicóptero Wildcat de RNAS Yeovilton para seguir el progreso de tres buques de guerra rusos mientras avanzaban por el Canal de la Mancha.

El barco espía ruso Feodor Golovin, el buque de desembarco Alexander Ostrakovskiy y el petrolero Yelnya que han estado apoyando las operaciones rusas en Siria y se cree que regresan a sus puertos base en los mares Báltico y Barents. Esta es la tercera vez en dos meses, la Royal Navy escolta a una fuerza naval rusa que pasa frente a las costas del Reino Unido.

El P283 Mersey y su tripulación de 34 tripulantes con base en Portsmouth, se separaron de una patrulla regular de protección pesquera en aguas locales y navegaron para reunirse con los tres barcos rusos al acercarse al Canal de la Mancha, sustituyendo en el relevo a la Marina francesa, que supervisó el avance del grupo de trabajo a través del Golfo de Vizcaya.

El barco de patrulla ha pasado 72 horas siguiendo a los rusos mientras los buques se abrían paso hacia el Mar del Norte, entregando posteriormente a la Armada holandesa el seguimiento una vez que los tres barcos habían pasado por el estrecho de Dover.

“Buques como el HMS Mersey son los ojos y oídos de la Marina Real en el Reino Unido -estamos en el mar durante 320 días al año, por lo que el Mersey proporciona a la Marina de guerra en todo momento un barco listo para responder en un breve espacio de tiempo como este- dijo la teniente Alexandra Karavla,  el oficial ejecutivo del barco de patrulla.

Aunque su trabajo rutinario es patrullar las aguas del Reino Unido y ayudar a hacer cumplir la legislación pesquera, el HMS Mersey se encargó de localizar, conocer y escoltar a los barcos a través del Canal de la Mancha.

En esto, hemos contado con el apoyo de un helicóptero Gato Salvaje de la Marina Real del 815 Escuadrón Aéreo Naval y de aliados de la OTAN. Operaciones como esta no serían posibles sin ese apoyo y esa cooperación.

“Esta tarea demuestra por qué el HMS Mersey es vital para la Defensa del Reino Unido. La flexibilidad y las opciones que estos buques de patrulla en alta mar ofrecen al gobierno son evidentes en la variedad de tareas que se llevan a cabo”.

El marinero Ryan Flynn es uno de los especialistas en guerra electrónica que ha estado siguiendo el progreso de los barcos rusos.

“Operaciones emocionantes como estas son la razón por la que me uní a la Royal Navy”, dijo. “Me encantan estos barcos porque un día realizaré un abordaje de protección pesquera y al día siguiente seguiré los buques de guerra rusos en la costa sur. ¡Este es el mejor trabajo del mundo!”

A principios de año, se activó la fragata HMS Westminster para realizar un seguimiento de las actividades de dos fragatas rusas y sus buques de apoyo que regresaban al Báltico después de las operaciones en Medio Oriente, mientras que las fiestas de Navidad del HMS St Albans fueron interrumpidas por una misión para supervisar el nuevo buque de guerra ruso Almirante Gorshkov.

El HMS Mersey es un buque patrullero costa afuera (OPV) de la marina británica. Fue construido por el astillero Vosper Thornycroft en Southampton para servir como buque de protección pesquera dentro de las aguas del Reino Unido junto con sus dos barcos gemelos Tyne y Severn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com