Las fuerzas aéreas de Brasil y Suecia están a punto de recibir los primeros cazas Saab Gripen E.

Los primeros cazas Saab Gripen E de producción están siendo completados y deberían ser despachados en 2022, según informa Air Data News. Alrededor de 30 de los 106 aviones encargados ya están en la línea de montaje.

La carga de trabajo en la fabricación del caza Gripen E será intensa en 2022, ya que Saab se está preparando para realizar las primeras entregas de aviones de producción en serie a sus dos clientes, Suecia y Brasil. Según la empresa, actualmente hay nueve aviones en vuelo, número que se ampliará a finales de 2021. Cuatro de estos Gripen serán enviados a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) a principios de 2022, como parte del pedido de 36 unidades cerrado hace años. La variante biplaza Gripen F sigue en desarrollo y tendrá una línea de montaje en Brasil.

El Programa Gripen brasileño comenzó en 2013, cuando Saab se presentó con éxito a la licitación del Programa F-X2 para sustituir la flota de cazas operada por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). En octubre de 2014 se firmó un contrato con el gobierno brasileño para el desarrollo y la producción de 36 aviones. En 2024 se entregará el último caza a la FAB, pero se espera que la asociación entre Saab y Brasil continúe durante mucho tiempo a través de una amplia transferencia de tecnología que permitirá a Brasil desarrollar, producir y mantener cazas supersónicos.

Saab fue anunciada como adjudicataria por el gobierno brasileño en diciembre de 2013, tras un proceso de licitación en el que participaron una empresa estadounidense y otra francesa. Los estudios de la FAB concluyeron que el Gripen garantizaría la planificación a largo plazo a través de la transferencia de tecnología y la posibilidad de construir la aeronave en Brasil, ya que era un avión en desarrollo.

Además de cumplir los requisitos militares establecidos por la FAB, el Gripen tenía los menores costes operativos del ciclo de vida. “El Gripen se vendió con el compromiso de transferir la tecnología necesaria para el desarrollo de la industria aeroespacial brasileña. El hecho de que el Gripen sea un prototipo significa que Brasil puede participar en el desarrollo del proyecto, lo que dará a la industria brasileña y a la FAB un acceso sin precedentes a todos los niveles de la tecnología”, explica el teniente general Juniti Saito, antiguo comandante de la Fuerza Aérea Brasileña.

Ese fue el comienzo de la colaboración en el desarrollo de la tecnología, tanto en Brasil como en Suecia. Saab y el gobierno brasileño firmaron el 27 de octubre de 2014 el acuerdo de compensación, que incluye la transferencia de tecnología a empresas brasileñas y el compromiso de desarrollar y producir 36 nuevos cazas Gripen entre 2019 y 2024. Se inició la transferencia de tecnología y el desarrollo conjunto de los Gripen E y F (monoplaza y biplaza), tal y como exige la FAB.

La Fuerza Aérea Sueca también recibirá su primer Gripen E en 2022. Suecia ha encargado 60 cazas que equiparán tres alas. Serán operados junto con unos 40 Gripen A y D (biplaza) que se mantendrán operativos, de los 97 aviones de la flota.

Alain Henry de Frahan

16 thoughts on “Las fuerzas aéreas de Brasil y Suecia están a punto de recibir los primeros cazas Saab Gripen E.

  • el 29 octubre, 2021 a las 22:23
    Permalink

    El convenio entre Brasil y Suecia resulta una excelente forma para el país sudamericano de realizar avances tecnológicos significativos y adaptar parte de su estructura industrial a métodos productivos y de diseño del más alto nivel. Lo importante es que se produce una empresa conjunta para el desarrollo de un producto novedoso, por lo que la FAB se va equipar con un avión tecnológicamente avanzado y que cualquier evolución o adaptación que se realice sobre la base generada, podrá ser adoptada sin restricciones. Algunos países (como India) están avanzando en ese camino, más oneroso que la simple fabricación bajo licencia, que puede dar excelentes resultados a mediano y largo plazo. El PROSUB (4 submarinos Scorpéne) adoptó un esquema similar. Bien por Brasil.

