Lockheed Martin prueba las nuevas capacidades de su misil miniatura Hit-to-Kill.

Lockheed Martin realizó con éxito un vuelo de prueba controlado de su misil Miniature Hit-to-Kill, o MHTK, de corto alcance.

El vuelo de prueba, llevado a cabo el 26 de enero en White Sands Missile Range en Nuevo México, demostró la fiabilidad del misil MHTK, que ha recibido una electrónica actualizada y un fuselaje aéreo de nueva generación desde el diseño original. El mejorado MHTK proporciona una mayor agilidad y solidifica las actualizaciones de Lockheed Martin, dice la compañía, y lo está considerando como la “solución” para los ataques con cohetes, artillería y morteros (RAM). “El Ejército de Estados Unidos y los clientes internacionales han dejado en claro que el entorno de seguridad global actual exige soluciones ágiles y de corto alcance que protejan a los combatientes y ciudadanos de los cohetes, artillería y morteros enemigos”, dijo en un comunicado de prensa Tim Cahill, vicepresidente de Defensa Aérea y de Misiles Integrada de Lockheed Martin Misiles y Control de Fuego. “El diseño del interceptor MHTK permite una solución altamente efectiva en un paquete muy compacto”.

“Esta prueba es emocionante porque es otro hito exitoso que demuestra las capacidades revolucionarias del interceptor. Estamos deseosos de aprovechar este éxito”, dijo Cahill. El interceptor utiliza energía cinética en el contacto cuerpo a cuerpo para apuntar con precisión al fuego indirecto durante el vuelo, con el objetivo de destruir la amenaza antes de que llegue al objetivo deseado.

El MHTK es un misil de 72 cm con un peso de 2,2 kg. Sin una carga explosiva, usa su energía cinética para destruir objetivos con un golpe directo “golpear para matar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com