Las pruebas hipersónicas revelan una precisión mortal.

Los misiles viajan a velocidades superiores a Mach 5, son altamente maniobrables y capaces de desbordar las defensas enemigas.

No dirán cuántas pruebas se han realizado, hasta dónde han viajado los misiles o dónde se llevaron a cabo o cuándo tuvieron lugar.

Pero sí dijeron que tenía una precisión de más o menos 15 centímetros sobre el centro de la diana desde un lanzamiento a miles de kilómetros.

Esa fue la afirmación hecha por el secretario del Ejército Ryan McCarthy durante un discurso en la conferencia anual de la Asociación del Ejército de Estados Unidos (AUSA), celebrada este año pese a la pandemia de Covid-19, informó la Defensa Nacional.

Se espera que los misiles hipersónicos viajen a velocidades superiores a Mach 5, sean altamente maniobrables y capaces de abrumar las defensas aéreas y de misiles del enemigo.

“Los misiles hipersónicos están golpeando sus objetivos con una variación de sólo seis pulgadas”, dijo McCarthy, agregando que el Ejército tiene como objetivo desplegarlos para el año fiscal 2023.

Son parte de su cartera de armas de precisión de largo alcance, que es la prioridad de modernización número uno del servicio. Las otras ramas del ejército también están persiguiendo este tipo de sistemas.

El Departamento de Defensa anunció en marzo que el Ejército y la Marina habían probado conjuntamente un cuerpo de planeo hipersónico, también conocido como C-HGB, en un experimento de vuelo realizado desde la Instalación de Alcance de Misiles del Pacífico, en Kauai, Hawai.

El Pentágono está gastando ahora miles de millones de dólares en tecnología hipersónica mientras busca mantenerse al ritmo de competidores como China y Rusia.

Las inversiones del Ejército en sus principales prioridades de modernización están dando sus frutos, dijo McCarthy. También incluyen los vehículos de combate de próxima generación, el futuro sistema de elevación vertical, la red, la defensa aérea y de misiles y la letalidad de los soldados.

McCarthy promocionó un reciente hito del “Proyecto Convergencia”, que está siendo dirigido por el General John “Mike” Murray, comandante del Comando de Futuros del Ejército.

A finales de septiembre, el Ejército llevó a cabo su primera repetición exitosa de la iniciativa en el Yuma Proving Ground en Arizona.

“Los resultados fueron notables”, aseguró McCarthy.

El uso de la informática avanzada para vincular mejor los sensores y los tiradores “nos ha permitido reducir el tiempo de ciclo de cinco minutos de los dispositivos de precisión de largo alcance a los objetivos en menos de un minuto”, dijo a los periodistas durante una mesa redonda después de su discurso.

Tramos de equipos avanzados como el Sistema Integrado de Aumento Visual y el Sistema Integrado de Comando de Batalla ya están “al alcance” de los soldados que los recibirán en mayor número, afirmó.

Se han programado otros eventos de Convergencia del Proyecto para el futuro.

“Esta campaña de aprendizaje nos está ayudando a reunir a los diseñadores y científicos con los soldados en el límite, y ha comprimido realmente el tiempo de desarrollo de nuestros sistemas de armas”, dijo McCarthy.

El servicio también está renovando y reorganizando sus formaciones. En el futuro, se espera que las unidades dispersas sean capaces de operar de forma independiente mientras se arman con tecnología de vanguardia y capacidades de intercambio de información.

El servicio ha creado una Fuerza de Tareas de Dominio Múltiple que se está ampliando para comenzar a recibir los 31 “sistemas de firma” del Ejército que están entrando en línea.

“Nos estamos alejando… de las mejoras incrementales en la modernización para poder enfrentar los desafíos que se nos presentan en el ambiente de gran competencia de poder en el que vivimos hoy en día”, declaró a los reporteros el jefe del Estado Mayor del Ejército, General James McConville.

Sin embargo, se necesitarán decisiones fiscales difíciles a medida que se despliega el nuevo equipo y el servicio escala rápidamente sus formaciones, señaló McCarthy.

Mientras tanto, el Ejército está en una “guerra por el talento”, dijo McConville durante la mesa redonda, y el servicio está llevando a cabo nuevas iniciativas para mejorar la calidad de vida de los miembros del servicio y sus familias.

“Verán que los recursos comienzan a alinearse en los próximos dos años” para esos esfuerzos, agregó.

Dave Makichuk

7 thoughts on “Las pruebas hipersónicas revelan una precisión mortal.

  • el 15 octubre, 2020 a las 16:38
    Permalink

    ¿Entonces pa que gastarse miles de millones en cazas “invisibles”? ¿no seria mas eonomicos acabar con las estaciones radar con esos misiles y despues dejar hacer la guerra a aviones mas baratos y manibrables??

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2020 a las 19:36
    Permalink

    Otro par de cosas incompatibles: alta velocidad en la atmosfera y maniobrabilidad.

    Respuesta
    • el 16 octubre, 2020 a las 23:11
      Permalink

      Los AA y SAM son bastante rapidos y muy maniobrables y no digamos los SAM ABM que son verdaderas liebres cierto es que en algunos de los casos las velocidades de Mach 8-10 las desarrollan en alturas cercanas o fuera de atmosfera pero algunos si pueden desarrollar estas velocidades dentro de la atmosfera y si son maniobrables pues la mayoria destruyen al objetivo con energia cinetica , por impacto directo. El ejemplo claro pues es un misil ya dado de baja y sus datos no estan clasificados es el , aunque esto hay que cogerlo con pinzas, es el Sprint de los USA volaba a Mach 10 y la temperatura en el misil alcanzaba más de 3.000º por la fricción , lo que sta claro es que a altas velocidades los giros,salvo que la tobera no este en el extremo del misil, son de radio mayor pero un IRIS-T te da un giro 180º en 0,5 segundos tras acelerando hasta Mach 3 en unos 200m

      Respuesta
  • el 15 octubre, 2020 a las 19:38
    Permalink

    Los misiles primero deben ser acercados sin que los aviones sean detectados.

    Respuesta
  • el 16 octubre, 2020 a las 17:15
    Permalink

    no se cuanto tiempo viajaran a match 5 esos misiles pero esta claro que por muy poco que sea son bastantes kilometros, estamos hablando de unos misiles que probablemente tengan un alcance medio como poco asi que podriamos hablar de misiles que se pueden lanzar desde un destructor de misiles, os recuerdo que la guerra de irak era basicamente una cobertura brutal de misiles desde cruceros y aviación mientras una fuerza espedicionaria de marines iba directos sin mirar atras hasta bagdad y no hicieron falta los aviones invisibles, basicamene era lo que yo decia, una tormenta de misiles que deja el campo llano a los cazas convencionales para cubrir a la infanteria mecanizada.

    Respuesta
    • el 16 octubre, 2020 a las 22:41
      Permalink

      Hombre que el puntal para acabar con centros de mando , bunkers y SAM fueron los F-117 sobre todo los primeros dias de la guerra del golfo con la ventaja de minimas posibilidades de bajas colaterales, muchos de los objetivos civiles alcanzados por error fue por derribos de AA y SAM de misiles tomahawk dañados.

      Respuesta
  • el 16 octubre, 2020 a las 19:24
    Permalink

    Es el futuro cercano, lo que todas las potencias que se precian hoy en día están ya desarrollando a marchas forzadas. España todavía sigue desarrollando el paso posterior al cohete de feria. Quién la ha visto y quien la ve, ” cualquier tiempo pasado fue mejor “.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com