Las 5 principales opciones para el acuerdo de submarinos nucleares AUKUS de Australia.

Mientras Australia parece dispuesta a unirse al selecto club de los operadores de submarinos nucleares, exploramos las opciones. ¿La clase Virginia de la Marina estadounidense? ¿La clase Astute de la Marina Real? ¿O algo nuevo? Hemos identificado los 5 candidatos más probables.

Desde el anuncio de que Australia construirá submarinos de propulsión nuclear, el 15 de septiembre, se ha especulado sobre qué submarinos se están considerando. Los socios, Australia-Reino Unido-Estados Unidos (AUKUS), se han dado 18 meses para elaborar un plan.

Desde el anuncio conjunto se han dado pocos detalles. Así que la pregunta sigue siendo: ¿qué tipo de submarino nuclear recibirá Australia? Demos un paso atrás y exploremos las opciones.

Comparación de los submarinos de la clase Virginia y de la clase Astute

Podemos estar seguros de que el submarino será esencialmente británico o estadounidense. Hay cinco opciones principales a considerar.

Las dos primeras son los diseños existentes de la Marina estadounidense y de la Royal Navy, la (1) Clase Virginia y la (2) Clase Astute. Luego están los correspondientes programas de submarinos de ataque de nueva generación, el (3) SSN(X) y el (4) SSN(R). Y, por último, (5) un diseño totalmente nuevo, pero que aprovecha la tecnología de Estados Unidos y el Reino Unido.

Más ambicioso, podría ser un diseño sustancialmente autóctono con una mínima aportación de EE.UU. o el Reino Unido. O quizás los proyectos de submarinos de próxima generación de los tres países se combinen en un único tipo, que se construirá en los tres países. Estas posibilidades parecen menos probables en este momento.

Otras menciones honoríficas podrían incluir el diseño de un cuarto país, como Francia o India. O China o Rusia (¡como si fuera!). O sólo submarinos de segunda mano. Tal vez incluso tipos de misiles balísticos más antiguos (SSBN) reutilizados como submarinos de ataque. Ninguna de estas soluciones se ajusta realmente al anuncio original y no se exploran más en este artículo.

Clase Virginia: el submarino de ataque de confianza de Estados Unidos

El primer tipo que viene a los labios de muchos es el Clase Virginia de la Marina estadounidense. Nadie duda de sus capacidades, y la coincidencia con la US Navy supondría ventajas de entrenamiento y apoyo. Utiliza sistemas de armas estadounidenses que la RAN ya tiene en su inventario, como el torpedo Mk.48 ADCAP.

Y su sistema de lanzamiento vertical (VLS) ofrece compatibilidad con los misiles de crucero Tomahawk. Australia ya va a adquirirlos, pero para la flota de superficie. Sería natural ponerlos también a bordo de los Virginias.

De hecho, los Virginias tienen menos sentido sin Tomahawk o algún otro misil para poner en el VLS. Los actuales Virginias del bloque IV tienen 12 misiles verticales, y el bloque V tendrá 40. La capacidad del Block-V parece excesiva, por lo que parece más probable un Block-IV. Aunque se beneficie de algunos avances de los bloques posteriores.

Un reto de la clase Virginia podría ser el coste de establecer la producción australiana. Aunque se especula con la posibilidad de que Australia adquiera los barcos directamente de las líneas de producción estadounidenses, esto no está en el espíritu del anuncio. Y los astilleros estadounidenses tienen años de construcción de la clase Virginia por delante. Por lo tanto, habría que fabricar un nuevo conjunto de herramientas para establecer una nueva línea de producción en Australia.

Clase Astute – la opción británica

La clase Astute de la Royal Navy es, en líneas generales, equivalente a la clase Virginia. Similar en tamaño y capacidad general, puede tener un par de ventajas que podrían atraer a la RAN. La primera es que, a diferencia de los Virginias, el utillaje podría estar ya disponible. Se espera que el último de los 8 barcos de la Royal Navy, el HMS Agincourt, salga a flote en los próximos dos años. Esto podría liberar el utillaje, que podría enviarse a Australia, lo que supondría un importante ahorro de costes y tiempo.

Otro punto fuerte del Astute es que tiene una tripulación más pequeña. Sigue siendo mucho más numerosa que la de la actual clase Collins, lo que es de esperar para un barco nuclear de largo alcance, pero es más pequeña que la del Virginia. El Astute tiene una tripulación de 98-109 personas, mientras que los Virginias suelen tener alrededor de 135. El Collin, a modo de comparación, tiene 58, por lo que estamos hablando de al menos duplicar las necesidades de submarinos.

