Los UAV de combate MQ-9 Reaper de Estados Unidos tienen un nuevo rival.

China ha finalizado el diseño de un nuevo UAV y está lista para producirlo en masa. El nuevo dron viene con la intención de competir con el exitoso MQ-9 Reaper utilizado por las fuerzas estadounidenses que lo emplean en cualquier parte del globo. Este nuevo vehículo puede ser armado con misiles o bombas y también puede transportar sistemas aerotransportados de alerta temprana para vigilancia.

El CH-5 Rainbow es un vehículo aéreo no tripulado producido por la Corporación Aeroespacial de Ciencia y Tecnología de China y puede transportar hasta 1.000 kilos de equipo y armas con capacidad para transportar hasta 16 misiles aire-tierra aunque su mayor capacidad alcanzada en los ensayos, ha sido de 24 misiles en un solo vuelo.

En comparación con el General Atomics MQ-9 Reaper de Estados Unidos, un vehículo aéreo no tripulado considerado por analistas occidentales como el mejor de su clase, el CH-5 puede llegar a ser superior cuando se trata de la duración del vuelo y la capacidad para realizar adecuadamente una función.

Dos veces más grande que sus predecesores de la familia Caihong, el nuevo dron puede permanecer en el aire durante unas 60 horas y operar a una altitud de hasta 9.000 metros. Su alcance máximo actual es de 6.500 kilómetros, y en una futura mejora le permitirá volar hasta los 10.000 kilómetros de distancia, agregó Shi Wen, ingeniero jefe del drone.  Añadió también, que los diseñadores planean desarrollar un CH-5 que sea capaz de permanecer en el aire hasta 120 horas, con un alcance de 20.000 kilómetros.

Otras de las ventajas incorporadas, es que el CH-5 es capaz de llevar un sistema de alerta temprana aerotransportada e instrumentos de guerra electrónica para recoger inteligencia electrónica. El dron además, puede perturbar comunicaciones y radares enemigos.

Incluso comparado con su principal competidor, el estadounidense General Atomics MQ-9 Reaper, el CH-5 todavía tiene una ventaja por su larga duración de vuelo y carga útil masiva. El MQ-9 Reaper (Segador) sólo puede operar 14 horas en combate completamente cargado con 14 misiles AGM-114 Hellfire y un techo de vuelo de 15.000 metros.

El fabricante no ha querido informar los países interesados en el nuevo UAV chino pero ha considerado como factible que países como los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Arabia Saudita han comprado anteriormente aviones teledirigidos chinos después de haber sido menospreciados por fabricantes de aviones no tripulados estadounidenses.

También ha señalado que el CH-5 tiene un coste por unidad del cincuenta por ciento más barato que el US Reaper.

Medios especializados en este tipo de vehículos, consideran que el dron chino tiene una debilidad en comparación con sus homólogos estadounidenses. El Reaper puede subir a una altura de entre 12.000 y 15.000 metros. Esto le permite que el dron estadounidense se mantenga por encima del alcance de la mayoría de los incendios en tierra. Por su parte, el CH-5 de China no puede operar a más de 9.000 metros, lo que le hace vulnerable a algunos armamentos antiaéreos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *