Los pilotos de los aviones espía U2 también utilizan las señales de los satélites rusos, chinos y europeos

En 2018, Noruega acusó a las fuerzas rusas de interferir el sistema de rastreo satelital GPS durante el ejercicio organizado por la OTAN Trident Juncture. Esto afectó a la seguridad del transporte aéreo civil. Además, varios barcos  habían informado previamente problemas con el GPS mientras transitaban por el estrecho de Kerch, que une el Mar Negro con el Mar de Azov.

“Rusia continúa desempeñando un papel pionero en este ámbito [la interferencia de señales GPS], demostrando su voluntad no solo de desplegar estas capacidades para la protección de instalaciones de importancia estratégica, sino también para utilizarlas para promover sus actividades en las fronteras de Siria y Europa”, concluye un informe del Centro de Defensa Avanzada [C4ADS], de un centro de estudios con sede en Washington.

Sin embargo, la edición 2018-1 de Red Flag, un importante ejercicio aéreo que se organiza regularmente en la base de Nellis [Nevada], se centró en la capacidad de operar con señales GPS codificadas. La lista de participantes se había reducido a solo dos invitados, la Royal Air Force y la Royal Australian Air Force. “Vamos a probar cosas nuevas y diferentes”, dijo el comandante del 414° Escuadrón de entrenamiento de combate de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Sin embargo, la 9ª Ala de Reconocimiento, que utiliza los famosos aviones espía U-2 “Dragon Lady”, ha encontrado una solución para remediar la interferencia de las señales GPS.

“Los pilotos que vuelan en los U2 ahora tienen un reloj que está conectado al GPS, pero también a los sistemas de navegación por satélite BeiDou (China), GLONASS (Rusia) y Galileo (Europa), de modo que si alguien bloquea el GPS, siempre tienen acceso a los otros sistemas de posicionamiento por satélite, dijo el general James Holmes, jefe del Comando de Combate Aéreo.

Sin embargo, Holmes no especificó el tipo de reloj que utilizan los pilotos de U-2. La web Defense One, que recogió las palabras del jefe del Comando de Combate Aéreo, recordó que la Fuerza Aérea había pedido 100 relojes D2 Charlie del fabricante  Garmin.

Garmin, la empresa que desarrolla y fabrica dispositivos de GPS para el ámbito civil, anunció que el reloj Charlie aviador D2 había sido seleccionado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para ser utilizado por los pilotos de U-2 de Lockheed Martin.

El manual del usuario de este reloj [que cuesta casi 1.000 euros] especifica en realidad que puede recibir tanto señales GPS como de Glonass. Pero no menciona los otros sistemas BeiDou y Galileo. 

“El uso de la opción GPS + GLONASS le permite mejorar el rendimiento en entornos extremos y adquirir su posición más rápidamente. Usar la opción GPS + GLONASS consume más energía que la activación de la opción GPS solamente. La opción UltraTrac permite registrar los puntos de ruta y los datos de los sensores con menos frecuencia”, explica.

Laurent Lagneau

2 thoughts on “Los pilotos de los aviones espía U2 también utilizan las señales de los satélites rusos, chinos y europeos

  • el 10 marzo, 2020 a las 13:59
    Permalink

    Los aliados no deberia quejarse, deberian aprovechar la oportunidad de saber que pueden ser interferidos, deberian tener encriptada y ofuscada hace rato la informacion gps militar y deberian desarrollar metodos alternativos de localizacion, como por ejemplo, el reconocimiento automatico y de alta precision de la geografia (si se pudo hacer en los ochenta con los misiles crucero, mejor podria hacerse ahora).

    Y los rusos deberian haber ocultado su capacidad de interferir el gps. Las fanfarronadas cuestan caras.

    Respuesta
  • el 14 junio, 2020 a las 05:00
    Permalink

    Como siempre los rusos son incapaces de crear, ahora en destruir sabotear y crear caos no hay quien les gane.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.