Los F-16 de la USAF vigilarán los cielos de Bulgaria para la OTAN.

Durante las próximas cuatro semanas, los F-16 de la USAF y los aviones de combate de la fuerza aérea búlgara volarán las patrullas aéreas de la OTAN sobre Bulgaria para proteger el espacio aéreo de la nación, mejorar la interoperabilidad de la Fuerza Aérea con sus homólogos, y servir como una muestra “de la solidaridad aliada”, anunció la OTAN y la USAF el 28 de septiembre.

“Aproximadamente 140 personas y seis F-16 del 555 Escuadrón de Cazas desplegados en apoyo de la misión Aliada junto con varias unidades de la Base Aérea de Aviano, en Italia, y aviadores asignados a la 435ª Ala de Operaciones Aéreas Terrestres, de la Base Aérea de Ramstein, en Alemania”, indica el comunicado de la 31ª Ala de Cazas.

Los F-16 participantes servirán como una fuerza de respuesta rápida para los aviones que caigan en peligro o desafíen las reglas de vuelo internacionales y avancen hacia el espacio aéreo soberano de las naciones de la OTAN, explica un comunicado del Comando Aéreo Aliado de la OTAN sobre la misión. Esta tarea es parte de las crecientes “medidas de policía aérea en la región” de la alianza, que implementó como reacción a la actividad rusa en Ucrania, incluyendo la anexión de Crimea, señala la OTAN.

“Seis aviones F-18 canadienses también están operando en la región en el marco de la misión de la OTAN, desde la vecina Rumania”, se indica en el comunicado.

La Base Aérea Graf Ignatievo (Bulgaria) también servirá de base para los F-16 estadounidenses que participan en la misión de policía aérea.

La 31ª Ala de Cazas y la 435ª Ala de Operaciones Aéreas en Tierra de la Base Aérea Ramstein enviaron previamente aviadores y el 555 Escuadrón de Cazas F-16 a la base del 18 al 25 de septiembre para el ejercicio Viper 20 Tracio. El ejercicio de entrenamiento multilateral ayudó al escuadrón Triple Níquel a practicar despliegues ágiles en el teatro de operaciones, así como a desarrollar procedimientos locales para las operaciones de los F-16 en Graf Ignatievo, dijo el mayor Rohan Naldrett-Jays, jefe de estandarización y evaluación del escuadrón.

“La participación del Triple Níquel en la policía aérea de la OTAN nos permite demostrar una disuasión y defensa integral a través de la interoperabilidad conjunta y combinada”, afirma el director de operaciones del escuadrón de cazas 555, teniente coronel Brian Lewis. “Conjuntos de misiones como estos no sólo refuerzan la capacidad y la preparación de la Alianza, sino que generan un aprecio por las contribuciones de los aliados y socios. Operar juntos es crucial para nuestra eficacia”.

Jennifer-Leigh Oprihory

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com