Lockheed Martin presenta el diseño del Drone cisterna MQ-25 “Stingray” para la Marina.

El diseño de Lockheed Skunk Works competirá con Boeing y General Atomics para construir un avión de reabastecimiento no tripulado lanzado desde un portaaviones.

Los Programas de Desarrollo Avanzado de Lockheed Martin, más conocidos como Skunk Works, han publicado imágenes conceptuales de su diseño MQ-25 ‘Stingray’, un avión cisterna no tripulado. El dron de reabastecimiento competirá contra diseños de Boeing y General Atomics por un contrato de la Marina para construir una flota de este tipo de aviónes.

El programa MQ-25 de la Marina busca un dron de reabastecimiento de combustible que pueda realizar despegues lanzados por catapultas y aterrizajes detenidos en portaaviones. El cisterna debe ser capaz de pasar 14.000 libras de combustible (6.900 litros) a otros aviones a una distancia de 500 millas náuticas del barco. Un dron cisterna de estas características podría ampliar considerablemente el alcance operativo de los aviones de combate basados ​​en portaaviones como el F/A-18E/F Super Hornet y el F-35C Joint Strike Fighter. Un Super Hornet, por ejemplo, tiene un alcance de ataque de aproximadamente 450 millas náuticas desde el barco. El Stingray podría extender ese alcance a más de 700 millas náuticas.

La Marina está evaluando actualmente el diseño del cisterna Skunk Works, así como un dron de Boeing’s Phantom Works conocido como T-1 y un proyecto conjunto entre Boeing Autonomous Systems y General Atomics Aeronautical Systems sobre otro prototipo MQ-25 . El prototipo T-1 de Boeing está llevando a cabo pruebas de vuelo en tierra sobre una pista de aterrizaje pintada.

El diseño de ala voladora monomotor de Lockheed recuerda un poco al B-2 Spirit, aunque con una envergadura ligeramente mayor que la de un avión de combate. Tendrá que ser compacto y estar equipado con alas plegables para operar en los estrechos espacios de la cubierta de vuelo de un portaaviones.

Aunque el programa no requiere capacidades sigilosas, el bajo perfil del diseño MQ-25 de Skunk Works podría tener modestos beneficios de sigilo. Un portavoz de Lockheed Martin dijo que está trabajando para cumplir con los requisitos de la Marina, y el sigilo no es uno de ellos, pero Lockheed “puede integrar el sigilo rápidamente en sistemas de misiones adicionales”. El dron cisterna, sin embargo, está diseñado para transportar combustible, y las imágenes conceptuales de Lockheed muestran el avión volando con una cápsula de combustible montada en su vientre.

El diseño de la aeronave parece tener una cámara y posiblemente sensores en su morro, probablemente para que un piloto remoto pueda volar el dron. Es posible que el diseño de Lockheed MQ-25 también requiera algunos sistemas autónomos, como la prevención de colisiones o una llamada automática de recuperación al portaaviones.

Skunk Works también reveló su prototipo X-44A en Los Angeles County Airshow, un demostrador UAV nunca antes visto desde principios de los años 2000 que Lockheed dice que era parte de una familia de vehículos de prueba. Es probable que en el momento de la presentación tenga la intención de mostrar la historia de Lockheed en cuanto a los diseños de aviones UAV antes de la competencia del MQ-25.

Se espera que la Marina adjudique un contrato para el MQ-25 alrededor de septiembre de este año, con las primeras entregas a principios o mediados de la década de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com