Los Typhoon británicos utilizan por primera vez los misiles de crucero Storm Shadow.

Los aviones de combate Typhoon FGR4 de la Real Fuerza Aérea británica han empleado por primera vez en combate el misil de crucero Storm Shadow. El misil se ha utilizado para atacar objetivos del ISIS ocultos en cuevas en el norte de Irak como parte de la Operación Shader del Reino Unido que se está llevando a cabo contra el Daesh en Irak y Siria.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha confirmado el ataque aéreo con el Typhoon contra los complejos de cuevas al suroeste de Erbil. Si bien el arma había sido utilizada anteriormente en combate por el avión de ataque Tornado GR4 de la Real Fuerza Aérea (RAF), ya retirado, este es el primer uso con los Typhoon de la RAF.

Un Typhoon de la RAF se prepara para una incursión sobre el Medio Oriente para la Operación Shader. El avión está armado con dos misiles de crucero Storm Shadow debajo de sus alas.

Para la misión, que tuvo lugar el pasado jueves, el Storm Shadow fue seleccionado como “el arma más apropiada para la tarea”, después de que las fuerzas iraquíes identificaran “un número significativo” de combatientes del ISIS en las cuevas. Dos Typhoon FGR4, con base en la RAF de Akrotiri, en la isla de Chipre, en el Mediterráneo oriental, fueron los encargados de realizar el ataque aéreo, en apoyo de las fuerzas terrestres del Servicio de Lucha contra el Terrorismo (CTS) iraquí.

La incursión fue precedida por la vigilancia de la zona por parte del CTS el 10 de marzo, para confirmar que no había civiles en peligro, y, tras la misión Storm Shadow, “se confirmó que las armas habían alcanzado sus objetivos con precisión”, según el Ministerio de Defensa.

Técnicos de armas de la RAF cargando un misil de crucero Storm Shadow en un Typhoon.

El 11 de marzo también se produjeron ataques de seguimiento en la misma zona remota y montañosa, esta vez con dos Typhoons de la RAF que emplearon seis bombas de precisión Paveway IV de 500 libras contra combatientes del ISIS en otros dos lugares.

Un grupo diferente de cuevas fue atacado el 12 de marzo, con los Typhoons empleando ocho Paveway IV, y de nuevo dos días después, utilizando seis de las mismas armas.

“En cada ocasión, nuestras tripulaciones aéreas han puesto el máximo cuidado en comprobar que no había indicios de civiles en la zona antes de realizar los ataques y en la vigilancia posterior para garantizar su finalización con éxito”, declaró el Ministerio de Defensa.

Estas últimas misiones confirman que, aunque el ritmo de las operaciones aéreas ofensivas del Reino Unido en Oriente Medio ha disminuido, la RAF sigue estando muy pendiente y activa cuando se le requiere.

También es revelador que, al emplear el Storm Shadow, el Typhoon ha asumido el relevo del Tornado GR4 de ala variable, cuya retirada, fue en 2019.

Para permitir la retirada del Tornado, el Reino Unido tuvo que asegurarse primero de que el Typhoon fuera capaz de emplear las armas clave aire-tierra que habían sido utilizadas por el Tornado, bajo un programa con nombre en clave Centurion. Además del Storm Shadow -que fue utilizado por primera vez por el Tornado durante las fases iniciales de la invasión de Irak en 2003 y posteriormente durante la campaña aérea sobre Libia en 2011- el Typhoon fue autorizado a utilizar el misil antiblindaje de precisión Brimstone. El Paveway IV ya estaba disponible para el Typhoon de la RAF.

Las modificaciones del programa Centurion realmente empezaron a llegar a los Typhoon de la RAF a principios de 2018, comenzando con el misil aire-aire de alcance superior al visual Meteor, y luego el Storm Shadow, bajo la Fase 2 de Mejora (o P2E). El Brimstone se añadió posteriormente bajo la P3E y fue utilizado por primera vez en combate por los Typhoons de la RAF a principios de 2019.

Teniendo en cuenta que el Storm Shadow está a disposición del Typhoon de la RAF desde hace unos tres años, podría parecer sorprendente que no se haya utilizado antes en combate. Sin embargo, esta arma de separación está, como subraya el fabricante MBDA, “diseñada para satisfacer los exigentes requisitos de los ataques preplanificados contra objetivos fijos o estacionarios de alto valor”.

El misil tiene un alcance de más de 155 millas y su cabeza de guerra BROACH es del tipo tándem, lo que garantiza la penetración de objetivos endurecidos, como búnkeres o incluso algunos complejos de cuevas. La ojiva utiliza una carga precursora para atravesar las estructuras endurecidas, seguida de la carga principal, que puede activarse para el modo de penetración cuando sea necesario, lo que significa que se detona después de atravesar el objetivo. El sistema de guiado del misil combina un sistema de navegación inercial, un GPS y una referencia al terreno.

Thomas Newdick

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.