Las deficiencias del radar ruso son ahora un problema para los EE.UU.

Perdido en el entusiasmo general de la primera prueba de misiles balísticos intercontinentales de Corea del Norte en julio pasado, en un análisis posterior, se ha encontrado un detalle extraño de importancia discreta: mientras que los Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Corea del Norte estuvieron de acuerdo en que el Hwasong-14 era un misil intercontinental ICBM, para un solo país no lo fue.

Para Rusia sin embargo, el misil era solo un misil balístico de alcance intermedio (y no intercontinental). En julio, The Diplomat observó a través de algunas posibilidades lo que esto podría significar, ya sea error técnico, juego político o una auténtica deficiencia de capacidad.

Después de la segunda prueba norcoreana de un ICBM en julio, Rusia volvió a rechazar igualarse al resto del mundo al declarar que la prueba del ICBM no era un ICBM. Este fallo reiterado sugiere una limitación de los actuales radares rusos de alerta temprana.

El Diplomático decía:

Dada la longitud de onda relativamente grande de los radares UHF como los sistemas Voronezh de Rusia, que están diseñados principalmente para detectar los ICBM estadounidenses entrantes, no es impensable que las plataformas rusas fueran simplemente incapaces de detectar la segunda etapa comparativamente más pequeña de los Hwasong-14 norcoreano. (Otros fenómenos, como la refracción del radar sobre la curvatura de la tierra, pueden afectar la eficacia de estos sistemas de radar).

Las lagunas y limitaciones en la capacidad de alerta temprana de Rusia han sido documentadas durante mucho tiempo por observadores extranjeros . Y aunque Corea del Norte nunca ha sido el adversario que los radares rusos están diseñados para vigilar, el hecho de que Rusia no haya visto los ICBM norcoreanos podría significar que Rusia detecte los interceptores de misiles disparados por Estados Unidos como una amenaza única, en lugar de una respuesta al lanzamiento de Pyongyang. (Joshua Pollack exploró esa posibilidad, con diagramas y mapas en 2009.)

Lanzamiento de un misil ICBM Hwasong-14 el 4 de julio de 2017.

En diciembre de 2016, Rusia se jactó de haber completado la construcción de su cobertura de alerta temprana, y en diciembre de 2017, las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia anunciaron el inicio de las operaciones de combate en sus tres últimos sitios de alerta temprana .

Y sigue habiendo una curiosa omisión: el ministro de asuntos exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, se demoró hasta diciembre para reconocer que Corea del Norte tenía algún ICBM , e incluso entonces, solo reconoció la prueba de noviembre del Hwasong-15, mucho más grande.

Todo esto deja una clara posibilidad de que, si Corea del Norte lanza un Hwasong-14, Rusia sería incapaz de ver el ICBM más pequeño como lo que realmente es, y en lo que invariablemente sería una hora tensa, podría malinterpretar las acciones e intenciones después de ese punto. Lo que, a su vez, arroja muchas dudas sobre el éxito y la utilidad del nuevo sistema de alerta temprana recientemente completado.

Radar ruso de última generación Voronezh-VP

2 comentarios sobre “Las deficiencias del radar ruso son ahora un problema para los EE.UU.

  • el 15 julio, 2018 a las 18:19
    Permalink

    Yo creo que esperaron a las notificaciones de EEUU, para salir a la palestra a confirmar lo que la administración Trump había afirmado sobre esos misiles. La gran potencia norteamericana nunca se equivoca. Este Putin y su ridículo ejército.

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2018 a las 18:45
    Permalink

    Si como ? Porque no dicen como el sistema de radar don2n los dejo en ridículo años atrás ? …

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com