Los drones CH-4 de la Fuerza Aérea de Pakistán ayudan a las fuerzas talibanes en Panjshir.

La Fuerza Aérea de Pakistán (PAF) estaría ayudando a los talibanes en su intento de capturar la provincia afgana de Panjshir proporcionándoles drones armados CH-4 de fabricación china.

Los drones CH-4 tienen un aspecto casi idéntico a los MQ-9 Reaper de General Atomics, y la única diferencia visual entre los dos vehículos aéreos no tripulados es que la aleta ventral situada debajo de la cola en V del MQ-9 está ausente en el CH-4.

Diversas publicaciones en las redes sociales de personas familiarizadas con la situación afgana afirmaron que la PAF utilizó estos drones para lanzar bombas y envió a las Fuerzas Especiales a ayudar a los talibanes en su batalla contra la Alianza del Norte para capturar la desafiante provincia de Panjshir, según los informes.

Sin embargo, no hay confirmación ni de Pakistán ni de los talibanes sobre el uso de equipos militares pakistaníes o de fuerzas especiales en la provincia de Panjshir.  La presencia en Kabul del jefe de la agencia de inteligencia paquistaní, el teniente general Faiz Hamid, ha aumentado el misterio sobre la participación de Islamabad en el bando de los talibanes.

El domingo, el líder del Frente Nacional de Resistencia de Afganistán (NRFA), Ahmad Massoud, afirmó que los talibanes estaban respaldados por la PAF. El NRFA es una alianza militar de antiguos miembros de la Alianza del Norte y otros combatientes antitalibanes que siguen siendo leales a la República Islámica de Afganistán, creada tras la ofensiva talibán de 2021.

Massoud dijo que los talibanes no eran lo suficientemente fuertes como para atacar Panjshir, pero añadió que ahora estaban respaldados por drones y helicópteros pakistaníes. Massoud declaró que los talibanes están siendo apoyados por el teniente general Faiz Hamid, jefe de los ISI desde Kabul, que se encuentra en Afganistán para supervisar la formación del nuevo gobierno dirigido por los talibanes.

Se dice que China ha entregado un número no especificado de aviones no tripulados CH-4 a Pakistán en enero de 2021. Se desconoce cuándo y cómo, y si estos drones fueron entregados a los talibanes.

El dron CH-4 tiene un peso máximo de despegue de 1300 kg y una carga útil de 345 kg, además de su torreta electro-óptica y su radar de apertura sintética. La aeronave tiene una envergadura de 18 m y una longitud de 8,5 m. Está propulsado por un motor de pistón de 100 CV que le permite alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h y una velocidad de crucero de 180 km/h con una resistencia de hasta 40 horas.

Equipado con misiles aire-tierra como el AR-2, el CH-4 se presenta como una formidable arma de combate, especialmente cuando se enfrenta a objetivos que no disponen de tecnología de detección de drones.

Sin embargo, el portavoz del Frente de Resistencia, Fahim Dashti, rechazó la afirmación de los talibanes de haber tomado los distritos de Panjshir. “El Paryan de Panjshir ha sido completamente despejado de talibanes. Al menos, “1.000 terroristas” quedaron atrapados al cerrarse sus vías de entrada y salida. Todos los agresores fueron detenidos o muertos por la población local con el apoyo de las fuerzas de resistencia mientras huían. Un gran número de los detenidos son extranjeros y la mayoría de ellos son específicamente paquistaníes”, tuiteó Dashti.

El jefe de la Agencia de Inteligencia de Pakistán (ISI), el teniente general Faiz Hamid, llegó a Kabul el domingo para “proporcionar apoyo técnico a Afganistán para reanudar las operaciones en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul”, informó el medio afgano Tolo News.

Sin embargo, el medio de comunicación citó a un periodista local, Sami Yousufzai, diciendo: “Aunque Hamid dice que su visita es para asuntos de Afganistán-Pakistán y para los pasajeros afganos, creo que su viaje a Kabul ha causado preocupación entre los afganos y significa que Pakistán reconocerá el gobierno que los talibanes anuncien”.

Defense World

6 thoughts on “Los drones CH-4 de la Fuerza Aérea de Pakistán ayudan a las fuerzas talibanes en Panjshir.

  • el 6 septiembre, 2021 a las 18:10
    Permalink

    las armas,bombas, drones chinos no sirven, no matan,no hieren,no destruyen nada

    Respuesta
  • el 6 septiembre, 2021 a las 21:37
    Permalink

    Pakistan ya se ha quitado la careta. Ahora Biden ya tiene dos problemas. Y no seran los ultimos.

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2021 a las 17:55
      Permalink

      ¿Qué careta? Pakistán juega a lo suyo y lo suyo no es el terrorismo, como lo entendieron los talibanes antes de del 11S y antes de la consiguiente invasión norteamericana.

      Y lo de Pakistán es llevarse bien con los EE. UU. cuando les interesa. Y asociarse con China, pues ambos tienen en común a India como enemigo.

      En cuanto a ayudar a los talibanes, debe entenderse con que tanto China como Pakistan piensan poder influir en ellos para sus propios intereses. (Como hicieron los norteamericanos cuando dieron apoyo a los muhahidines en su día). Por lo visto, entienden que los de Panshir serían más bien aliados de occidente y por eso no tienen rubor ir en contra de ellos.

      Respuesta
      • el 7 septiembre, 2021 a las 17:56
        Permalink

        Lo de quitarse la careta no lo acabo de ver. Lo de Biden… eso viene de Obama primer y Trump después. De hecho, fue Trump quien más fuertemente impulsó la retirada. Biden “solamente” la ejecutó (y bastante torpemente). Sí, EE. UU. ha perdido un país amigo con frontera con China. Ellos lo habrán estudiado y se enfocarán más en el Pacífico y en el área en torno a Taiwan, pero, en mi opinión, es un paso atrás en la capacidad de amenazar a los chinos si se pasan de la raya.

        Claro que habría que ver qué coste suponía eso, de tener una posición en Afganistán. Es muy posible que los beneficios (ética aparte) se viesen ampliamente superados por los costes. Claro que eso también demuestra que no supieron gestionar bien la ocupación.

        Respuesta
  • el 7 septiembre, 2021 a las 09:12
    Permalink

    El que tiene otro problema es India.

    Respuesta
  • el 9 septiembre, 2021 a las 17:13
    Permalink

    La India tiene que espabilar, los moros no tardarán mucho en volver a montarle un pollo en Cachemira y los chinos en el Himalaya, y me apuesto a que esta vez iran juntos. La India debe de cerrar completamente el Indico a los chinos con ayuda de Malasia e Indonesia, y por supuesto, cerrarles a cal y canto el Estrecho de Malaca si advierten algún signo de hostilidad evidente china.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.