Un reto para la opción Astute podría ser el reactor nuclear. El actual reactor PWR2 ya no se fabrica. Posiblemente se podría instalar el nuevo PWR3, o un reactor estadounidense, pero esto complicaría las cosas.

En cualquier caso, un barco australiano de la clase Astute tendría probablemente algunas modificaciones para adaptarse a las necesidades de la RAN. Podemos especular que éstas podrían incluir un sonar alternativo y posiblemente armas estadounidenses para mantener la continuidad con el Collins. Pero en cualquier caso es compatible con los Tomahawks lanzados por tubo.

También podrían incorporarse algunas tecnologías para el diseño de la próxima generación de SSN(R), lo que nos lleva a las dos siguientes opciones.

Submarinos de ataque de próxima generación

La incorporación a uno de los proyectos de próxima generación existentes, el SSN(X) y el SSN(R), podría permitir a Australia entrar en el club de los submarinos nucleares en lo más alto. Los avances en propulsión, sonar, sigilo, computación cuántica, integración con vehículos submarinos no tripulados, etc., estarían incorporados.

También permitiría a la otra parte, Estados Unidos o Reino Unido, compartir más directamente los costes de desarrollo, lo que podría ser más atractivo. El reto, por supuesto, serán los plazos. Australia necesita nuevos submarinos para estar en el agua en la década de 2040, y la actual clase Collins sólo durará hasta aproximadamente 2048. Se espera que tanto el SSN(X) como el SSN(R) empiecen a mojarse en la década de 2030. Pero los plazos de este tipo de proyectos siempre están sujetos al escepticismo. Especialmente si otra armada se une a la fiesta y añade requisitos.

Una tecnología clave de la que no se ha hablado mucho es la de las armas hipersónicas. La US Navy parece ir por ese camino, y posiblemente la Royal Navy también. Si la RAN quiere prepararse para el futuro, podría considerar esta variable. ¿Qué barco se adapta mejor a las armas del futuro?

También se espera que los barcos de la próxima generación sean más grandes que los actuales. En parte, esto se deberá a la mejora del sigilo con las nuevas tecnologías de propulsión. Pero en el juego de los submarinos, más grande normalmente significa más caro.

Un diseño verdaderamente australiano

Siguiendo su propio camino, Australia podría construir un submarino adaptado a sus necesidades sin dejar de aprovechar las tecnologías clave británicas o estadounidenses. El resultado podría ser un barco más pequeño y barato, pero que seguiría ofreciendo a la RAN las principales ventajas de la energía nuclear.

Por supuesto, esta opción supone el mayor riesgo en términos de diseño, aunque el producto final sea más modesto. En particular, supondría una carga para el limitado grupo de arquitectos e ingenieros navales necesarios para diseñarlo. Esto es cierto para todas las opciones anteriores, pero más para ésta. ¿El programa australiano estaría robando diseñadores de los programas SSN(X) y SSN(R)?

Perspectiva

Sean cuales sean las opciones que se barajen, la construcción de submarinos nucleares en Australia llevará décadas. Mientras tanto, los actuales submarinos diesel-eléctricos de la clase Collins se modernizarán para mantenerlos operativos.

La RAN también podría considerar el alquiler de barcos de la US Navy o de la Royal Navy. En los próximos años se jubilarán varios barcos de la clase Los Ángeles y de la clase Trafalgar. Podrían prolongarse unos años hasta que se agote el combustible. Tal vez incluso amarrados en puerto como plataformas de entrenamiento estacionarias. Además de este tipo de medidas progresivas, los submarinistas de la RAN podrían convertirse en algo habitual a bordo de los barcos británicos y estadounidenses. Y los ingenieros australianos también.

Volviendo a dar un paso atrás, se trata de una empresa enorme para la RAN. Pero tienen la suerte de contar con la colaboración de AUKUS, que les abre las puertas a estas tecnologías ilusorias.

La mayor amenaza puede estar en el proceso. Los barcos son todos excelentes, casi no hay ninguna opción mala. Pero una indecisión o ambigüedad podría provocar retrasos.

E independientemente del programa de la RAN, es posible que veamos a más países apostar por los submarinos nucleares. Y China, que es el objetivo del acuerdo sobre los submarinos AUKUS, no va a frenar para adaptarse a los retos de Australia.

H I Sutton

22 thoughts on “Las 5 principales opciones para el acuerdo de submarinos nucleares AUKUS de Australia.

  • el 29 septiembre, 2021 a las 16:18
    Permalink

    En comparación (al margen de la planta de generación de energía), nuestro S80+ es más gordito (11,68 m vs los 10 m /10,7 m) y más cortito (81,05 vs los 155 m/97 m). En el desplazamiento se nota más la diferencia de tamaño: 3.400 t vs 7.900 / 7800. Es decir, estamos hablando de que nuestro S80+ es menos de la mitad en tamaño.

    En cuanto a la tripulación necesaria para operarlo, estamos hablando de 32 marineros vs. 135/98. Es decir, estamos hablando de menos de la tercera parte. Esto es un dato muy importante, pues uno de los mayores costes de cualquier arma son los salarios. Eso por un lado. Y, por otro lado, está el espacio que tiene la tripulación para descansar. No es lo mismo tener camas y espacio para operar 3 turnos de 8 horas diarios que 2 de doce. La mitad del tamaño con menos de la tercera parte de la tripulación habla a favor del S80+ en ese aspecto.

    Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 16:27
      Permalink

      En cuanto a armas, nuestro S80+ lleva hasta 12 armas largas, que se me antojan algo escasas, versus las 38 armas de los dos submarinos nucleares del artículo. La clase Virginia es lógico que lleve más armas, pues tiene tubos VLS y es mucho más largo, pero sorprende la clase Astute.

      Una pregunta interesante es por qué nosotros lo hemos hecho tan regordete (en diámetro es más grande), lo cual se antoja que favorece la resistencia del agua al deslizarse a través del medio. Seguramente que habrá una buena razón para ello, pero de entrada sorprende. ¿No hubiera sido mejor alargarlo aún más y hacer que disminuyese de tamaño? Un flanco grande favorece la instalación de sónares laterales grandes. Y esto sin olvidar que el buque tuvo que ser alargado in extremis. No lo critico, solamente me llama la atención que en esa dimensión supere a los dos nucleares.

      Respuesta
      • el 29 septiembre, 2021 a las 16:40
        Permalink

        Otra cuestión interesante que me gustaría conocer es qué ventaja tienen las celdas VLS frente a los tubos de torpedo para el lanzamiento de misiles de crucero.

        Lo primero que se me ocurre es que si tienes celdas VLS además de tubos, puedes llevar más armas y puedes llevar más armas (y un número más diverso) precargadas. Pero en cuanto a la cantidad de armas largas, sorprenden los 38 de la clase Astute.

        Investigando un poco y leyendo el artículo “Chapter Report, 04/20/95, GAO/NSIAD-95-116” de la Gao (en la web govinfo.gov) se puede ver que los Tomys lanzados por tubos de torpedo tienen un 30% menos de alcance. Menor alcance significa mayor riesgo para el submarino por tener que acercarse más a la costa.

        Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 14:07
        Permalink

        Las forma del casco “gota de agua” es la más hidrodinamica , por cuestiones técnicas suelen alargar algo el casco, pero cuanto más te alejes de eso, más resistencia presenta. También se empieza a hablar, de futuros diseños occidentales de doble casco, cosa que no se hacia por encarecer mucho el producto final.

        Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 19:43
      Permalink

      Son 18 y no 12 , Víctor .

      Respuesta
      • el 29 septiembre, 2021 a las 19:51
        Permalink

        Y el diámetro del casco es de 7’3 mtrs . Los 11’68 corresponden a lo que sobresalen los estabilizadores con los planos de buceo lateralmente , hacia ambos lados del casco . Las diferencias solo dimensionales entre ellos y nuestro S-80 Plus son bastante evidentes e importantes .

        Respuesta
      • el 29 septiembre, 2021 a las 20:29
        Permalink

        Son 12 estibados en la cámara + 6 insertados en los tubos . Por eso son 18 .

        Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 11:10
        Permalink

        Ya decía yo que me sonaba la cifra de 18. Pero ayer cuando lo miré para asegurarme, me apareció 12. Pero, efectivamente, ahora que tú lo dices, recuerdo haber leído hace tiempo 18 en una fuente más fiable.

        18 ya me parece un número aceptable que da para una buena combinación de cantidad y diversidad de armas.

        Respuesta
        • el 30 septiembre, 2021 a las 23:26
          Permalink

          Una ventaja significativa de los tubos lanzatorpedos sobre las celdas es su capacidad de recarga, que también permite cambiar el contenido del tubo por otro tipo de arma sin haberla usado, claro.

          La principal ventaja de las celdas diría que es el tamaño del misil, igual que en los de misiles nucleares.

          En los más pequeños como el Surcoreano, supongo que además del tamaño del misil, permiten liberar tubos para el uso de otro armamento, con menos misiles comiendo espacio puedes llevar más minas y torpedos.

          Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 20:26
      Permalink

      El nuestro está bastante bien conseguido para lo que queremos y para lo que necesitamos . Su persistencia y alcance en nada tiene que ver con lo que hemos tenído hasta ahora .

      Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 22:41
      Permalink

      Vaya por delante que no entiendo mucho de torpedos. Es costumbre llevar los tubos cargados ? en todas las marinas? Ir cargados y activados no puede ser peligroso? No han de ser de ser programados antes de cargarlos? Gracias

      Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 05:27
        Permalink

        Cargados sí que es posible llevarlos , pero activados nunca hasta que no vayan a ser lanzados y empleados , sobre todo en tiempos de guerra o conflicto armado .

        Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 10:56
        Permalink

        Se suelen llevar en los tubos almacenados por cuestión de espacio pero no armados por seguridad se sacan del tubo y se arman. En el caso de submarinos muy pequeños es que se meten por el tubo, pero hablamos de submarinos costeros de muy poco desplazamiento en la WWII Alemania tenia alguno en el baltico y paises como Corea del Norte , Iran o Cuba tienen o han tenido algun engendro de esos en servicio de apenas poco mas de 100Tm en algunos casos y los de mayor tamaño de unas 300Tm. Aunque en nel caso de Corea del Norte son más para misiones encubiertas de infiltración que otra cosa. Lo que ya no se si en estos modelos mas recientes la carga se realiza desde el tubo.

        Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 11:15
        Permalink

        Desconozco cómo se hace en la práctica, pero como indica Juan, llevarlos cargados es posible. Yo diría que incluso es muy recomendable llevarlos cargados en los tubos, una mezcla entre torpedos y misiles antibuque. Los misiles de crucero que no tenemos es seguro que se sepa de antemano si la misión va a requerirlos con cierta probabilidad, por lo que, si no se prevén usarlos, no se cargarían. Pero los torpedos y antibuque son una medida defensiva y conviene tenerla disponible para lanzarlos rápidamente.

        Que vayan cargados en los tubos no significa que vayan armados. Esto último sería peligroso, yo diría que incluso estando en guerra, salvo que la batalla fuese inminente.

        Supongo que tener 6 tubos es precisamente para eso, para tener una buena mezcla de armas ya cargada, a falta solamente de ser armada y programada.

        Respuesta
      • el 30 septiembre, 2021 a las 15:49
        Permalink

        Gracias por la respuesta a todos, felix

        Respuesta
    • el 30 septiembre, 2021 a las 00:53
      Permalink

      La medida de la eslora de los virginia en metros esta mal son 115m, los block V si seran mas largos llegaran a los 140m pero desplazaran mas de 10.200 Tm.

      Respuesta
    • el 30 septiembre, 2021 a las 09:46
      Permalink

      El s80 es convenvional, Australia quiere dar el salto de potencia , autonomia y respeto que otorga el submarino nuclear. Creo sinceramente que de las opciones que manejan ,la.mejor es el Astute, me parece el mejor nuclear del momento.

      Respuesta
  • el 29 septiembre, 2021 a las 20:47
    Permalink

    En caso de ser un nuclear de UK o usa….por curiosidad…¿Quién suministra el combustible nuclear etc de los reactores?

    Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 22:09
      Permalink

      Eso es lo mismo que está preguntando Malcom Turnbull (antiguo primer ministro australiano) que se lo quiere comer vivo al actual por dar de baja el contrato francés. No hay ningún contrato firmado. Se parte de cero, así que salvo que americanos o ingleses le sedan algo, no tendrán uno de estos submarinos antes de los próximos 20 años, tampoco saben como los van a poder mantener. Están creando un presendente lo cual permitiría a un país como Irán construir sus propios submarinos nucleares sin romper los acuerdos de no proliferación nuclear. Pero además está furioso ante la posibilidad de que su reputación frente a la Unión Europea se vea afectada. Hay que reconocer que yo tengo más confianza en la palabra de un vendedor de tapices turco que en un contrato firmado con un australiano.

      Respuesta
    • el 30 septiembre, 2021 a las 10:17
      Permalink

      Claro que el fabricante, ni que tuviesen que buscar tras su fabricación hasta el reactor nuclear, además, la vida útil de estos reactores en muchos casos, supera al del submarino.

      Respuesta
    • el 30 septiembre, 2021 a las 10:22
      Permalink

      En la actualidad, Australia posee cerca del 40% de las reservas mundiales de uranio, siendo el mayor productor mundial de dicho elemento químico.

      Respuesta
  • el 29 septiembre, 2021 a las 23:08
    Permalink

    La vida del reactor va pareja a la del submarino en ámbos casos . Están pensados para que duren 30 años . Una vez agotado su combustible , se ordenará su baja y se acabó lo que se daba . Estos modelos NO son recargables durante toda su vida activa y tienen la gran ventaja de que permanecerán sellados hasta finalizar su ciclo de servicio útil .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.