    Respuesta
    • el 30 octubre, 2021 a las 10:13
      Permalink

      Gripen es un muy buen avión aunque no llega a la altura de un Eurofighter o un F15 de última generación. Es cierto que tiene una empresa como Embraer, que en lo civil lo está haciendo bien, pero sustentada en parte por el Estado, como en otros sitios. Por otro lado, España ha hecho algo parecido, de comprar fuera, a cofabricar con tecnología extranjero (Scorpene, A400M, Eurofigther, fragatas) a ahora diseñar y fabricar por tu cuenta y, en algún caso, exportar ( fragatas, S80….).. Vamos, que los brasileños no han inventado la rueda. La cuestión son otros como los argentinos que ya ni tienen aviones de capacidad supersónica y unas simples patrulleras se las tienen que fabricar fuera, o el PAMPA que es un querer y no poder.

      Respuesta
  • el 30 octubre, 2021 a las 10:38
    Permalink

    Si hacen la versión naval como estaba planeado -creo-, probablemente sea mas interesante que el Rafale naval francés y el F-18…
    No se a quien se lo venderían; quizás la armada brasileña esté interesada en un futuro, pero seguro que a casi cualquier país interesado le saldría mas barato de precio que los Rafale-M y F-18 SuperHornet; y aparte de ser mono-motor, casi o tan capacitado como estos. Ademas, seria mucho mas barato de mantener y utilizar.

    Si alguna vez la (Des)Armada y el Gobierno se plantean construir un portaaviones “de los de verdad”, habría que plantearse seriamente optar por un Gripen naval… Pero, como va a ser que no, y ademas no habría con que pagarlo, para que calentarse la cabeza.

    Lo vikingos, con un país de apenas 10 millones de habitantes se lo montan bien en algunas cosas… A ver si se toma ejemplo…

    Respuesta
    • el 30 octubre, 2021 a las 17:15
      Permalink

      Pero para operar un avión naval, llámalo Rafale-M, supuesto Gripen E naval o F18 SH, necesitas un buque CATOBAR, o STOBAR como mínimo. Las catapultas son caras de adquirir y de mantener. Quizás dentro de unos años cambie la cosa, cuando haya más proveedores para los sistemas EMALS y hay más experiencia con estos sistemas. Y en el caso de STOBAR, aunque el sistema de frenado es más simple que una catapulta, también tiene sus coste y su miga.

      Si alguna vez construimos un CATOBAR, la opción lógica es el SCAF: lo codiseñamos, lo cofabricamos, lo comantenemos y homogenizas la flota, con lo que ahorras costes. Es de suponer que del SCAF, a diferencia del Tifón, sí que habrá versión naval, pues a los franceses les interesa.

      Respuesta
      • el 30 octubre, 2021 a las 17:18
        Permalink

        Sin embargo, tengo mis dudas acerca de si un portaaviones en el futuro seguirá siendo igual de importante. No me refier a las superpotencias, sino a las potencias medias. Para los casos de uso que se plantean, ¿no lo pueden hacer de forma parecida, a efectos, con drones?

        Un dron quizá no necesite catapulta y el sistema de frenado, si es que lo necesita, se simplifica porque su peso es menor.

        Para amedrentar una flota enemiga aprovechando que tus misiles, al ser disparados desde lo alto y a mayor velocidad, llegarán más lejos que los misiles navales y misiles antiaéreos enemigos, te vale un dron. Y para bombardear países en guerras asimétricas, también, y lo puedes conjugar con misiles de crucero, que salen más baratos que un caza.

        Respuesta
        • el 30 octubre, 2021 a las 17:21
          Permalink

          Evidentemente, hay cosas que no puedes hacer con un portadrones:

          No puedes enfrentarte a un portaaviones, pero ¿quién puede enfrentarse a los países que hoy en día tienen portaaviones, si estos además tienen submarinos nucleares y fragatas antiaéreas con misiles de crucero navales?

          Tampoco te puedes enfrentar a una flota área enemiga basada en tierra. Pero si esta es medianamente poderosa, tampoco te puedes enfrentar a ella con un portaaviones de tres al cuarto (como nuestro BPE, por ejemplo).

          Habrá que ver por dónde va el desarrollo futuro. Para las potencias medias, excepto por prestigio, yo apunto a que el tema va por el camino de los portadrones.

