Las firmas alemanas se unen para afrontar el mercado emergente del contra-drones.

Tres empresas alemanas hicieron su debut en el Salón del Aire de París para presentar un sistema contra drones diseñado para frustrar cualquier objeto volador, desde robots aéreos cargados de explosivos, hasta la protección contra el espionaje corporativo desde el cielo.

Rohde & Schwarz, ESG y Diehl Defense, firmaron un acuerdo de cooperación a principios de este mes para desarrollar el sistema de defensa Guardion; este sistema combina las soluciones personalizadas de los clientes  para detectar y defenderse frente a las amenazas planteadas por el uso no autorizado de drones.

Este método, ya fue desplegado durante la Cumbre del G-7 de 2015 en Schloss Elmau al sur de Alemania y en el viaje presidencial de Barack Obama a Hannover  en 2016.

El sistema se compone de varios sensores – radio, radar, acústico y óptico – para detectar la presencia de drones en el espacio aéreo cercano. Un sistema de mando y control, derivado de la propia serie Taranis de la Bundeswhr, procesa los datos de  los sensores y ofrece un conocimiento de la situación de cualquier amenaza de entrada a través de una visualización similar a un mapa.

Dependiendo del tipo de dron, los operadores del sistema pueden iniciar contra medidas que van desde el cierre de la banda de frecuencias específica de radio de la aeronave amenaza, el bloqueo de la señal GPS o, en el caso de una operación totalmente autónoma de la aeronave a través de la navegación inercial, mediante un impulso electromagnético de alta potencia que desvía y anula la ruta preestablecida del dron.

Goetz Mayser, director de soluciones de detección y contador de C-UAV, dijo que la compañía está “muy activa en China” en la recogida de firmas de radiofrecuencia de sistemas aéreos comerciales no tripulados. Conocer  la tecnología específica es importante para atacar solamente los objetivos del dron durante una operación, dejando todas las otras comunicaciones de radio civiles inalteradas, dijo.

Catalogar las características de los fabricantes de drones Parrot y DJI solo significa cubrir el 90 por ciento del mercado, dijo Mayser durante una entrevista en la exposición de la compañía en el Salón del Aire de París. Los clientes de Guardion reciben actualizaciones periódicas de la base de datos de firmas de radio, un proceso que se asemeja a la suscripción a una aplicación antivirus para computadoras, explicó.

De acuerdo con Daniela Hildenbrand, gerente de productos de ESG para los sistemas de contra-drones, se espera que el mercado vea un repunte significativo a medida que los robots se ubiquen en la vida cotidiana de las personas.

Los potenciales clientes de países de Europa y del sudeste asiático han expresado su interés por la tecnología, aunque los funcionarios se negaron a ofrecer mas detalles.

Los ingenieros todavía están estudiando la posibilidad de ofrecer un cuarto método de contramedidas llamado spoofing. Esa táctica permitiría a los operadores de Guardion enviar señales de navegación falsas a los drones entrantes.

Sin embargo, la tecnología aún está lejos de ser operacionalmente desplegable, dijo Mayser. Además, tomar el control del dron de otra persona plantea una cuestión legal potencialmente espinosa. “Una vez que lo asumes, eres responsable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *