Lockheed Martin apuesta por construir aviones F-16 en la India.

Lockheed Martin se ha comprometido a fabricar el F-16 en la India si gana el concurso para la adjudicación de aviones monomotores solicitado por la fuerza aérea hindú; con este motivo, ha firmado un acuerdo con Tata Advanced Systems empresa líder en integración de sistemas para llevar a cabo este trabajo en caso de que sea la elegida.

La carta de intenciones fue firmada entre las dos compañías en el Salón Internacional Air Show de Paris, en ella se comprometen a la fabricación en suelo Indio de las variantes del bloque 70 del caza de cuarta generación F-16 Fighting Falcon. Esta opción se lanza en un momento en el que la empresa sueca Saab está en negociaciones con el gobierno de la india para la posible venta del Gripen E.

El F-16 Fighting Falcon es un caza polivalente monomotor desarrollado por la compañía estadounidense General Dynamics en los años 1970 para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos; entró en servicio en el año 1978. Aunque originalmente fue diseñado como caza ligero de acuerdo con las reglas de vuelo visual diurnas, fue evolucionando hasta convertirse en un extraordinario cazabombardero todo tiempo. En 1993 el Fighting Falcon cambió de fabricante, ya que ese año General Dynamics vendió su empresa de producción de aeronaves a la compañía Lockheed Martin.

Aunque ya no se construyen para la Fuerza Aérea estadounidense, la producción todavía sigue activa para la exportación. El avión también ha sido construido bajo licencia en otros países, como Bélgica, los Países Bajos, Turquía y Corea del Sur.

Orlando Carvalho, vicepresidente ejecutivo de la división aeronáutica de Lockheed, dijo que: “hemos estado trabajando con nuestro gobierno y el de la India en la recapitalización a largo plazo de su fuerza de combate.

“Como parte de eso, lo que estamos ofreciendo al gobierno indio es construir el avión en su propio país. Creemos que tiene sentido mover allí  la línea de producción del F-16”.

Lockheed Martin y Tata Advanced Systems, ya tienen una empresa conjunta  que desarrolla el ensamblaje del transporte C-130 en la India, Carvalho considera que hasta ahora “ha ido muy bien”, agregando que “es un buen momento para extender esta excelente relación al mercado del  F-16”.

A finales de 2017, Lockheed tiene previsto terminar las entregas de los 36 ejemplares vendidos a Irak, momento en el que la compañía trasladará la fabricación del F-16 desde Fort Worth, en Texas, a Greenville, en Carolina del Sur, permitiendo la producción del F-35 en Fort Worth.

Carvalho agrega que seguirán usando Greenville hasta que puedan trasladar la línea de producción del F-16 a la India. “El hecho de que hayamos transferido antes la producción a otros países, nos sentimos muy cómodos haciéndolo con la India”.

Países como Bahrein. Colombia e Indonesia, han expresado su interés y están a la espera de que se confirme el traspaso de producción, para solicitar el mismo acuerdo propuesto a la India.

Bahrein es el país con más posibilidades de conseguir las autorizaciones necesarias y ya se está trabajando en ese sentido con el departamento de estado de los EEUU, dice Carvalho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *