Los submarinos rusos utilizan proyectiles no guiados para romper la capa de hielo en el Ártico.

La Armada rusa está utilizando proyectiles propulsados ​​por cohetes para romper las gruesas capas de hielo del Ártico diseñados y probados para los últimos submarinos nucleares rusos. Los proyectiles crean un agujero para que los submarinos puedan disparar sus misiles. La navegación bajo el hielo y la superficie son los elementos más complicados. Un error con los grandes bloques de hielo sumergidos, puede dañar el casco del submarino o quedar atascado en el hielo. 

Los nuevos proyectiles son probados en los submarinos de clase Borey, proyecto 955 y de la clase Yasen, del proyecto 885, según fuentes del Ministerio de Defensa. Las municiones sin guía propulsadas por cohetes confirmaron la capacidad de romper cualquier capa de hielo. Los proyectiles son necesarios para asegurar el lanzamiento de los misiles desde debajo del agua y para emerger a la superficie balsas de rescate para evacuar a una tripulación en peligro. 

Las primeras pruebas de las nuevas municiones se realizaron en el verano de 2014. Fueron disparadas sin ojiva, pero con el motor en funcionamiento.

“Los submarinos nucleares tienen que operar en cualquier situación. No pueden depender del medio ambiente”, ha declarado el Contralmirante y ex comandante de submarinos, Vsevolod Khmyrov.

“Al recibir una orden para disparar, deben cumplirla lo antes posible. El hielo no debe ser un obstáculo. Hacer un agujero en él es una táctica para un ataque oportuno con misiles. Un submarino puede romper el hielo con su casco, pero corre el riesgo de dañarse. Si el tiempo lo permite, los submarinos buscan los agujeros existentes o navegan para despejar el agua de bloques flotantes”.

Submarino K-560 Severodvinsk clase Yasen

El Océano Ártico es una región importante para las operaciones submarinas, declaró el experto Dmitry Boltenkov. “Navegar bajo el hielo del Ártico es peligroso, pero ofrece claras ventajas. Los satélites, aviones y helicópteros no ven los submarinos y es inútil arrojar boyas acústicas, ya que estas caerán sobre el hielo. Por lo tanto, es imposible detectar un submarino bajo el hielo, además, los submarinos pueden acercarse secretamente a Alaska bajo el hielo o evitar Groenlandia desde el norte y entrar en el Atlántico”, añadió.

La marina soviética usó torpedos ordinarios para romper el hielo. Sin embargo, no fueron tan efectivos como se esperaba. El mando se dio cuenta de que se necesitaban nuevos medios.

En la actualidad, todos los submarinos nucleares se  entrenan navegando en y bajo hielo. Estados Unidos entrena a los submarinistas de manera diferente. Por lo general, deben cumplir una misión de combate en caso de guerra. Pero no todos los submarinistas conocen la navegación en el Ártico. Sin embargo, la Marina de Estados Unidos ha intensificado últimamente el entrenamiento en el Ártico y en los mares adyacentes.

La importancia militar y económica del Ártico ha aumentado en los últimos tiempos. El calentamiento global y la disminución del hielo hacen que la Ruta del Mar del Norte sea más rentable frente a otras rutas entre Asia y Europa. Potencialmente puede transportar la mitad de todas las cargas euroasiáticas. La facturación comercial se estima en cientos de miles de millones de dólares.

Funcionarios estadounidenses afirman que la Ruta del Mar del Norte debería estar abierta para toda la comunidad mundial. En 2018, el buque de asistencia Rhone de la Armada francesa la navegó sin aviso previo a las autoridades rusas.

Navy Recognition 

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com