Localizado a 6000 metros de profundidad el avión C-2A Greyhound caido en el mar de Filipinas.

Un equipo de expertos en salvamento en aguas profundas de la Armada estadounidense localizó la pasada semana la aeronave C-2A Greyhound (Galgo) que se estrelló contra el mar de Filipinas, cuando estaba en ruta hacia el portaaviones USS Ronald Reagan el 22 de noviembre.

Desde el mes de diciembre el grupo Supervisor de Salvamentos y Buceo de la Armada (SUPSALV) ha estado desplegado en Japón a bordo de un buque de salvamento contratado y proceder al lugar del accidente en el mar. Una vez en la posición que se daba por posible, los operadores buscaron el timbre (pinger) de reubicación de emergencia de la aeronave con un sistema de localización de sonidos remolcado (TPL). El TPL utiliza sensores pasivos para “escuchar” la frecuencia del pinger.

Inicialmente retrasado por las malas condiciones climatológicas, el equipo desplegó el TPL a profundidades de búsqueda de exploración de 3.000 pies sobre el suelo marino el 29 de diciembre. Después de marcar la ubicación de la aeronave, el equipo de búsqueda regresó a puerto.

El C-2A descansa a una profundidad de aproximadamente 19.500 pies, haciendo que la fase de salvamento de esta operación sea el intento de recuperación más profundo de un avión hasta la fecha. En las próximas semanas, el equipo regresará al lugar con un escaner de exploración lateral (SSS) y un vehículo operado por control remoto (ROV) para trazar el campo de restos del avión y conectar cables pesados para levantar la aeronave a la superficie.

“A pesar de las difíciles condiciones, se hará todo lo posible para recuperar el avión y a nuestros marineros caídos”, dijo la Marina en un comunicado de prensa el 5 de enero.

Asignado al escuadrón de apoyo logístico de la flota (VRC 30) y desplegado en Japón, el C-2A Greyhound transportaba 11 tripulantes y pasajeros cuando se estrelló.

Ocho miembros del personal fueron recuperados inmediatamente por los helicópteros del Escuadrón de Salvamento de la Marina. Durante los tres días siguientes, el Ronald Reagan y la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón llevaron a cabo operaciones de búsqueda y rescate de los tres marineros desaparecidos, cubriendo casi 1.000 millas náuticas cuadradas antes de finalizar la exploración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com