Lockheed se adjudica un contrato de 723 millones de dólares para producir misiles Hellfire.

Lockheed Martin se ha adjudicado un contrato de modificación de 723 millones de dólares para producir misiles Hellfire para los ejércitos de Francia, Líbano y los Países Bajos, ha comunicado el Departamento de Defensa de EE.UU.

La modificación de 723.550.174 de dólares al contrato de ventas militares nacionales y extranjeras contempla “una variedad” de modelos de misiles AGM-114 Hellfire II para los tres aliados de Estados Unidos.

Los trabajos de producción se realizarán en Orlando, Florida, con una fecha estimada de finalización el 30 de septiembre de 2022.

El Departamento de Estado aprobó en 2015 una posible venta de 1.000 misiles AGM-114 Hellfire II y sus partes asociadas al Líbano a un coste estimado de 146 millones de dólares.

En octubre, Lockheed recibió un contrato de casi 632 millones para producir una variedad de modelos de misiles Hellfire II para los Países Bajos y el Japón. El gobierno holandés originalmente solicitó 180 misiles AGM-114R Hellfire II y misiles de entrenamiento, pero en 2017 se aprobó una ampliación de 70 Hellfires adicionales.

Los misiles están configurados para ser desplegados en los helicópteros Apache de la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos AH-54D.

Francia ha solicitado 112 misiles AGM-114K1A y 102 AGM-114N1A Hellfire, junto con entrenamiento y equipo relacionado para sus helicópteros de ataque Tigre. La Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa dijo en 2016 que los misiles provendrían del arsenal  del Ejército a un coste estimado de 30 millones de dólares.

Misiles Hellfire (fuego infernal)

El AGM-114 Hellfire es un misil de 45,5 kg de peso que puede usarse contra objetivos blindados, vehículos, estructuras urbanas, barcos y personal. Aunque originalmente diseñado para helicópteros, el misil ahora puede lanzarse desde plataformas aéreas, marítimas y terrestres.

Cuenta con una unidad de medición inercial de tres ejes que permite al misil enganchar objetivos por delante, por el lado y por detrás sin que el lanzador tenga que maniobrar su posición.

El Hellfire II es un misil modular y tiene un alcance de hasta 8 km.

La mayoría de las variantes están equipadas con un buscador de láser semi-activo, incluyendo el AGM-114 antitanque  de alto explosivo (HEAT), la fragmentación de ráfagas AGM-114M y la carga aumentada de metal AGM-114N.

Además de las cuatro ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el misil Hellfire en sus distintas variantes se encuentra operativo en las fuerzas armadas de 16 países.

Con más de 22.000 misiles entregados desde que comenzó la producción en 1994, el Hellfire II se ha integrado con éxito en una amplia gama de plataformas aéreas como los helicópteros Apache y Kiowa Warrior del Ejército de Estados Unidos; los Cobra del Cuerpo de Infantería de Marina; los Seahawk de la Armada; los Apache del Reino Unido; los Tigre de Eurocopter y los vehículos aéreos no tripulados Predator y Reaper. Noruega y Suecia emplean misiles Hellfire lanzados desde trípodes a modo de defensa costera.

The Defense Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com