Los bombarderos B-52 se unen en Guam a los B-2 y B-1 por segunda vez en la historia.

Alrededor de una semana después de que la Fuerza Aérea desplegara tres bombarderos sigilosos B-2 Spirit en Guam, seis bombarderos B-52H Stratofortress se han unido a ellos en la isla el martes 16.

Los B-52 de la Base de la Fuerza Aérea en Barksdale, Luisiana, se desplegaron en la Base Aérea Andersen junto con unos 300 aviadores. Los aviones  y el personal apoyarán la continua misión de bombarderos del Comando del Pacífico de los Estados Unidos, en sustitución de seis bombarderos B-1B Lancer, que están programados para regresar a la Base Aérea Ellsworth, en Dakota del Sur, a finales de este mes.

Pero durante al menos algunos días, los tres tipos de bombarderos, los B-2 y B-52 con capacidad nuclear y los B-1B convencionales, volarán juntos fuera del territorio continental de los EE.UU. en el Pacífico, justo la segunda vez que esto sucede, según un comunicado de prensa de las Fuerzas Aéreas del Pacífico. La primera vez fue en agosto de 2016 como parte de una operación histórica de bombarderos integrados.

Los B-2 Spirits y unos 200 aviadores, asignados al Ala de Bombas 509 en la Base de la Fuerza Aérea Whiteman en Missouri, llegaron el 8 de enero en apoyo de la misión de seguridad y disuasión de bombarderos del Comando del Pacífico de Estados Unidos.

Según un comunicado de prensa de las Fuerzas Aéreas del Pacífico los bombarderos del Comando Estratégico rotan regularmente a través de la región del Indo-Pacífico para llevar a cabo operaciones aéreas dirigidas por la Comisión de Asuntos Públicos de Estados Unidos, proporcionando a los líderes, opciones disuasivas para mantener la estabilidad regional, Durante este despliegue a corto plazo, los B-2 realizarán tareas de entrenamiento locales y regionales e integrarán las capacidades los principales socios regionales, asegurando que los equipos de bombarderos mantengan un alto grado de preparación y dominio de la tripulación.

Bombardero estratégico B-1B Lancer

La misión de presencia continua de bombarderos se ha llevado a cabo desde 2004 para tranquilizar a los aliados de Estados Unidos en la región y mostrar fuerza contra posibles adversarios, como China y Corea del Norte.

El B-52H Stratofortress puede volar a altas velocidades subsónicas a altitudes de hasta 15.300 metros, según la Fuerza Aérea.

Los bombarderos son capaces de lanzar la más amplia variedad de armas del inventario de los EE.UU. Estas armas incluyen bombas de gravedad, bombas de racimo, misiles guiados de precisión y municiones de ataque directo conjunto.

La presencia de los bombarderos en Guam se debe a las tensiones que siguen siendo altas entre los Estados Unidos y Corea del Norte debido a la determinación del Norte de continuar desarrollando sus armas nucleares y misiles balísticos.

Funcionarios de Corea del Norte y del Sur están hablando en el Sur antes de los Juegos Olímpicos de Invierno del próximo mes. Pero las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte se han mantenido congeladas.

Bombardero nuclear B-2 Spirit

Después del discurso de año nuevo en el que el líder norcoreano Kim Jung Un afirmó que sus misiles podían alcanzar territorio continental de Estados Unidos y que el botón nuclear estaba siempre a su alcance, el presidente Donald Trump respondió el 2 de enero que su botón nuclear “es mucho más grande” y más poderoso que el suyo, y mi botón además, funciona”.

Corea del Norte describió el tuit de Trump esa semana como el “espasmo de un lunático”.

Mientras que Estados Unidos y Corea del Sur han acordado posponer los ejercicio militares programados regularmente hasta después de los Juegos Olímpicos, la Fuerza Aérea dijo que continuará brindando potencia de fuego “de rutina” en la región.

Los Lancer B-1B, asignados al 37º Escuadrón de Bombarderos Expedicionarios durante su despliegue, llegaron a Guam el 11 de agosto, poco después de que Corea del Norte anunciara sus planes de lanzar misiles balísticos en territorio estadounidense si eran provocados. El día que llegaron, Trump tuiteó: “Las soluciones militares están ahora completamente en su lugar, cerradas y cargadas, si Corea del Norte actúa imprudentemente. ¡Ojalá que Kim Jong Un, encuentre otro camino! “

En los últimos cinco meses, los Lancers han llevado a cabo diversas misiones de entrenamiento conjuntas y bilaterales con la Marina y el Cuerpo de Marines de los EE.UU., La Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón, la Fuerza Aérea de la República de Corea y la Real Fuerza Aérea Australiana, según las noticias facilitas por la US Air Force.

Bombardero con capacidad nuclear B-52 H.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com