Los Estados Unidos y sus aliados hunden un barco de guerra en el Océano Pacífico durante el ejerció RIMPAC.

Bajo una lluvia de cohetes, misiles y torpedos el barco de la armada estadounidense USS Racine, es hundido finalmente en mitad del Océano Pacífico  a cuatro mil quinientos metros de profundidad.

Lo más destacado de cada ejercicio del RIMPAC, realizado en los años pares frente a las costas de Hawai, es el ejercicio de hundimiento, o SINKEX. La Marina de Estados Unidos, sus aliados y otros participantes disparan y prueban sus armas en vivo contra un viejo barco de guerra de los excedentes de la Marina, golpeándolo implacablemente hasta que desaparece bajo las olas. El ejercicio de este año le dio su protagonismo al ex USS Racine, un LST (Buque de desembarco de tanques) de la clase Newport, con una feroz despedida después de ser bombardeado desde el aire por cohetes de artillería guiados del ejército de los EE.UU., misiles anti-buque japoneses y finalmente un torpedo Mk.48 lanzado desde un submarino que lo mandó a pique a una profundidad de 15.000 pies.

En un video facilitado y producido por el Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, explica que el Racine fue remolcado fuera de Pearl Harbor por el remolcador USNS Sioux a varias millas de distancia frente a la costa de la instalación de Alcance de Misiles del Pacífico de Kauai con suficiente profundidad para no provocar accidentes en el tránsito marino.

Un marinero de la Marina de los EE. UU. Comprueba un Mk. 48 torpedos ADCAP utilizados para hundir el ex USS Racine, RIMPAC 2018.

El SINKEX es tan respetuoso con el medio ambiente como lo es hundir un buque de guerra. Como explica la Marina, “Cada SINKEX está obligado a hundir el casco en al menos 1.000 brazas (6.000 pies) de agua y al menos a 50 millas náuticas de la tierra. Se realizan estudios para asegurar que las personas y los mamíferos marinos no se encuentren en un área donde puedan verse perjudicados durante el ejercicio”.

El Racine, al igual que todos los buques de guerra que son previamente seleccionados para un SINKEX, son limpiados rigurosamente de materiales peligrosos, un proceso que se describe como la eliminación de “bifenilos policlorados (PCB), transformadores y condensadores grandes, todos los condensadores pequeños en la medida de lo posible, basura, materiales flotantes, materiales que contienen mercurio o materiales fluorocarbonos y elementos sólidos fácilmente desmontables de PCB. El petróleo también se limpia de todos los tanques, tuberías y depósitos”.

Este año, las fuerzas terrestres, submarinas y aéreas tomaron parte en el SINKEX. La Real Fuerza Aérea Australiana disparó desde el aire, lanzando un misil anti-buque Harpoon desde un avión de patrulla marítima P-8A Poseidón.

En otra parte del complejo ejercicio, se envió un avión Japonés P-3C Orion para localizar al Racine con gran cantidad de interferencias simuladas para dificultar el ejercicio, también ha participado un UAV Gray Eagle (Águila Gris) del Ejército de los EE.UU. y un  Apache AH-64 que salieron de sus bases para encontrarse con el objetivo. El helicóptero del Ejército pasó los datos a las fuerzas estadounidenses y japonesas. Un equipo del ejército de Estados Unidos lanzó un misil de ataque naval de fabricación noruega, mientras que los japoneses lanzaron cuatro misiles anti-buque terrestres del modelo12. Los cinco misiles alcanzan sus objetivos.

Un misil antibuque terrestre tipo 12 de la Fuerza de Autodefensas Ground de Japón despega, se dirige hacia el ex USS Racine a 63 millas de distancia.

También hubo otra parte de las pruebas que no se han dado a conocer. Según el periódico de las islas Honolulu Star-Advertiser, el ejército de EE. UU. disparó cinco cohetes guiados del Sistema de Cohetes de Lanzamiento Múltiple Guiado de Precisión (GMLRS) contra el objetivo. Normalmente, el GMLR tiene un alcance de alrededor de 43 millas, pero de acuerdo con las regulaciones de SINKEX, el objetivo debe estar al menos a 57 millas de la costa. El Star-Advertiser también señala que el misil Naval Strike se disparó con un alcance de 63 millas, y la base de Barking Sands no está a esa distancia. Algunos se preguntan cómo o desde dónde llegaron los GMLRS al objetivo?

El vehículo de lanzamiento del GMLRS, un camión de artillería de cohetes HIMARS, podría haber estado estacionado en la cubierta de vuelo de un buque de la Marina de los EE. UU., ya en 2017 los Marines lo hicieron desde un barco. Esto se celebró como un gran acto de cooperación entre los servicios de la Armada. Esta vez no hubo celebración, y en el Twitter de la Marina se confirma que ningún barco de superficie participó en el ejercicio, solo aviones, submarinos y activos terrestres. El servicio de distribución de medios DVIDS del Departamento de Defensa también confirma que el cohete GMLRS estaba en tierra, en Barking Sands , cuando se realizó el lanzamiento.

HIMARS lanza el vehículo en Barking Sands.

Otra posible respuesta es que el ejército estaba probando un nuevo cohete. Actualmente se conoce que el Ejército está probando una nueva versión del cohete GMLRS de mayor alcance. El TC-GMLRS tiene un alcance de hasta 90 millas y fácilmente pudo ser guiado hasta su objetivo mediante el UAV Gray Eagle.

Como golpe de gracia al desafortunado Racine, el submarino de ataque nuclear USS Olympia lanzó un misil Harpoon y un torpedo pesado Mk.48 que finalmente hundió al LST a una profundidad de 15.000 pies.

Kyle Mizokami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com