La USAF adjudica a las empresas Lockheed y Raytheon contratos para misiles nucleares de crucero.

La Fuerza Aérea adjudicó el pasado miércoles contratos a las empresas  Lockheed Martin y Raytheon para trabajar en un nuevo misil de crucero nuclear, conocido como el arma de largo alcance o LRSO.

Cada compañía recibirá alrededor de 900 millones de dólares para una fase de maduración y reducción de riesgos de 4 años, dijo la Fuerza Aérea en un comunicado. Debido a que el programa de LRSO está altamente clasificado – aún más que el programa del servicio para nuevos misiles balísticos intercontinentales – se negó a revelar el valor exacto de sus contratos a Lockheed y Raytheon.

El nuevo misil LRSO reemplazará al misil de crucero AGM-86B lanzado desde el aire, a menudo llamado el ALCM, que entró en servicio a principios de los años ochenta. La Fuerza Aérea dice que su inventario actual de ALCM sigue siendo seguro de usar a pesar de que el arma sólo tiene una vida útil de 10 años. Sin embargo, se ha vuelto menos eficaz, ya que los adversarios refuerzan sus propias defensas aéreas y es más difícil de mantener,  y las piezas quedan obsoletas.

En el año fiscal 2022, la Fuerza Aérea elegirá entre Raytheon y Lockheed para la fase de ingeniería, fabricación y desarrollo del misil LRSO. La Fuerza Aérea tiene la intención de integrar el arma en sus bombarderos con capacidad nuclear – B-52, B-2 y  B-21 -.

Bombardero B-2 Spirit

El “LRSO proporcionará la próxima generación de misiles estratégicos de disuasión lanzados desde el aire de la tríada nuclear”, dijo David Helsel, director del programa LRSO de Lockheed. “La probada experiencia de Lockheed Martin en misiles de crucero y tecnologías de sistemas estratégicos proporcionará el programa más confiable, capaz, sostenible y asequible en defensa de nuestra nación y nuestros aliados”.

El portavoz de Raytheon declinó hacer comentarios sobre la adjudicación.

Las adjudicaciones de los contratos, ha sido una mala noticia para Boeing, el fabricante del actual ALCM. La portavoz de Boeing, Didi VanNierop, dijo que la compañía estaba “decepcionada” por la noticia y está a la espera de más información de la Fuerza Aérea sobre su decisión. Después de ser informada por la USAF, la compañía tendrá 10 días para presentar una protesta ante la Oficina de Responsabilidad Gubernamental.

Aunque el programa de LRSO apenas ha comenzado, ya ha sido criticado duramente por algunos demócratas del congreso que sostienen que el arma es demasiado costosa y dicen que tener un misil de crucero capaz de ambos ataques convencionales y nucleares y podría aumentar el riesgo del error de cálculo.

Bombardero B-21 Raider

En marzo, el senador Ed Markey de Massachusetts y otros nueve demócratas presentaron una legislación que ralentizará el financiamiento para el LRSO hasta que el gobierno de Trump finalice su revisión de la postura nuclear.

Los líderes de la Fuerza Aérea también han dicho que la fuerza de los bombarderos necesita la capacidad para que los operadores puedan atacar desde distancias largas.

El LRSO es el segundo programa nuclear importante en tener un contrato adjudicado esta semana.

Misil de crucero AGM-86B ALCM

El lunes, la Fuerza Aérea adjudicó a las empresas Boeing y Northrop las actividades de maduración de la tecnología para el desarrollo estratégico basado en tierra de la próxima generación de misiles nucleares que reemplazarán a los actuales ICBM Minuteman III.

Bombardero B-52 Stratofortress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *