Los F-16 belgas vuelan treinta misiones en el primer mes de su despliegue en el Medio Oriente.

Desde el 1 de octubre, el componente aéreo belga está participando en la lucha contra el Estado Islámico (Daesh) en el marco de la Fuerza de Tareas Conjuntas Combinadas – Operation Inherent Resolve (CJTF – OIR).

La operación belga, denominada Operación Halcón del Desierto (ODF), consiste en un destacamento de 117 soldados, procedentes principalmente de la base aérea de Florencia, y cuatro cazas F-16 MLU. Durante estos treinta días, los aviones de combate F-16, ya han participado en 30 misiones diferentes sobre Irak y Siria. Cada misión es llevada a cabo por dos aviones.

“Por ahora, todo está bien” especifica Maxime, oficial de asuntos públicos del destacamento por teléfono. “Mientras se sigan estrictamente las normas de seguridad, podremos proteger al personal contra la pandemia de COVID-19. Las misiones continúan sin cesar y nuestros miembros se preparan para la llegada del próximo destacamento. El destacamento de Protección de las Fuerzas Armadas Holandesas, que llegó el 27 de octubre, se encarga de la vigilancia y la seguridad de nuestra instalación y nuestros aviones. El domingo 8 de noviembre, nuestros pilotos llevaron a cabo la 30ª misión operativa, totalizando 286 horas de vuelo. Eso son 30 misiones en 30 días. La operación se desarrolla sin problemas”.

“Además de nuestras misiones diarias, la semana pasada nos centramos en la cooperación internacional”, dice el oficial de asunto públicos por teléfono. El destacamento comparte una alta interoperabilidad con las fuerzas alemanes y estadounidenses que también se encuentran destacas en la base. Nuestros colegas del contingente alemán aprenden más sobre las capacidades del despliegue, así como las de nuestros aviones de combate F-16. El pasado se celebró una ceremonia con banderas en presencia de un pelotón belga, holandés y alemán. Pequeños esfuerzos que aportan gran significado y que son muy apreciados en el campo de la cooperación internacional”.

El 26 de junio, a petición del Ministro de Defensa, el gobierno belga aprobó el despliegue de cuatro aviones de combate F-16 en Irak y Siria por un período de un año como parte de la lucha contra el Daesh. El próximo destacamento estará compuesto principalmente por soldados de la base aérea de Kleine-Brogel. Actualmente están en cuarentena obligatoria para su salida prevista para el próximo lunes 23 de noviembre.  

Belgian Air Force

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com