          Respuesta
      • el 31 octubre, 2021 a las 10:56
        Permalink

        Si, concuerdo contigo, por eso dije que “si… se plantean construir un portaaviones “de los de verdad”…

        Lo de la opción lógica del SCAF está muy bien… pero: ‘Hechos son amores y no buenas razones’. Cuando salgan de fabrica las primeras unidades te daré la razón. Quedan por lo menos 20 años para eso y puede pasar de todo… Cierto que lo “codiseñamos, lo cofabricamos, lo comantenemos y homogenizas la flota, con lo que ahorras costes”; pero apenas se ha empezado y los franchutes ya están ‘a su bola’; como con el proyecto del Eurofighter y otros casos.

        España es el que mas tiene a ganar de los 3 socios y por eso traga mas, pero los alemanes, no se… Conociendo a los gabachos, me extrañaría que no se monte el pollo en bastantes cosas en un futuro próximo o medio… y conociendo a los españoles tampoco me extrañaría que se hiciera alguna tontaá fuera de lugar, como en el A-400 o los S-80 (si, ya se que todos los primeros diseños tienen problemas y errores que se subsanan, pero…), Pizarro, etc.

        Respuesta
        • el 31 octubre, 2021 a las 18:34
          Permalink

          Ya, pero es que el Gripen E naval tampoco existe todavía. ¿Dónde queda lo de los hechos que son amores…?

          En cuanto a las tonterías que haga España en el SCAF… pues está la típica que ya hemos hecho a menudo: retrasar los pagos de desarrollo para que luego, intereses incluidos, las unidades nos salgan a un precio elevadísimo. Es una forma que tienen los gobiernos de turno de escurrir el bulto para que cargue con el muerto el siguiente gobierno… no muy diferente de lo que se está haciendo con el déficit y la deuda pública que se sigue incrementando. Ya lo pagará alguna generación. ¡Pobres hijos míos! Mejor que no me regalen nietos y se limiten a perros y gatos.

          Respuesta
  • el 30 octubre, 2021 a las 14:16
    Permalink

    Creo que la desventaja del Grippen está sobretodo en el motor, pero no tiene nada que ver con su apuesta naval. Han tenido que dirigirse y comprar material a los franceses porque eran los únicos en el área de Occidente que les vendían la tecnología necesaria para el submarino nuclear.

    Respuesta
  • el 30 octubre, 2021 a las 15:26
    Permalink

    y de quien se tiene que defender Brasil con estos cazas? en general en toda Sudamérica no tiene sentido una carrera de armamentos en un continente sin rusos ni chinos (Venezuela no tiene nivel para atacar a nadie y si lo hiciera los EEUU entrarían en tromba, solo en el caso de los argentinos se podría justificar el rearme) se entiende que mantengan una buena flota para controlar el mar territorial pero su mayor amenaza son los pesqueros ilegales no los submarinos chinos o rusos … el auténtico problema de estos países es el narcotráfico que puede enfrentarse militarmente a Estados débiles, el espacio aéreo de Sudamérica es un coladero para el narco y esto no se arregla con cazas de 4ª o 5ª generación sino con una red de alerta y una flota aviones de hélice o pequeños reactores … a no ser que se trate de eso precisamente, armarse de cazas y dejar estar las fronteras

    Respuesta
  • el 30 octubre, 2021 a las 22:22
    Permalink

    Volvemos a repetir que lo importante para Brasil es que el gobierno no sólo se dispone a comprar un caza avanzado (no sólo para los estándares sudamericanos), sino que interviene en su desarrollo y producción, lo que coloca a Brasil en una élite tecnológica que seguramente podrá aprovechar en otros sectores aeroespaciales. Repetimos que un proceso similar ha realizado para renovar su fuerza submarina, que incluye un buque de propulsión nuclear. Veremos hasta donde llega este impulso, pero es un camino a imitar siempre que se disponga de los recursos económicos y los medios productivos. Brasil no es un país sin industria, pero está intentando subir de nivel. Tanto el Gripen como el Scorpéne son ejemplos de la más alta tecnología militar. Lo único que NO tiene el Gripen es furtividad pasiva, pero están intentando dotar al avión de capacidades futivas mediante el incremento de capacidades EW. De seguir en este camino Brasil podría en algunos años estar en un nivel bastante más alto al actual.

    Respuesta
  • el 31 octubre, 2021 a las 09:29
    Permalink

    nadie niega el nivel tecnológico alcanzado, lo paradójico es que tienen un gran ejército para defenderse de enemigos exteriores (que no tienen por ahora) tampoco parece que tengan ambiciones territoriales sobre sus vecinos mientras que a nivel interno tienen un grave problema de seguridad, con grandes zonas del territorio fuera del control del Estado donde el narco campa a sus anchas y la Amazonia devastada (aunque también es justo decir que no solo les pasa a ellos en las dos Américas, los mismos EEUU tienen el mayor ejército del mundo, desarrollando un sistema de defensa espacial, mientras que por su frontera sur entran cada día toneladas de coca, marihuana, pastillas)

    Respuesta
    • el 31 octubre, 2021 a las 10:39
      Permalink

      Brasil No tiene enemigos por que es muy grande y poblado en relación al resto de países… pero, quizás haya cosas latentes aun: Brasil es tan grande por que a todos los países con los que tiene frontera les afanó buena parte de territorio en conflictos militares o simplemente oKupándolos con población… un poco como hicieron los USA en América del Norte.
      Brasil tiene ejércitos estacionados en todas la fronteras con otros países, mientras que estos no los tienen en reciprocidad, o poco importantes.

      Respuesta
    • el 31 octubre, 2021 a las 11:03
      Permalink

      La planificación de sus fuerzas aereas es una decisión que se toma en el pasado, con una Venezuela con una economia que aun funcionaba algo y que se estaba rearmando con cazas rusos de ultima generación. Con una Argentina en pleno crecimiento con el petroleo descubierto y el mercado de materias primas agrario y ganadero subiendo como la espuma. Por lo que Argentina podria al fin modernizar sus cazas y optar a los mismos aviones que Venezuela. De todas formas para el PIB y tamaño de Brasil la compra de material aereo en pauperrima son 36 Gripen los pedidos para un pais que tiene un PIB superior al de España y que en un par de deacadas estara cerca de pillar a Francia o los UK en PIB

      Respuesta
  • el 31 octubre, 2021 a las 15:21
    Permalink

    El problema del narcotráfico, la depredación de recursos naturales, la trata de personas, la inmigración ilegal, el contrabando, la piratería, entre tantos otros males endémicos afectan por igual a casi todos los paises de distintas formas, algunos más que a otros, pero pocos escapan a estos males. Cada país destina un porcentaje de sus recursos para combatir estas plagas y tanto Brasil como Argentina están en proceso de modernización de sus sistemas de vigilancia aérea, naval y terrestre y ambas naciones han comprendido la necesidad de poseer medios adecuados y modernos para combatir en estos escenarios. Brasil posee fuerzas modernas e importantes para estos servicios, aunque el área a cubrir es gigantesca, por lo que cualquier medio puesto a disposición siempre resultará insuficiente. Lo mismo vale para Argentina, más aún cuando sus medios son más escasos que los de Brasil. El nuevo sistema de vigilancia radárica, la planificada modificación de algunas unidades de IA-58 Pucará para estos fines y la incorporación de las OPV encargadas a Francia mejorará la situación argentina, muy retrasada respecto de las necesidades.

    Respuesta
  • el 31 octubre, 2021 a las 16:44
    Permalink

    En realidad son casi nulas las hipótesis de conflicto regionales de Brasil. Hace años que Venezuela ha dejado de ser un enemigo potencial de peso, más que nada por disminución de sus propias capacidades, mientras que Argentina es socio comercial del Mercosur (que Brasil lidera) y si bien permanecen algunas rivalidades de vieja data, ambas naciones no se identifican como potenciales enemigos. Brasil no tiene real necesidad de tener FFAA grandes y modernas, pero en el inconsciente de los militares y políticos brasileños subyace una latencia de convertirse en gran potencia, no sólo regional, sino hemisférica e incluso mundial. Es como un destino manifiesto que hay que materializar y esto se representa de múltiples maneras, una de las cuales es la posesión de FFAA importantes, con elementos visibles, tales como portaaviones y SSN. Desde hace décadas Brasil persigue estos fines y actualmente está posicionándose como una nación industrial importante. Desde el fin de los régimenes militares, tanto gobiernos de origen intelectual (Cardoso) o populista (Lula da Silva) han proseguido estos fines.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.