Las Fuerzas Especiales de Rusia utilizan vehículos de propulsión de buceo de fabricación alemana en el Mediterráneo.

Esta semana, Rusia ha llevado a cabo ejercicios militares a gran escala en el Mediterráneo, más de 25 buques de guerra y alrededor de 30 aviones han participado en los ejercicios. 

La televisión rusa ha publicado imágenes de un ejercicio realizado recientemente en el Mediterráneo oriental que muestra cómo los buceadores de combate rusos han practicado el despliegue en la playa desde un submarino diesel-eléctrico de clase Kilo.

Durante dichos ejercicios los buceadores de combate de las Fuerzas Especiales de Rusia, utilizaron por primera vez un scooter de buceo de alto rendimiento fabricado en Alemania con fines profesionales.

El investigador de defensa y analista militar, Joseph Dempsey, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), escribió en su cuenta de Twitter que las Fuerzas Especiales de Rusia trajeron sus Black Shadow DPV (Vehículos de Propulsión submarina) de origen alemán al ejercicio militar en el Mediterráneo oriental.

El Rotinor Black Shadow (RBS) fabricado en Alemania, se utiliza ampliamente en la comunidad de las Fuerzas Especiales y representa un actor importante en el mercado con más de 20 clientes.

El vehículo submarino Black Shadow se suministra para las unidades de fuerzas especiales en dos versiones: de dos y cuatro buceadores de combate. La velocidad de movimiento bajo el agua es de diez kilómetros por hora, el motor eléctrico puede funcionar en modo autónomo durante tres horas.

El potente motor de 8 HP está controlado por 10 niveles de potencia. De este modo, el operador puede alternar individualmente entre maniobras de baja o  alta velocidad a través del agua. El RBS se puede dirigir hasta una profundidad de 60 m, por lo que es ideal para todo tipo de misiones submarinas y operaciones especiales. El diseño hidrodinámico del RBS le otorga al scooter de buceo un alto grado de agilidad en el agua. Todas las maniobras de dirección y buceo se realizan simplemente cambiando el peso del cuerpo. El sistema de arnés especialmente desarrollado permite al operador controlar fácilmente el enorme empuje de más de 70 kg.

En 2016, la agencia de noticias rusa RIA Novosti informó que el primer contrato de compra con las fuerzas armadas rusas se firmó en 2013.

Defence blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com